NACIONALISMOS EUROPEOS

 

Cada uno a lo suyo, hacia adelante,

y al final todos contra todos, sin poder volver atrás

 


Nacionalismo ruso, de corte comunista y 1º en imponerse por obligación a sus ciudadanos

Madrid, 1 mayo 2018
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

            El fenómeno nacionalista había surgido de forma políticamente expresa con el Discurso a la Nación alemana-1808 de Fichte, influyendo sobremanera en la mentalidad de los procesos unificadores nacionales del s. XIX. No obstante, no sacó a la luz toda su voracidad hasta el contexto exterior de competencia colonial de inicios del s. XX, cuando había que tener más energía que el vecino, y hacer trincheras defensivas en caso de guerra. Tras la I Guerra Mundial, el delirio nacionalista cristalizó por toda Europa y en todas sus vertientes, desembocando tristemente en la II Guerra Mundial.

a) Nacionalismo ruso

            A nivel social Rusia era un Imperio rural (95%) y analfabeto (80%), sin ciudades, burguesía, intelectualidad ni industria[1], donde la propiedad de la tierra estaba en pocas manos y aún se mantenía en algunas zonas el feudalismo. Sus 122 millones de habitantes eran ortodoxos en un 55%, y apenas 2,2 millones eran obreros.

            A nivel legal Rusia mostraba carencia en estructuras modernas, pues no había llegado el derecho civil ni leyes ilustradas, y sus instituciones eran ineficientes y estaban lejos de poder movilizar la sociedad. El ejército era aparentemente moderno, pero en realidad no pasaba de mesnada nobiliaria: los soldados eran campesinos y sus oficiales eran los nobles.

            A nivel económico Rusia constituía un auténtico estado patrimonial, en que el estado zarista controlaba el comercio, la industria, los monopolios e impuestos, la venta de grano al exterior y el alza de precios. Tampoco disponía de recursos financieros, su política económica giraba en torno a la grandeza imperial, y los beneficios se invertían en gastos suntuosos y armamento.

            A nivel político en Rusia no existía oposición, sino residuales grupos socialistas y anarquistas que tenían poca cabida social. Solían ser universitarios que criticaban a la monarquía y pedían la democratización francesa o el marxismo alemán. La izquierda rusa se había organizado en torno al Partido Obrero desde 1898, estaba alejada de la revolución[2] y su única salida era la de provocar atentados para llamar la atención. Además, la policía zarista era eficiente y los tenía a raya, y ellos tampoco tenían nada que ofrecer a la sociedad.

            En 1867 había empezado la liberación de la servidumbre, en la que el siervo tenía que pagar 49 anualidades si quería conseguir su liberación. Tras ella, todos los que pudieron liberarse organizaron su economía a través de la comuna, futura causa de:

-movilización de los campesinos contra el gobierno,
-causa de que el proyecto capitalista fracasase.

            En 1903 el Partido Socialdemócrata ruso se dividió, en su II Congreso Socialista Ruso, en dos: mencheviques y bolcheviques. Sus diferencias iniciales eran escasas, pero las rencillas entre sus líderes eran palmarias. En 1912 se forman dos partidos absolutamente distintos, aunque caminen juntos en los puntos esenciales.

a.1) Revolución rusa de 1905

            Necesitó de un factor externo para poder triunfar, como fue la Guerra ruso-japonesa-1904[3]. Pues en ella:

-los jóvenes tuvieron que ir al ejército, y allí convivieron y hablaron de todos sus ambientes,
-los políticos opositores pudieron expandir sus ideas, ante unas condiciones de vida extremas.

            Y es que todo el mundo estaba convencido de que la victoria rusa sería absoluta y rápida, y sin embargo el armamento ruso fue de desastre en desastre, tanto por tierra como por mar[4].

            Así, en enero 1905 una Asamblea de Trabajadores Rusos, monárquica y al mando del sacerdote Gapón, organizó una manifestación popular pidiendo al zar paz y alimentos. El ministro de Gobernación no se lo pensó, y ordenó disparar a las fuerzas de choque[5], provocando una masacre de mujeres, viejos y niños.

            La masacre generó un movimiento social de repulsa. Por la masacre ocurrida y por la crisis que la guerra había provocado. Así, empezaron a criticarse de forma nacional:

-las malas condiciones en el trabajo, porque los hombres estaban en la guerra y tenían que ser las mujeres las que trabajaran,
-la falta de suministros y alimentos, pues los transportes estaban siendo utilizados para la guerra y los alimentos no podían salir del campo.

            Poco a poco empezaron a producirse huelgas nacionales en Moscú y San Petersburgo, a través de los soviets de diputados obreros[6]. A lo que se sumó la sublevación del acorazado Potemkin[7], que obligó a Nicolás II de Rusia a abrir la mano y pedir cambios a su ministro Witte[8].

            La creación de la Duma por parte de Witte intentó varias veces reaccionar, pero el zar la disolvió siempre que quiso. Se trataba de un parlamento bicameral, con 1 cámara urbana y 1 cámara campesina, y sistema de sufragio universal censitario[9].

            Tras lo cual Nicolás II de Rusia empezó a tomar la iniciativa por su cuenta, destituyendo a Witte por Stolypin, y tomando las medidas de:

-disolver la comuna campesina, que impedía la acumulación capitalista[10],
-perdonar los últimos tramos de la redención en metálico de los siervos.

            La revolución de 1905 fue, en resumen, una revolución nacional fracasada[11]. Pudo haber sentado las bases del futuro, pero el zar no quiso, y reprimió todo intento de movilización[12].

a.2) Revolución rusa de 1917

            Desde 1905 habían estado empeorando las condiciones de vida en Rusia, a ritmos alarmantes. Sobre todo tras el estallido de la I Guerra Mundial-1914, en que el sistema económico ruso había quedado bloqueado, anulada la producción[13] y acaparados los ferrocarriles.

            El proletariado urbano empezó entonces salir a las calles, empujado por el hambre. Hasta que el 23 febrero 1917 se produce la manifiestación de 80.000 obreros industriales para pedir pan, con ocasión del día de la mujer trabajadora.

            Una huelga nacional del 25 febrero paralizó el país y se sumó a las reivindicaciones obreras. La policía, ejército y cuerpo cosaco de carga fueron reclamados para enfrentarse a los huelguistas. Pero aquí se produjo lo nunca visto: la negación a disparar, la identificación de los represores con la causa reprimida, y el paso de soldados al bando revolucionario nacional.

            El 28 febrero estalló la revolución menchevique en San Petersburgo, y sus revolucionarios detuvieron a varios ministros. El zar pierde así las riendas del sistema, y la Duma lo obliga a abdicar. La abdicación de Nicolás II de Rusia tuvo lugar el 3 marzo, en manos de su hermano Alejandro. Pero los revolucionarios nacionales no aceptan a Alejandro.

            El vacío de poder fue total. La Duma nombró un gobierno provisional dirigido por Kerensky e integrado por el Partido Kadete y los soviets urbanos. Pero la falta de unión entre la Duma burguesa y los soviets obreros es total, y hace que paralelamente empiecen a surgir movimientos regionales en Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Finlandia, Georgia, Azerbaiyán, Armenia, Ucrania, Bielurrusia… a favor de su independencia.

            Kerensky planteó entonces un programa revolucionario, con los puntos de:

-amnistía para todos los presos políticos,
-libertad de palabra, asociación y religión,
-abolición de los privilegios nobiliarios,
-convocatoria de una asamblea constituyente,
-elección del gobierno por sufragio universal,
-aumento de salarios y reducción de horas de trabajo,
-contención de la inflación, ante la falta de abastecimiento,
-supresión de la policía y ejército, y creación de una guardia nacional.

            Los soviets empezaron a aglutinar a todos los obreros, campesinos y soldados, dándoles una profunda conciencia de clase y grupo cohesionado. La prensa los apoyó, y empezó a pedir una dictadura nacional proletaria que garantizase:

-el triunfo de las clases trabajadoras,
-la abolición de cualquier sistema democrático.

            Al mismo tiempo los bolcheviques se empezaron a hacer con todas las armas depuestas, de cara a quitar al Partido Kadete del medio. Pues repudiaban pactar con ellos, y por otro lado apenas tenían peso en la sociedad. También se fueron haciendo con los trabajadores ferroviarios, y empezaron a configurar su propia Guardia Roja, al mando de Trotsky.

            Esto embraveció al ejército, que al mando de Kornilov propició el Golpe de estado de Septiembre-1917 en San Petersburgo, tratando de recuperar el control militar y social. No para volver a la monarquía pero sí con la idea de eliminar una posible dictadura de las masas[14]. No obstante, el golpe fracasó, aplastado por un Kerensky que lanzó contra él la Guardia Roja de Trotsky.

            Desde este momento, Kerensky tuvo que dejar libertad de movimientos a los bolcheviques[15], y éstos empezaron a crecer en la calle[16]. Fue el momento en que surgió Lenin, que por su cuenta decide lanzarse a la Revolución de Octubre-1917, ante la acentuación del hambre ciudadano[17]. La apuesta de Lenin era arriesgada y apenas tenía fuerza para hacerse con el control[18], pero pilló a Kerensky desprevenido[19]. Así, logró hacerse con el control de las ciudades, tomó el Palacio Invernal de San Petersburgo y expulsó al gobierno provisional de San Petersburgo en pleno.

            Conseguido el poder nacional por parte de los bolcheviques, éstos encontraron escasa masa afín en las ciudades. Se habían hecho con el control de las instituciones, pero la masa ciudadana seguía en manos de los mencheviques. Así, plantearon para hacerse con el populacho:

-firmar la paz en la I Guerra Mundial, bajo la fórmula de palo y zanahoria[20],
-sustituir la aburguesada Asamblea Constituyente, por una Cámara Común de los Soviets
[21].

            Paralelamente, Lenin inició el exterminio de enemigos potenciales a su proyecto nacional, tanto mencheviques como militares, nobles, regionalistas, clérigos… Lo hizo a través de sus checas-tribunales, y consiguió que el Partido Bolchevique fuese el único superviviente del proceso[22].

a.3) Ascenso de Lenin

            Tras haber permanecido clandestino desde inicio de s. XX, el socialismo ruso había ido radicalizando sus posturas en Alemania, y fortaleciendo sus ideas desde la clandestinidad[23]. A la renuncia voluntaria del zar Nicolás II, Lenin y Trotsky decidieron echar el resto.

            A su grupo de socialistas exiliados lo había llamado Lenin bolchevique[24], frente a sus rivales socialistas del interior de Rusia, al que había llamado menchevique[25]. Su eclosión en Rusia fue brutal, despojando del poder a Kerensky[26], imponiendo su lema de “Paz[27], tierra para los campesinos y todo el poder para los soviets[28]”, y ocupando rápidamente todos los lugares del poder[29].

            Los primeros meses tras su Golpe de Estado fueron una luna de miel para Lenin. Obtuvo la paz con Alemania[30], se ganó el control de la industria pesada[31], expropió todas las tierras de la Iglesia[32] y se apoderó de las unidades militares de San Petersburgo. Renovó a Trosky como jefe del ejército rojo[33], a Stalin lo puso al mando de las nacionalidades rusas, y alentó a los campesinos a ocupar tierras.

            Hasta que Lenin sufrió en sus carnes un propio atentado terrorista, varios desafíos armados[34], y se dio cuenta de que sólo con terror nacionalista rojo podría defender su revolución, eliminando para ello a todos sus enemigos[35]. Por medio de su guardia roja, ordenó la ejecución de 12,7 millones de seres humanos, de 1917 a 1922.

a.4) Represión de toda resistencia interna

            El conglomerado interno ruso que se encontró Lenin era mucho mayor que todo el europeo junto, tanto en número de nacionalidades cuanto en integración de culturas. Y eso que Rusia:

-permitía los matrimonios mixtos,
-logró reunir bajo el Mir a los pueblos más dispares
[36],
-contó con una literatura, música y ciencias en los mismos niveles que Europa.

            El genocidio ruso de Chequia se consumó en 1918, provocado por voluntarios regionalistas checos que se había puesto al servicio de Rusia para luchar contra Alemania, y obtener así su independencia de Austria. Pero al estallar la revolución bolchevique se habían convertido en ejército autónomo, ocupando un vasto territorio entre los Urales y Moscú, y proclamando su almirante Kolchak la independencia chequia. Las tropas checas de seguridad en el Volga fueron destrozadas por el ejército ruso, una vez que los bolcheviques se hicieron con el poder.

            El genocidio ruso de Bielorrusia se produjo a causa de la complicidad y apoyo bielorruso a que Rusia fuese invadida por Europa en 3 áreas, todas en dirección a Moscú:

-entre el Volga y los Urales, al mando de Denikin, y con el apoyo de ingleses y franceses,
-en Siberia, al mando de Kolchak y con el apoyo de estadounidenses y japoneses,
-en los Países bálticos, al mando de Yudenich y con el apoyo alemán, que se plantó a 34 km. de San Petersburgo.

            Los 3 ejércitos estaban perfectamente organizados, pero se encontraron con la falta de apoyo campesino, que no veía en los bielorrusos a los liberadores de Rusia sino a unos mercenarios que saqueaban sus propiedades. Hasta que poco a poco la Guardia Roja los superó en número, los fue acorralando y los aniquiló. Derrota de las provincias rusas ante el nacionalismo ruso que provocó la 1ª migración masiva de bielorrusos a Occidente (a París y Londres), ante el horror de ejecuciones que se sucedieron.

            El genocidio ruso de Ucrania se produjo a causa de la oposición del campesinado ucraniano a las comunas agrarias implantadas por los bolcheviques[37], que habían empezado a poner los recursos agrarios ucranianos al servicio de la causa nacional rusa, aparte de tomar medidas para controlar la población. Y todo esto bajo toque militar, que al mínimo conato de oposición provocó una auténtica limpieza étnica, y dejó a la región ucraniana en situación técnica de hambre. 

a.5) Imposición de Ideología nacionalista rusa

            La izquierda europea había sido heredera de la Revolución francesa, y de sus hijos Hebert y Babeuf. Contaba con varias vertientes:

-los socialistas, que buscaban un estado capaz de organizar toda la vida social,
-los anarquistas, que no buscaban estado ni organigrama social, sino la única lucha sindical.

            Socialistas y anarquistas coincidían en la necesidad de una permanente revolución mundial, y para ello habían organizado la I Internacional Socialista de Londres-1864 y la II Internacional Socialista de Bruselas-1889.

            Pero cuando Lenin se hizo con el control de Rusia, se dio cuenta de que los mayores adversarios a su comunismo podían surgir precisamente de los socialistas y anarquistas. Fue entonces cuando convocó la III Internacional Socialista de San Petersburgo-1919, rompiendo con la I y II y dando personalidad propia a un comunismo nacional ruso destinado a:

-no gobernar con un 10% de apoyo civil, sino con el 100% de su totalidad,
-no permitir un 10% de resistencia civil, sino eliminarlo al completo.

             Para construir su nuevo estado nacional, sin modelo precedente y mejor que todo lo anterior, Lenin creó un Politburó-Gobierno representativo, un Consejo del Pueblo y una Cámara de los Soviets. Sustituyó la estructura del estado por la estructura del partido e impulsó de cara a la estructura agraria:

-los koljos, o comunas de campesinos pobres, atendidas directamente por el estado,
-los sovjos, o granjas de campesinos medios, dirigidas directamente por el estado.

            No obstante, en 1921 Lenin se dio cuenta de que el sistema no funcionaba, de que una economía estatalizada era errática para crear una nación fuerte. Decidió, por ello, dejar el tejido industrial: 1/2 en manos del estado[38] y 1/2 en manos de particulares[39]. Fue el momento de su política económica NEP[40], consistente en:

-restablecer el mercado minorista, desnacionalizando las empresas de menos de 20 trabajadores,
-permitir a los campesinos comerciar con los excedentes,
-implantar un sistema bancario nacional, respaldado por un rublo a nivel del patrón oro.

a.6) Llegada de Stalin

            A la muerte de Lenin en 1924 los dos extremos ideológicos del partido gobernante ruso hicieron su propio pronunciamiento: Bujarin haciendo un llamamiento a los más conservadores, y Trotsky reclutando a los más progresistas. Stalin se posicionó contra Trotsky, haciendo triunvirato junto a Zinoviev y Kamenev. En esa lucha por el liderazgo, Stalin decidió llevar a cabo una guerra periodística contra Trotsky[41], posteriormente una guerra terrorista contra sus dos colegas Zinoviev y Kamenev[42], y posteriormente contra los que le apoyaron a deshacerse de éstos, Bujarin y Rykov[43].

            En cuanto a su presidencia de la URSS, Stalin se debatió entre seguir una línea intervencionista en el extranjero, o seguir una línea pacifista exterior. Eso sí, siempre mantuvo una férrea disciplina nacional interna dentro de la URSS, ejecutando a todo tipo de enemigo potencial.

            En cuanto a sus planes de colectivización nacional:

-expropió masivamente las tierras a los medianos propietarios[44],
-estatalizó la agricultura, mediante granjas colectivas,
-eliminó la lucha de clases, enviando a los grandes propietarios a trabajar a los gulags
[45],
-infiltró agentes en la Internacional Comunista,
-incrementó los servicios de inteligencia de la NKVD, a la que encargó la política de los gulags
[46],

            En cuanto a sus planes de industrialización nacional:

-continuó con la NPE de Lenin,
-aplicó planes quinquenales de desarrollo
[47],
-amplió los mercados de oferta-demanda[48].

b) Nacionalismo italiano

            Ya en 1907 Panunzio y Olivetti habían convencido a los sindicalistas revolucionarios para que renunciaran al marxismo, y habían empezado a esbozar con ellos el concepto de “nación proletaria”. Pues las diferencias no sucedían entre las clases internas de Italia, sino entre los países capitalistas como Inglaterra y los países atrasados como Italia. Fue el momento en que nació el sindicalismo nacionalista italiano.

            Hacia 1915 Marinetti alentó a los jóvenes futuristas a rechazar violentamente las viejas normas e instituciones existentes, pues “la guerra es la única higiene de las naciones”. Fue el momento en que los motoristas-pintores dejaron sus elucubraciones metafísicas para recoger y absorber todos los ideales juveniles de vanguardia y modernidad, así como plantarse partidarios de:

-instalar una República nacional y acabar con la monarquía,
-emprender reformas democráticas y semi-sociales,
-centralizar el poder ejecutivo,
-implantar magistraturas efectivas,
-confiscar las propiedades de la Iglesia, y ponerlas a cultivar,
-nacionalizar la banca,
-gestionar las fabricas a través de sindicatos nacionales,
-abolir la diplomacia secreta, e impulsar una política exterior pro-italiana.

            Hasta que Mussolini supo encauzar ambos movimientos, dotarlos de socialismo y espíritu nacional, y militarizarlos. Había nacido el Partido Fascio Italiani di Combattimento de Milán, en marzo de 1919.

b.1) Ascenso de Mussolini

            Tuvo lugar tras la I Guerra Mundial, tras una falta de éxitos militares que exacerbó el sentimiento común italiano, y un Tratado de Versalles-1919 que concedió a Italia tan sólo el pírrico Tirol.

            Así, en 1920 los obreros de Milán y Turín decidieron ocupar las fábricas donde estaban empleados, iniciando una revolución socialista bajo la excusa de reclamar calidad de producción[49]. Lo que no hizo sino atemorizar a las oligarquías locales e industriales conservadoras, que recurrieron a Mussolini para sofocar a los anarquistas[50].

            Editor de periódicos socialistas, Mussolini simpatizaba con los futuristas italianos y había seguido de cerca el desarrollo del proceso nacional soviético. Se consideraba revolucionario moderado, práctico y aparatoso[51]. Hasta que en 1914 los socialistas empezaron a abogar por la neutralidad, y Mussolini empezó a publicar a todos vientos una doctrina nacional, anticomunista y de partido único[52], como único medio para defender a Italia frente a Austria.

            El Partido Comunista de Gramsci y Togliatti decidieron sumarse también a Mussolini, cambiando el concepto de lucha de clases por el de dignidad nacional. Fue lo que llevó a Mussolini a fundar el Partido Fascista, organizado en torno a feudos regionales, controlado por cabecillas locales y armado mediante la milicia de los Camisas Negras para intimidar a los izquierdistas.

            En las elecciones de 1919 no obtuvo Mussolini ningún escaño, en 1920 recibió 300.000 simpatizantes, y en 1921 sumó 35 escaños. Hasta que en las elecciones de 1922 se sucedieron 5 gobiernos débiles consecutivos, y el rey Víctor Manuel III y su primer ministro Giolitti decidieron ofrecer a Mussolini liderar un gobierno de coalición.

b.2) Imposición de Ideología nacionalista italiana

            Fue fundada por Mussolini bajo el símbolo del fascio romano imperial[53] y a través de la unidad multicultural de:

-3 grupos sociales: los futuristas, sindicalistas y ex-combatientes,
-2 grupos económicos de financiación: la clase media urbana y los propietarios agrícolas del norte,
-4 ideologías políticas distintas: la izquierda radical
[54], la derecha autoritaria[55], el centro constitucional[56] y el sindicalismo obrero[57].

            Pasó por 6 fases a lo largo de su existencia:

Organización de los Fascios de Combatimento-1919, o etapa de pequeños grupos que no estaban cohesionados y empezaban a compartir postulados en común[58];
Marcha sobre Roma-1922, con liderazgo y unificación de Mussolini, a través de un partido de milicia que actuaba en la calle con porra, navaja y pistola
[59]. Produjo una manifestación militarizada en la capital, y recibió el poder de parte de Víctor Manuel III de Saboya;
Parafernalia litúrgica-1923, con ilusiones creadas por Mussolini mediante la forma de vestir, afeitarse la cabeza, lucir las camisas negras…
Implantación dictatorial-1925, mediante cambios estatales y económicos
[60] que institucionalizaron el régimen[61], modernizaron Italia, eliminaron la amenaza comunista e impulsaron políticas de prestigio internacional;
Impás de inactividad-1929, ante el acomodamiento estatal y normalización del estado nacional fascista;
Reactivación de la política exterior-1933, con la invasión de Abisinia y envío de 70.000 soldados a la guerra civil española
[62].

b.3) Gobierno nacionalista italiano

            El mandato de Benito Mussolini como primer ministro de Italia, bajo la corona de Víctor Manuel III de Saboya, tuvo 5 fases diferenciadas:

-en 1922-25, en que gobierna bajo una coalición de partidos[63],
-en 1925-32, en que crea y desarrolla una política de partido único
[64],
-en 1932-36, en que multiplica los pactos a nivel internacional,
-en 1936-40, en que comienza a nazificar Italia
[65],
-en 1940-45, en que se autodesigna duce de la nueva República Italiana, e introduce a Italia en la II Guerra Mundial.

            En cuanto a política exterior, Mussolini ordenó intervenciones turbulentas en Yugoslavia[66], Grecia[67] y el Tirol, y lideró personalmente los Acuerdos de Locarno-1928. No obstante, fracasó en su intento de crear una I Internacional Fascista-1934, en gran medida debido a las posturas opuestas en cuestiones de racismo y anti-semitismo.

            En cuanto a política interior, Mussolini elaboró un sistema corporativista[68] basado en la fusión de ideas dispares[69], y en que nunca pudiese cristalizar una élite gobernante estable. Transformó el Parlamento en partido único, e hizo del Partido fascista un partido de clase media[70]. Introdujo el calificativo de “totalitario” a su programa electoral[71], aunque siempre bajo la jefatura constitucional de Víctor Manuel III de Saboya. Mantuvo la policía como otra administración funcionarial más, y renunció a la represión y deseos sanguinarios. Reformó el código civil, mercantil y penal, alargando la sombra de su ideología nacional a toda la Italia del s. XX.

            A nivel educativo Mussolini impuso una agresiva italianización en las escuelas y servicios públicos italianos.

            A nivel religioso Mussolini negoció con la Iglesia la fundación del estado Vaticano[72] y el currículum docente escolar[73], rubricado en el Tratado de Letrán-1929..

            A nivel económico Mussolini nunca pudo ejercer control sobre las élites económicas, ni imponer un único programa económico. Sí que logró modernizar el país, y expandir su economía merced a la inyección de corporativismo y nacionalización bancaria. Aparte de imponer una rigurosa intervención estatal en los procesos económicos.

            A nivel social Mussolini potenció la fecundidad y familias numerosas. En todos los casos cortejó por igual a la opinión pública, repitiendo que su plan era esculpir una materia prima nacional[74]. Así como hizo hincapié en la urbanización.

c) Nacionalismo alemán

            En 1917, y durante el transcurso de la I Guerra Mundial, el Partido Socialdemócrata alemán se había dividido en dos ramas:

-la Liga espartaquista[75], conformada por los intelectuales pacifistas de extrema izquierda,
-el Partido Socialdemócrata Independiente, resto de la vieja guardia liberal-centrista que decidió seguir adelante.

            Acabada la I Guerra Mundial, el gobierno provisional de la derrotada Alemania hizo aguas por todas partes[76]. En 1919 el PSI proclamó una república en Baviera y otra en Berlín, y la Liga espartaquista contraatacó con un alzamiento en Berlín. En Berlín el PSI recurrió a los freikorps[77] para reprimir a los espartaquistas. Pero en Munich los comunistas asesinaron al líder del PSI y sovietizaron la república de Baviera.

            En esta situación, la supuesta sucesora del régimen anterior, la República de Weimar[78], trató hacer las cosas bien, y fue avanzando hacia una constitución republicana[79]. Su presidente trató de hacer olvidar la figura del emperador[80], y su Reichstag empezó a representar a los diferentes lánders-estados alemanes[81]. Su labor educacional fue importante[82], así como la restitución de un funcionariado civil, jurisprudente y policial.

            En 1920 Alemania perdió todas sus reservas de oro, en su intento por pagar las indemnizaciones de guerra[83]. Esto llevó a la hiperinflación, al colapso del marco y a la subida de precios por horas. En 1923, Alemania se vio imposibilitada para pagar sus compromisos, y Francia decidió hacerse con la zona industrial del Ruhr para compensar[84].

            Esto hizo espabilar a Alemania, que gracias al Plan Dawes-1924 y Plan Young-1929 logró hacerse con la confianza de los Estados Unidos, y empezar su recuperación económica. El ministro Hilferning puso en marcha el nuevo rentenmark[85], y creció paulatinamente la confianza en la capacidad productiva alemana.

c.1) Ascenso de Hitler

            Sucedió el 30 enero 1933, día en que Adolf fue nombrado presidente del Partido Socialista[86], y con el apoyo del presidente Hindenburg y de Von Papen (jefe del Partido Zentrum[87]) recibió los apoyos necesarios para hacerse con el título de canciller. Fue posible, pues, gracias al apoyo del Zentrum[88], aunque fuese la chispa que lo acelerase el incendio del Reichstag[89].

            Tres fueron los factores que se fueron uniendo desde 1930 a 1933:

-el miedo que se dedicó a sembrar el partido nazi de Hitler por toda Alemania,
-el miedo que ya existía en Alemania respecto al movimiento bolchevique
[90],
-la posibilidad que fue rumiando Hindenburg de utilizar a Hitler para fortalecer su gobierno, frente a la oposición.

            Tras esta elección de Hitler en 1933 por el Partido Zentrum[91]:

-Hitler se comprometió a no perseguir a los cristianos, y sí a utilizarlos para crear una conciencia nacional,
-los obispos mostraron posturas ambiguas al respecto, desde un principio
[92],
-los protestantes se fueron adhiriendo, poco a poco, a las ideas de Hitler.

c.2) Imposición de Ideología nacionalista alemana

            Nació por la coyuntura económica alemana del momento, así como por las causas sociales de:

-el ideal de patria militarizada, que llevaba a los jóvenes alemanes a querer servir en el ejército, así como frecuentar numerosas ligas civiles paramilitares;
-no aceptar que habían perdido la I Guerra Mundial, pues la percepción era que los políticos se habían dejado engañar por las fuerzas internacionales
[93], y aceptado condiciones bochornosas en el Tratado de Versalles;
-el peligro del internacionalismo marxista, que enzarzaba a unos con otros y destrozaba el ideal patriótico alemán, la convivencia social y el mundo del trabajo.

            Introdujo desde el principio la ideología nacionalista de:

-la raza aria, de características únicas y llamada a ocupar un lugar en la historia[94],
-el misticismo intelectual, basado en el esoterismo, simbología irracional, mezcla de historia y leyenda,
-el darwinismo social, que animaba al gobierno del mundo por parte de los más fuertes, dentro del país y del concierto internacional.

            E introdujo desde el principio la ideología socialista de:

-el ecologismo, ante la sobreabundancia de industrialización,
-la movilización de masas, de cara a extremar la necesidad de cambio total,
-la estatalización de la vida social, con control estatal sobre los campos económicos, educativos…

            En el aspecto económico defendió el anti-capitalismo, pero respetando cierta propiedad privada, industrias privadas y la gran economía oligárquica. Pues lo que se defendía era:

-eliminar los monopolios no generosos con la nación,
-proteger las industrias estatales del país,
-recuperar las industrias “alemanas” de otros países.

            En cuanto a su anti-semitismo, el partido nazi plasmó las ideas de Hitler en su Mein Kampf-1923: los judíos eran una gangrena dentro del mundo alemán, y el pueblo judío era cabezón, ladrón y tenía pactos diabólicos. Y eso que los judíos asquenazíes alemanes eran distintos del resto de semitas europeos, con su propio idioma y costumbres endogámicas. Pero en la crisis de los años 20 se habían estado lucrando financieramente, y a nivel social habían estado muy por encima de la hambruna general alemana[95]. Así, una vez conseguido el poder, la ideología nazi:

-borró todos sus honores de guerra pasados[96],
-ridiculizó sus costumbres en el cine y prensa
[97],
-prohibió sus licencias laborales,
-acabó marcando su sangre mediante un brazalete en el brazo
[98].

            La población alemana sabía lo que estaba pasando con los judíos, pero no exactamente lo que estaba ocurriendo en cada caso[99].

            Su crecimiento electoral se produjo a partir del Crack de 1929, no siempre de forma constante pero siempre en ascenso. Su clave estuvo en:

-actuar de partido bisagra entre los partidos de derechas, y colaborar con ellos,
-el miedo que predicó en sus mítines electorales, sobre todo en el aspecto de seguridad nacional
[100].

c.3) Gobierno nacionalista alemán

            En cuanto a política interior, Hitler no permitió que nada se le entrometiese en su contacto directo con las masas. Eso sí, consiguió que su partido controlase los procesos nacionales, sobre todo durante la guerra, y siempre de forma condicionada por parte de su privada SS.

            En cuanto a política exterior, Hitler se movió siempre por criterios ideológicos, tratando de expandir el estado e ideología nazi por todo el mundo.

            A nivel ideológico, el nazismo fue producto sintomático del mundo moderno, y casi todas sus ideas habían sido ya defendidas durante la Ilustración francesa[101] y comunismo soviético[102]. No obstante, fueron aportaciones genuinas suyas la idea de la raza y el anti-semitismo.

            A nivel económico, el gobierno nazi no poseyó una doctrina precisa en sus comienzos. De ahí que surgiesen 2 tendencias internas:

-la de Walter Funk[103], partidario de los intereses de la gran empresa, y de aliarse con el Cículo Keppler[104],
-la del propio Hitler, partidario de los intereses de la clase media, y de hacerlo todo corporativamente.

            Tras esos titubeos iniciales, se puede decir que la visión económica de Hitler pasó por 2 etapas:

-de 1933 a 1936, en que implantó una economía nacional planificada y limitada[105],
-de 1936 a 1940, en que implantó una economía nacional forzada y obligatoria
[106].

c.4) Renovación nacionalista del Reichstag

            Fue el golpe maestro ideado por Hitler, para tener los parlamentarios necesarios tras las elecciones de 1933, y cumplir su deseo de abolir la República en Alemania. Pero vayamos paso a paso.

            Ya la campaña para las elecciones de 1933 había girado en torno a la idea de un partido de concentración nacional, y en ella había inculcado Hitler:

-el pánico al comunismo[107],
-el manifiesto de católicos a su favor
[108].

            Y es que los obispos habían pedido el voto, en aquellas elecciones de 1933, para aquellos líderes que defendieran:

-la paz y prosperidad en Alemania,
-la escuela confesional y la Iglesia protestante.

            En una demostración de estrategia única, Hitler se apropió de esta declaración episcopal, y pidió el voto a los cristianos por ofrecer él mismo esas premisas.

            La noche anterior a las elecciones tuvo lugar el incendio del Reichstag, aprovechado por Hitler para:

-echar la culpa a los comunistas[109],
-firmar el Decreto para la Defensa del Pueblo alemán.

            Ganadas las elecciones de 1933, Hitler canciller ya podía presumir de haberse conseguido el título de Hitler führer. Tras lo cual, el nuevo führer propuso:

-un nuevo acuerdo con el Zentrum[110],
-la ley de plenos poderes
[111],
-la restitución de fronteras pre-I guerra mundial
[112].

c.5) Concordato nacionalista con Santa Sede

            Fue el primer paso dado por Hitler nada más subir al gobierno de Alemania, y tuvo dos finalidades desde el principio:

-el cumplimiento de las promesas hechas al Zentrum,
-la obtención del apoyo papal a la restitución de fronteras alemanas.

            Sucedió en julio de 1933, y tuvo como conclusiones finales:

-el apoyo a los católicos perseguidos, en varios landers protestantes[113],
-la no creación de ningún cisma en la Iglesia alemana,
-el apoyo a la Iglesia en el ámbito sólo religioso,
-la libertad de enseñanza en las escuelas católicas,
-la no participación de sacerdotes en la política
[114].

c.6) Leyes anti-semitas del Nacionalismo alemán

            Tuvieron sus causas en:

-la instalación que Hitler ya se había asegurado en el poder,
-el Congreso Internacional judío-1933, donde se pidió el embargo de Estados Unidos a Alemania
[115].

            Comenzaron con las firmas de la:

-Ley de Recuperación de la Administración pública, donde se reservó ésta al 100% para los arios[116],
-Ley de Ciudadanía, para jueces y médicos que tenían que prevenir del peligro judío,
-Ley de Protección de la Sangre y Honores alemanes, dando derechos prioritarios a los arios en todo
[117],
-Ley de Expropiación, quitando a los judíos el derecho a la propiedad.

            Los judíos pidieron a la Santa Sede su intervención, como no país y como más sensible, y ante el embargo fallido de Estados Unidos. La Santa Sede mandó al nuncio en Alemania que interviniera, pero el episcopado católico alemán mostró sus reparos por:

-no poder legalmente,
-no hacer sino provocar otra persecución, la anti-católica
[118].

            Como respuesta a la petición judía, el papa Pío XI condenó sin paliativos toda política estatalista y nacionalista, en su encíclica Mit brennender Sorge-1937:

-sin mencionar al nacional socialismo[119],
-denunciando la violación del Concordato Alemania-Santa Sede,
-animando a los creyentes alemanes a perseverar.

            Culminaron la noche del 9-10 noviembre 1938, en la conocida “Noche de los cristales rotos”, y en la que Hitler dio orden de:

-incendiar más de 1.400 sinagogas,
-destruir más de 7.500 tiendas judías,
-matar a todo judío que ofreciera resistencia
[120].

c.7) Impetu belicista del Nacionalismo alemán

            Ya en 1938 Alemania se había anexionado Austria y los Sudetes de Checoslovaquia, tras el Pacto de Munich-1938 entre Inglaterra y Francia, y como auto-devolución de lo que siempre había sido alemán antes de la I Guerra Mundial.

            En 1939 Alemania siguió ahondando el ensanchamiento de sus fronteras, y de ahí vinieron los pactos secretos:

-con la URSS, donde ambos países decidieron no agredirse, y repartirse Europa por adelantado,
-con Italia, en el Pacto de Acciaio, y donde Hitler acordó con Mussolini la cooperación mutua a todos los niveles.

            El 1 septiembre 1939, y con la excusa de hacerse con el corredor del Danzig polaco, entre Alemania y Prusia oriental[121], Hitler invadió Polonia, dando comienzo a la II Guerra Mundial.

d) Nacionalismos del Este europeo

            Europa del Este era una zona en la que no había ninguna normalidad que recuperar. Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia y Rumanía habían redactado constituciones parlamentarias democráticas, en un intento por emular a Occidente[122]. Pero casi todas ellas mantenían en su seno abundantes minorías nacionales[123].

            Se trataba de países agrícolas, con altas natalidades y desempleo, industrias ineficientes y restricciones arancelarias a las inversiones extranjeras. Carecían todos ellos de clase media empresarial y profesionales independientes. Temían todos a la URSS, al ateísmo y al semitismo, y desarrollaron pequeños partidos nacionalistas para protegerse de los peligros.

            Checoslovaquia era la que vivía una situación más difícil, al ser una nación pequeña rodeada de enemigos fuertes. Además, sólo un 65% de su población estaba registrada como checoslovaca, frente a un 35% de fuertes minorías regionalistas[124]. Así mismo, sólo un 76% de su población era católica[125], y el resto estaba enfrentado a ella[126].

            Hungría había sido el mayor perdedor de la I Guerra mundial, en términos de territorio y población[127]. Así, en 1920 optó por la dictadura nacional del conservador Miklos Horthy[128], apoyada por los patrióticos veteranos de guerra, terratenientes, burocracia estatal, Iglesia católica y banca nacional. Se trataba de un régimen “democrático” a mano alzada, sin apenas reforma agraria, avance educativo ni cambios en el nivel de vida.

            Rumanía había sido una de las ganadoras de la I Guerra mundial, al adquirir territorios de los Habsburgo (la Transilvania y Bucovina), de Rusia (la Besarabia) y de Bulgaria (la Dobrudja[129]). Tras la Guerra optó por imponer una monarquía rumanizante[130], con un 70% de población rumana y una administración homogénea. No obstante, su maquinaria era anticuada, sus caminos poco pavimentados y su sistema de educación no existía. Experimentó elecciones fraudulentas, nepotismo en los nombramientos y acoso policial de la oposición[131].

            Yugoslavia era un puzzle explosivo de nacionalismos. Tras la I Guerra Mundial implantó la monarquía del rey Alejandro[132], sin consultar previamente a todas las zonas, y retomando el camino de la vieja corona de Serbia y Montenegro. Fue apoyada en todo momento por Reino Unido, y contó en su interior con todo un polvorín de nacionalidades[133], iglesias[134] y lenguas[135]. A nivel político experimentó elecciones fraudulentas, violencia física en el hemiciclo parlamentario, intereses regionalistas, odios étnicos y religiosos, y una capacidad de estallar todo por los aires en un alto nivel[136]. A nivel económico implantó métodos primitivos en la agricultura, no invirtió nada en infraestructuras, y mantuvo altos índices de desempleo y enfermedades.

e) Nacionalismos del Oeste europeo

e.1) Nacionalismo portugués

            No tuvo nada que ver con los nacionalismos centroeuropeos, pero sí que contó con bastantes elementos totalitarios. De hecho, fue en Portugal donde se fraguó por 1ª vez en el siglo XX europeo:

-el primer derrumbamiento de un sistema liberal,
-las primeras políticas de corte nacional.

            Había tenido sus precedentes en los intentos de:

-Joao Franco en 1907, cuando implantó una dictadura monárquica,
-Pimenta de Castro en 1915, cuando impuso un gobierno militar extraparlamentario
[137],
-Sidonio Pais en 1917, cuando hizo un llamamiento a la insurrección nacional, y proclamó la I República portuguesa
[138].

            En este estado de cosas, tuvo lugar el militar Golpe de Estado-1926 del general Gomes da Costa, que se hace con el control total de Portugal. En 1928 nombró al académico Salazar como ministro de finanzas, y la economía portuguesa empezó a dar un vuelco espectacular.

            En 1932 fue designado Salazar como primer ministro por los militares, con el encargo de elaborar una constitución de corte nacional y corporativo, emulando al fascismo que había impuesto Mussolini en Italia. Fue el momento en que nació la Constitución salazarista, y el comienzo de sacrificios y limitación de libertad individual en pro del interés superior de la nación.

            Para consolidarse en el poder, Salazar:

-expulsó a los militares contestatarios a su nuevo estado nacional,
-engañó a la derecha con falsos ideales de vuelta monárquica,
-tranquilizó a la izquierda al no restituir los bienes incautados a la Iglesia durante la I República portuguesa,
-impuso la política de partido único, en manos de su recién fundado Partido de Unión Nacional.

            Se trató de una dictadura nacionalista inspirada en la doctrina corporativista católica, a lo que fue añadiendo los ingredientes de:

-autoritarismo total[139],
-excesivo control policial
[140],
-escasa represión hacia la clase media,
-prohibición de los movimientos radicales de masas
[141],
-prohibición de los movimientos sindicalistas reivindicativos
[142].

            No obstante, tras el estallido de la II Guerra Mundial decidió Salazar desprenderse públicamente de todo su aparato totalitario, reduciendo su régimen autoritario a mero estado burocratizado, dado que la analfabetización y nula movilidad de Portugal mantenían alejados los peligros de oposición política.

e.2) Nacionalismo español

            Había tenido su primer precedente en la dictadura de Primo de Rivera de 1923 a 1930, y en su tentativa de crear un estado nacional autoritario sobre España. No obstante, no había pasado de mero autoritarismo moderado, a lo más inspirado en el corporativismo nacional sindicalista de Mussolini. Y en todo momento:

-sin llegar a generar una ideología nacionalista, y menos totalitaria,
-sin llegar a combatir el liberalismo ideológico, lo que llevaría a radicalizaciones liberales inéditas años después
[143].

            Pero su verdadero caldo de cultivo estuvo en el catolicismo de masas[144], la derecha radical[145] y los grupos anti-republicanos de última hora[146], combativos contra la II República española de 1931 a 1936[147], y que auparon a Franco a la victoria en la Guerra civil española-1936[148].

            No obstante, nunca trató el régimen nacional de Franco de ser fascista, entre otras cosas porque siempre fue el fascismo mal visto en España:

-por las críticas constantes que le dirigían los grupos de izquierda[149],
-por la falta de un exagerado sentimiento nacionalista español,
-por la escasa secularización de la sociedad media.

            Fue entonces cuando, tras la victoria militar, Franco decidió implantar los principios nacionalistas de:

-dictadura perpetua, sin fecha de caducidad,
-gobierno de partido único, heterogéneo y sincrético de todas las tendencias afines,
-ideología católica, y de pluralismo limitado,
-estructura nacional, en administraciones, economía y educación.

            Tuvo su régimen nacional 2 etapas:

-de 1939 a 1959, en que Franco eliminó todo elemento de oposición, y levantó a España de la post-guerra civil,
-de 1960 a 1975, en que Franco redujo su autoritarismo al mero ámbito burocrático, impuso gobiernos de tecnócratas, desmanteló el nacional sindicalismo y su propio movimiento nacional, abrió la economía al capitalismo
[150], fomentó el turismo y desarrolló modernamente España.

 

Madrid, 1 mayo 2018
Mercabá, artículos de Cultura y Sociedad

________

[1] Porque casi todas las tierras pertenecían a los nobles y al zar, y ellos no tenían el concepto de acumulación capitalista que sí tenía el resto de Europa (y que llevaba a potenciar la inversión en industrias).

[2] Al no haber:

-conciencia revolucionaria, como se ve en un Partido Socialista Revolucionario sin apenas afiliados,
-burgueses capaces de idear revoluciones, aunque luego fuese la masa proletaria su ejecutora.

[3] Al igual que sucedió en la Revolución bolchevique-1917, que tuvo éxito gracias a la I Guerra Mundial. Así, pues, se puede decir que en ambas revoluciones “el comunismo no fue una buena idea que salió mal, sino una mala idea que salió caprichosamente bien”.

            Y es que, tanto en 1905 como en 1917, en ambas revoluciones tuvieron lugar dos guerras y dos derrotas externas del gobierno ruso, que posibilitaron el estallido y éxito interior de la Revolución.

[4] Pues Japón estaba más cerca del lugar de la batalla, mientras que Rusia tenía dificultades para movilizar el armamento (dado que sólo podía hacerlo a través del recién estrenado tren transiberiano). A parte de que:

-los japoneses aplicaron bien la estrategia francesa de acorazados ligeros, que tiraban torpedos;
-los rusos aún siguieron empleando pólvora negra (que retrasaba la calidad del disparo, al cegar la visión por instantes), mientras los japoneses disponían de pólvora blanca;
-los largos recorridos de los barcos rusos (a través de Africa, pues los ingleses no les dejaron pasar por Suez) hizo que se les fueran pegando productos marinos, que les hacían perder velocidad.

            Hasta que los japoneses sitian la base de Portarthur, vencen en Tushima… y llevan paulatinamente a la derrota a Rusia.

[5] Formadas por mercenarios cosacos de Ucrania, que habían sido preparados para someter las revueltas campesinas.

[6] Unos Soviets-Asambleas populares que no representaban a ningún partido concreto, sino a todos los partidos anti-zares, y empezaron a estudiar medidas de cara a hacer frente al gobierno del zar. Elegían a sus miembros de forma directa, y en su mayoría estuvieron controlados por los izquierdistas mencheviques.

[7] Con la sublevación de la flota que patrullaba en Crimea. Lo que requirió la presencia del ejército, que estaba en plena guerra, para solventarla.

[8] Con vistas a modernizar y democratizar el régimen, como se ve en las promesas de:

-libertades civiles,
-una Duma con las mismas atribuciones que las de parlamentos europeos.

             Aunque en realidad la Duma no sirvió para controlar al gobierno, sino para que el gobierno zarista controlara absolutamente la política rusa (mediante un sistema de acceso por el que sólo podían acceder a ella las grandes fortunas).

[9] Para los que dispusiesen de:

-renta superior a 1.500 rublos anuales, en el caso de parlamentarios campesinos,
-establecimientos comerciales solventes, en el caso de parlamentarios urbanos.

[10] Pues se trataba de un sistema de subsistencia que hacía que:

-el campesino se preocupara sólo por ello,
-fuese difícil el acceso de los campesinos a la propiedad privada,
-se viese frenado el gigante mercado de la compra-venta.

            Fue el intento de NICOLAS II DE RUSIA por implantar la figura de los kulacs: clase media rural que dinamizaría la economía, y fuera la pieza social fundamental que sujetara el régimen. Además, pensaba que la disolución comunal podría crear 15,3 millones de campesinos propietarios.

[11] Mediante el burgués Partido Kadete, democrático y constitucional pero que quedó ensombrecido por la aparición de otros dos partidos: el Partido Octubrista y el Partido de Extrema Derecha.

[12] Como la sublevación de los obreros de las minas de Lena, que fueron pasados a cuchillo por los cosacos.

[13] Porque la mayoría de los campesinos estaba en el frente de guerra.

[14] Lo que había supuso la esperanza para miles de rusos, que vieron en el general KORNILOV la persona adecuada para sacar a Rusia del hundimiento, frente a un gobierno de KERENSKY que para ellos estaba lleno de espías alemanes.

[15] A cambio de controlar totalmente su prensa (cosa que consiguió KERENKSY al expropiar todas sus imprentas, provocando que los bolcheviques se plantearan dar un golpe de mano).

[16] No así en las urnas. Pues cuando KERENKSY convocó elecciones generales en su nueva Asamblea Constituyente (para gran aprobación social), de los 703 escaños los bolcheviques sólo obtuvieron 208.

[17] Por la falta de alimentos agrícolas en las ciudades, que hacía que los urbanos pasasen escaseces de comida y los campesinos escaseces de dinero (y todos estuviesen en constantes revueltas).

[18] A pesar de haberse hecho con:

-ciertas guarniciones de tropas, que invernaban en la ciudad,
-los marinos de la base de Kronstadt,
-la Guardia Roja de TROTSKY.

[19] Pensando que la amenaza volvería a venir por parte militar, de la derecha o de los bielorrusos.

[20] Como se vio en el Tratado de Brest-Litovsk-1917, en que Rusia entregó a Alemania un 32% de sus territorios y un 34% de su población, a cambio de un armisticio mutuo que diese tiempo a:

-pacificar el Este, para ver si Alemania se volcaba en el Oeste europeo,
-retrasar la paz, para ver si Alemania perdía de una vez la guerra,
-ver si a Alemania se le quitaba los territorios que había ocupado en el Oeste,
-optar así a recuperar los territorios rusos del Este.

[21] Conformada por los representantes de cada soviet local y regional.

[22] Lo que sentó mal a Inglaterra y Francia, que se sintieron traicionadas y enviaron tropas a Rusia para hacerse con el armamento que ellas habían depositado allí durante la I Guerra Mundial (arsenal que entregaron a los bielorrusos, para que prepararan una sublevación contra LENIN).

[23] Sobre todo a la hora de aprobar recursos y métodos, en los que no tuvieron reparo alguno. Fue el caso del asalto que hicieron a bancos bajo el mando de STALIN, el contrabando Suiza-Rusia al mando de ZINOVIEV…

[24] Lit. mayoría, lleno de obreros y campesinos.

[25] Lit. minoría, lleno de aristocráticos e intelectuales.

[26] Sin apenas resistencia, pues los diputados de la Duma querían evitar un baño de sangre, y el mismo 6 noviembre se rindieron en el Palacio de Invierno de San Petersburgo.

[27] Pues los soldados estaban ya hartos de la I Guerra Mundial, y desertaban en masa del ejército.

[28] Comités locales en los que se insertaban los obreros de cada fábrica de la localidad, para tener voz común. Será la estructura que LENIN utilizará para reemplazar la débil estructura del gobierno provisional de KERENSKY.

[29] Como fue el caso de los edificios públicos.

[30] Gracias al Tratado de Brest-Litovsk-1917, por el que hicieron las paces Rusia y Alemania a media I Guerra Mundial, y se fijaron las fronteras conjuntas:

-renunciando Rusia a Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Ucrania, a manos de Alemania y Austria,
-renunciando Rusia a la costa norte del Mar Negro, a manos del Imperio turco.

[31] A la que nacionalizó al completo, junto con todo el comercio que de ella se obtenía.

[32] Alentando a los campesinos a ocuparlas, así como confiscando todos sus servicios privados.

[33] Vieja milicia del Partido bolchevique, que ahora pasó a propia milicia del Partido comunista y a ser la base de la Guardia Nacional de Rusia (pasando sucesivamente de 35.000 a 100.000 efectivos con TROTSKY, y de 1 a 3 millones de guardias rojos con LENIN), que pasaron de estar pagados por el partido para patrullar los edificios gubernamentales a estar pagados por el estado para sostener el ejército nacional.

            Importante fue, en este sentido, la tarea de TROTSKY de crear de un cuerpo de comisarios políticos internos, encargados de proteger la guardia roja de la traición.

[34] Por parte de los pro-monárquicos, campesinos nacionalistas, legionarios checos, alemanes de las provincias bálticas, anarquistas de Ucrania y rebeldes del Cáucaso.

[35] Como fue el caso del asesinato de 500 enemigos de San Petersburgo y 400 enemigos de Yaroslav, así como los nuevos campos de concentración para “reeducar” a la burguesía.

[36] Bajo la responsabilidad colectiva de la agricultura.

[37] Comunismo de Guerra que les permitía implantar su visión del mundo, poco que ver con lo que habían prometido y menos con lo que la población rural esperaba (liberación de la servidumbre y propiedad privada de la tierra).

[38] Sobre todo las grandes producciones, para generar riqueza nacional.

[39] Sobre todo las tiendas de barrio, para generar riqueza local.

[40] Nueva Política Económica.

[41] Dejándolo en evidencia ante el funeral de LENIN (engañándole sobre su celebración, haciéndole faltar al mismo, y luego publicando datos de su deslealtad hacia el mandatario soviético).

[42] Animando a BUJARIN y RYKOV a deshacerse físicamente de ellos, para ocupar luego ellos las principales carteras dentro de su nuevo gobierno comunista.

[43] A los que en el XV Congreso del PCUS los acusó de oposición derechista del Partido, y logró su desacreditación.

[44] Lo que provocó caídas brutales de la producción cerealera… y hambrunas generalizadas en muchos sitios (que se cobraron la vida de 6 millones de personas, la mayoría en Ucrania).

[45] Donde los explotó laboralmente, y acabo por fusilarlos (muriendo 3 millones de grandes propietarios, de los 7,5 millones de secuestrados y deportados, según datos de la Perestroika de GORBACHOV).

[46] Con el añadido extra de exterminar a todo sospechoso de no cooperar con el colectivismo ruso (es decir, ejecutando a 30-60 millones de seres humanos tras habérseles hecho o no un juicio anecdótico, y a 9 millones por enemigos políticos).

[47] Con inversiones de 5.000 millones de rublos anuales, a lo largo de 13 proyectos de industria pesada en diferentes lugares y sectores de la URSS (del plástico, del hierro, del acero, de la goma... de un extremo a otro de la URSS).

[48] Como fue la apertura del mercado de las motos, relojes, cámaras fotográficas…

[49] Lo que acabó en rotundo fracaso:

-desanimando la combatividad de los trabajadores,
-provocando la reacción de unas temerosas clases medias terratenientes.

[50] A cambio de apoyo financiero.

[51] Como se ve en los artículos que tituló “Dios no existe”, “La querida del cardenal”… O como se ve en su abstemia, discursos gesticulados, carencia del sentido del humor.

[52] Esto último en 1924, cuando sus seguidores fascistas asesinaron al socialista MATTEOTTI, y esto le puso a él contra las cuerdas (optando por la salida de radicalizar sus posturas, y convertir su programa en dictatorial).

[53] Símbolo de la justicia romana imperial, consistente en unos haces de madera con un hacha en medio. Lo que ya hablaba de los propósitos fascistas: devolver a Italia la gloria imperial.

[54] Liderada por FARINACCI, e insistente en una dictadura de la milicia socialista y comunista.

[55] Liderada por ROCCO y CARLI, e insistente en un régimen totalitario.

[56] Liderado por ROCA y BOTAI, y que fue el que más adelante pidió la institucionalización del régimen fascista.

[57] Liderado por GRANDI y PANUZZI, e insistente en un sindicato vertical que conservara la esencia sindical.

[58] A nivel de saber lo que quieren pero careciendo de estructura para llevarlo a cabo. El problema es que cada grupo tenía sus propias características y no era fácil conseguir la unidad.

[59] Enfrentándose a los izquierdistas, dado el miedo real a una revolución soviética en Italia. Así, la gente empezó a sentirse segura y tranquila, y el número de militantes del partido se disparó a los 800.000.

[60] Tendentes a la disolución democrática y totalitarismo en la Cámara de Representantes, tras la apabullante mayoría electoral.

[61] A través de:

-la milicia de partido,
-la sección balilla de niños fascistas,
-el Consejo fascista (controlador del Senado italiano),
-la Cámara fascista (controladora del Parlamento italiano).

[62] Bajo la idea de volver a convertir a Hispania en colonia romana, aparte de venderle armamento por importe del 8% del PIB.

[63] Sin ningún plan específico, y donde su principal problema consistía en coordinar su propio Partido fascista. Lo cual fue solucionando tras la implantación que hizo de una propia squadristi-milicia oficial de partido (semi-autónoma respecto a ella misma, pero poco a poco bajo el control general del ejército italiano).

[64] Tras:

-las elecciones generales de 1924, donde MUSSOLINI obtuvo el 70% de los escaños,
-el asesinato del opositor MATTEOTTI, por parte de su propia squadristi-milicia de partido.

[65] Entre otras cosas por temor a una Alemania:

-que veía con malos ojos la cesión que Inglaterra y Francia hicieron a Italia de ciertas fronteras africanas,
-que iba acumulando un armamento al que Italia nunca podría ofrecer resistencia.

            A lo que siguió que Italia tuvo que aceptar:

-la ideología del racismo, que en las escuelas se transformaba en diferencias culturales y nunca biológicas,
-el establecimiento de una República Social Italiana neofascista, en la que tuvo que ir reproduciendo el modelo administrativo alemán.

[66] Donde intentó reforzar la presencia italiana en Albania, Rumanía y Hungría.

[67] Donde dio un ultimátum al gobierno griego, bombardeando la isla griega de Corfú.

[68] Sustituyendo los 13 sindicatos nacionales por 22 corporaciones.

[69] Sin dar preeminencia a ninguna, pero sí sabiendo conjugar interesadamente:

-las radicales teorías sindicalistas de GRANDI y ROSSONI,
-las radicales teorías militaristas de FARINACCI,
-las radicales teorías nacionalistas de ROCCO y CARLI.

[70] Apartando del escenario político, para ello, a más de 200.000 radicales.

[71] Por influjo de su filósofo más recurrido, GENTILE.

[72] Como forma de compensar a la Iglesia las expropiaciones que se le habían hecho en sus tierras y propiedades urbanas.

[73] Que MUSSOLINI pone en manos de la Iglesia, para que sea ella la que controle la idoneidad de los profesores y docentes en primaria y secundaria.

[74] Para crear así una Italia viril, con disciplina militar a la romana.

[75] Nombre tomado de las famosas revueltas de esclavos del Imperio romano.

[76] Pues Alemania estaba sumida en una suma de viejos principados completamente desorganizados, y cada uno sobreviviendo por su cuenta. A lo que se sumó la crítica que hicieron los ex-militares de la I Guerra mundial de:

-que su ejército nunca había sido derrotado en el campo de batalla,
-que los políticos habían apuñalado por la espalda a los alemanes, al dejarse convencer por socialistas y judíos.

[77] Unidades desmovilizadas del ejército alemán.

[78] Condado escogido para almacenar todo el aparato del gobierno provisional alemán, sobre todo por su gran bagaje cultural del s. XIX, donde figuras como BACH, GOETHE, SCHILLER, LISZT… habían ido concentrando a toda la flor y nata de la mentalidad alemana.

[79] Germen de la nueva Alemania federal, y pivotada en torno a los derechos sociales más elementales (vivienda, opinión, sindicatos, reparación familiar…).

[80] Lo que fue difícil, pues la mayoría de la sociedad era pro-monárquica hasta el tuétano, glorificando las viejas glorias imperiales y sometiendo a raya a los huelguistas de izquierdas.

            De hecho, su primer presidente EBERT se había hecho republicano de mala gana, y veía con malos ojos cómo toda la nueva burocracia que se iba creando le superaba en aceptación social. Hasta que su segundo presidente, HINDENBURG, decidió entregar literalmente la República a HITLER.

[81] Mediante el sufragio universal, adjudicándose un diputado por cada 70.000 votos.

[82] Financiando todas las escuelas según los % de fieles de cada Iglesia en cada lugar.

[83] Pues tras el Tratado de Versalles-1919 Alemania tuvo que ceder:

-todas sus colonias africanas, del Pacífico, de China y del territorio ruso,
-sus fronterizas Sudetes, Sarre, Danzig, Alsacia y Lorena,
-una suma de 126.350 millones $, a ritmo de 475 millones $ anuales.

[84] Y es que Alemania mantenía intacto toda su tejido industrial pre-I Guerra mundial, pues toda la guerra se había producido en suelo no alemán, y sus fábricas y minas no habían sufrido bombardeo alguno.

[85] Basado no en las reservas metálicas sino en la hipoteca general sobre la riqueza nacional.

[86] Que en las elecciones de 1930 había sido barrido del mapa, con resultados calamitosos.

[87] Que en las elecciones de 1930 había ganado las elecciones, pero sin mayoría.

[88] Partido Católico, fundado en el s. XIX como reacción católica a la persecución anti-católica de BISMARCK.

[89] Que se echó en cara al comunismo.

[90] Surgido recientemente, 20 años atrás, y que vivía los momentos de mayor fuerza difusiva.

[91] Decisión tomada por el Zentrum como forma de mostrar su patriotismo, y como también había hecho tras la I Guerra Mundial. Pues de siempre el Partido Católico había sido acusado de pro-romano y falta de patriotismo.

[92] Pues una parte de ellos:

-estaba a favor, como el obispo de Maguncia (que pidió el apoyo públicamente), por la grave crisis social alemana y el gran miedo hacia los bolcheviques;
-estaba en contra, como mostró la inmensa mayoría en la Declaración de Fulda-1932, en que los obispos alemanes alertaron del peligro de HITLER.

[93] De hecho, eso había sido así en parte, y los militares alemanes nunca aceptaron que habían perdido, y transmitieron esa idea al pueblo.

[94] Iniciada en 1860, desde que empezaran a prender los Discursos a la nación alemana-1808 de FICHTE, en que se hablaba de la superioridad de la raza alemana sobre el resto de razas existentes.

[95] De hecho, muchas alemanas trabajaban como sirvientas en las casas de los judíos.

[96] Los obtenidos durante la I Guerra Mundial, cuando lucharon heroicamente de parte alemana.

[97] Al tiempo que se prohibía el contacto matrimonial, médico… con ellos.

[98] En una persecución estatal orquestada a través de la estrategia de la escalera: ir ascendiendo la escala de la violencia, disimuladamente de escalón en escalón, pero con diferencias de vértigo del último al primero de los pasos dados.

[99] De hecho, hasta para las autoridades fue difícil saber el número total de judíos acusados, juzgados y condenados. Pues junto a los judíos se eliminó también a muchos gitanos, homosexuales, comunistas, testigos de Jehová... Además, los grandes exterminios tuvieron lugar fuera de Alemania, en los territorios ocupados de Polonia y Rusia.

             Lo que no quita que fuese el peor genocidio de la historia. Como se vio en el comandante en jefe de las SS, HIMMLER, que sospechaba que la guerra se iba a perder, y aún así llegó a la conclusión de que “la gran misión de Alemania es dejar limpia Europa de población indeseable”.

            Y así, ordenó “recurrir a la solución final de eliminación masiva”, eliminación ordenada por HIMMLER y llevada a la práctica mediante el sistema más barato de eliminación: la cámara de gas y el horno de fuego.

[100] Lo que le llevó, cuando se hizo con el poder, a poner ese miedo en circulación, mediante la creación de:

-una Gestapo que sustituyera a la inútil Cripo, a nivel de policía no sólo nacional sino también secreta,
-una SS que sustituyera a la inútil SA, a nivel de milicia paralela y secreta de partido, respecto al ejército nacional.

[101] Sobre todo los conceptos de:

-nación, como fuerza histórica superior,
-soberanía nacional, como residente en la voluntad del pueblo,
-hombre nuevo, que busca su extrema autonomía,
-libertad y unidad radical para el pueblo, superando las distinciones de clase,
-diferencias raciales entre pueblos, como inherentes a la cultura humana.

[102] Sobre todo las ideas de:

-revolución anti-capitalista, a desarrollar a escala mundial,
-lucha constante, por parte del pueblo,
-adopción de naciones vecinas, desposeídas y proletarias,
-proyección internacional de un nuevo mito ideológico, como alternativa a las ortodoxias imperiales,
-genocidio masivo, táctica usual del comunismo en Rusia, Camboya, China, Turquía…

            Un comunismo soviético que había servido de 1ª aplicación práctica de las ideologías totalitarias, que fue copiado por HITLER, y que por sus similitudes pasó a convertirse en el enemigo nº 1 de Alemania. Pues, en efecto, HITLER reconoció públicamente que sus únicos rivales revolucionarios “se hallaban en la URSS”.

[103] Ministro de economía cuando HITLER fue llamado a colaborar con el gobernante Partido Zentrum, y que decidió integrarse en su organigrama nazi.

[104] Círculo de grandes empresarios alemanes.

[105] Subordinando la economía al interés nacional, colectivizando las estructuras y aludiendo al interés colectivo. Lo que no supuso todavía suprimir el tejido económico privado, “pues lo que hay que nacionalizar es a la población”.

[106] Con todo tipo de regulación y controles estatales, desmantelamiento de grupos de presión privados, cambio de las reglas del juego, eliminación de toda élite económica, creación de una única clase social con un mismo balance económico…

[107] Surgido a finales del s. XIX, y como consecuencia del romanticismo (de donde habían surgido en Europa los nacionalismos, el colectivista-comunista, y el regionalista-socialista).

[108] Pues ya había una parte de católicos del Partido Zentrum en su contra, por la ideología nietzscheana que había empezado a respirar HITLER.

[109] Para los que pidió su encarcelamiento y la censura total de su prensa (que luego extenderá a la censura de toda prensa no nazi).

[110] Al que necesitaba para adquirir porcentajes aplastantes de población, y al cual prometió:

-la defensa de la escuela confesional,
-respetar los acuerdos con la Santa Sede,
-mantener en su puesto a los funcionarios católicos (y en contra de lo que había hecho BISMARCK).

            Tras este 2º acuerdo HITLER-Zentrum, la mayoría de católicos empezaron a pasarse decididamente al partido nazi.

[111] Con la idea de suprimir la República de Alemania, y concentrar todo el poder en el canciller. Pero para eso necesitaba conseguir:

-todo el apoyo del Partido Zentrum (cosa que consiguió),
-eliminar a los votos contrarios (cosa que hizo mediante la Ley de Excepción, en que se eliminó al Partido social-demócrata bajo acusación de bolchevique, y se consideraron votos en blanco a los diputados ausentes).

[112] Pues el Tratado de Versalles-1919 había reducido mucho las fronteras y dominios de Alemania, como lección que se le dio tras la I Guerra Mundial. HITLER, nada más salir elegido como führer, empezó a negociar el tema de las fronteras dentro y fuera de Alemania:

-tratando de restituir el orgullo y derechos arios, heridos desde entonces,
-comenzando a promover el concepto global de nación aria.

            Por otro lado, cabe recordar que el propio padre de HITLER no llegó a conocer la unificación alemana de BISMARCK, sucedida 60 años atrás. De ahí que HITLER comenzara por crear una Pequeña Alemania (la auténtica), y desde ahí fuese extendiendo su modelo hacia una Gran Alemania (la del Imperio austriaco, dominadora sobre toda Europa central y del este).

[113] Los landers eran las comunidades autónomas alemanas, con propios parlamentos.

[114] Golpe definitivo de HITLER, pues en la práctica se convertía en el final del Zentrum, dirigido y movido por los párrocos de las localidades.

[115] Que nadie secundó. De todas formas, ese fue sólo el detonante final, pues HITLER hubiera perseguido de igual manera y totalmente a los judíos, sus conejos de indias.

[116] Con expulsión de judíos, e impedimento de acceso a los católicos.

[117] Aquí es donde se pidió a los judíos llevar la estrella de David para estar siempre distinguibles, y se impulsó el emblema de la esvástica, como emblema nazi por excelencia.

[118] De hecho, el nuncio PACCELI estuvo amenazado de muerte por el gobierno nazi. Además, el partido nazi sabía frenar a la Iglesia con diplomacia, como la de ser ellos los que explicaron las leyes anti-judías en Roma, acusando a los judíos de ser corrosivos, anti-alemanes y anti-cristianos.

            Pero esta diplomacia exterior y miedo interior que desarrollaba el partido nazi quedaba siempre al margen de sus programas, como se ve en la labor que sistemáticamente hacía la prensa alemana:

-criticando coercitivamente a la Iglesia,
-presentando a judíos sonrientes en los guetos, o entrevistando sólo a los jefes de barracones de los campos de concentración (a los que alimentaban y cuidaban).

[119] Con la idea de:

-no provocar una masacre más, la católica alemana,
-no evitarla, como les ocurrió a los obispos holandeses, que publicaron la condena con todas sus letras.

            La decisión que tomó el gobierno nazi, al respecto, fue la de leer la condena papal en las misas, pero no publicarla ni transmitirla por escrito.

[120] Que en esa noche se elevó al número de 91, nada más que en Berlín.

[121] También alemán en el pasado, y parte de lo que HITLER había reclamado para ser devuelto, tras haber dado por acabado el viejo Tratado de Versalles-1919.

[122] Algunas de ellas con monarquías constitucionales, como Bulgaria, Grecia, Albania, Yugoslavia y Rumanía.

[123] Como se ve en el caso de:

-Polonia, llena de ucranianos, alemanes y lituanos,
-Yugoslavia, llena de húngaros, búlgaros, albaneses y macedonios,
-Rumanía, llena de turcos, búlgaros y húngaros.

[124] De las que un 23% eran alemanes, un 5% magiares, un 3,5% rutenos, un 2,5% judíos.

             Particularmente fue importante la población alemana en los Sudetes, que en unos primeros instantes no estaba dispuesta a que sus nuevos amos fuesen checos. No obstante, poco a poco empezó a sacar tajada de esta situación, al manejar su protección arancelaria frente a las renacientes industrias austriaca y alemana. Hasta que acabó convirtiéndose en la principal participante en el gobierno republicano checoslovaco.

[125] Sobre todo los eslovacos y los húngaros.

[126] Sobre todo los checos (partidarios de la Iglesia protestante desde la figura de su líder JAS HUS) y los rutenos (pertenecientes a la Iglesia uniata oriental).

[127] Perdiendo:

-2/3 de su territorio, cediendo Transilvania a Rumanía, Eslovaquia a Chequia y el Banato a Yugoslavia, tras el Tratado de Trianon-1920,
-3/5 de su población masculina, tanto en muertos como en atrapados en Chequia (1 millón), Rumanía (1,7 millones) y Yugoslavia (0,5 millones).

[128] Tras los fracasados intentos de democracia occidental de KAROLYI en 1918, y de república soviética de BELA KUN en 1919.

[129] De hecho, más de 1 millón de familias campesinas recibieron entre 1-10 ha. de tierras.

[130] Como se ve en KAROL II DE RUMANIA, que desde 1930 nacionalizó el país en torno a la Iglesia ortodoxa, la familia y la ética laboral (hasta que en 1940 los fascistas obliguen al monarca a exiliarse, y proclamen la política de partido único del Guardia de Hierro).

[131] Hasta que en 1929 surja el Partido Guardia de Hierro, fascista rumano que arengaba a resistir a la URSS.

[132] Que fue quien dio a Yugoslavia el nombre de Reino de Yugoslavia, en un esfuerzo por unir todos sus dominios. Experimento que duró hasta 1934, en que le peguen un tiro en Marsella.

[133] En las que dominaban los serbios (43%), croatas (23%) y eslovenos (8,5%), aparte de magiares, rumanos, alemanes, macedonios, gitanos, albaneses, judíos…

[134] Como fueron la Iglesia católica, Iglesia ortodoxa, el Islam…

[135] Como se ve en el caso de la administración, en algunos lugares trilingües (y eso que Serbia y Croacia hablaban la misma lengua).

[136] Como se ve en el asesinato de RADIC, jefe del Partido Campesino croata.

[137] Con derrocamiento incluido del último monarca luso, MANUEL II DE PORTUGAL.

[138] Sucediéndose en apenas pocos años hasta 8 presidentes de República, 38 presidentes de gobierno y 45 cambios completos del Consejo de ministros.

[139] Sobre todo tras la Guerra Civil española-1936, en que SALAZAR se dio cuenta de la necesidad de reforzar su poder.

[140] Al unirse a la policía nacional la milicia política Legión Nacional.

[141] De hecho, el único movimiento juvenil de masas que surgió en Portugal, el de los Camisas Azules de PRETO, fue disuelto en 1934, tras el destierro a su fundador y condena intelectual que se hizo de la “fascistización de la juventud”.

[142] Como fue el caso de la Nacional Sindicalista, que se coaligó con los anarcosindicalistas para intentar un golpe revolucionario contra el régimen salazarista, resultando aplastados en 1935.

[143] En la II República española-1931, cuando la hiper-politización de España llevó a niveles de ruptura nunca sucedidos dentro de una misma sociedad.

[144] Liderado por la católica CEDA, de corte corporativista y con propio movimiento juvenil uniformado (cuyas juventudes JAP pasaron por cierto vértigo de fascitización).

[145] Liderada por CALVO SOTELO y conformada por:

-los neo-tradicionalistas, de Comunión Tradicionalista,
-los pro-monárquicos, de Acción española.

[146] Tales como:

-el Partido fascista, fundado por GIMENEZ CABALLERO en 1929 bajo el ideal cultural cristiano del fascismo italiano, y condenado al ostracismo por el mundillo cultural liberal español;
-las JONS, fundadas por LEDESMA RAMOS en 1931 bajo el ideal de estado nacional sindicalista del nazismo alemán, pero no financiadas finalmente por los empresarios vascos (como era la idea original);
-la Falange, fundada por PRIMO DE RIVERA hijo en 1933 con la idea de reclutar clientela estudiantil bajo sus 27 Puntos-1934 y reunir dinero de las clases altas, pero que no llegó a calar en las clases medias y bajas.

            A lo que hay que añadir la unión que hicieron los dos últimos grupos en 1934 bajo el nombre de Falange Española de las JONS:

-con un decidido programa nacional sindicalista y una identidad religiosa católica básica,
-hasta la ruptura y desastre electoral que sufrieron en las elecciones de 1936, con 44.000 votos en toda España.

[147] II República española que supuso la renuncia voluntaria del monarca español, ALFONSO XIII DE ESPAÑA.

[148] Guerra civil española que tuvo lugar entre:

-revolucionarios, de ciudadanos de izquierdas y militares oficiales,
-contra-revolucionarios, de ciudadanos de derechas y militares sublevados.

[149] Tales como los sindicatos CNT y UGT, así como la anarquista FAI

[150] Provocando flujos continuos e inversiones extranjeras masivas al suelo, empresa y banca española.