Testimonio, 6 dic. 2018

«Una de las mejores maneras de valorar la fe es redescubrirla, después de haberla perdido»

«Apenas empieza la Misa, y el crucifijo se acerca por la nave central, pienso: Conozco a este Hombre, es mi Redentor, me pertenece»

«Tuve una crisis de conciencia y al mismo tiempo de identidad. Llevaba una vida de verdad inútil. Llamé a un sacerdote y recibí la Unción de Enfermos. Considero aquel día como el día de mi renacimiento. Me acerqué de nuevo a los sacramentos, empecé a ir a misa y a preguntarme: ¿no hay amor, alegría y libertad en todo esto?»

MARTIN SHEEN, actor

 Act: 06/12/18   @testimonios de fe          E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A