MAR MUERTO
.

Madrid 1 agosto 2019
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

            El Mar Muerto es un gran lago situado políticamente entre Israel y Jordania.

            Geográficamente, a su lado este se sitúa la meseta de Moab, de 1.340 m. altura sobre el nivel del mar. Y en su lado oeste se sitúa la meseta de Judea, que no alcanza los 700 m. de altura.

            El Mar Muerto recibe agua del río Jordán, que entra en el lago desde el norte. No obstante, cada vez llega menos agua potable al mismo, ya que ésta es desviada para diversos cultivos.

            El Mar Muerto mide 76 km. largo y 16 km. ancho, alcanzando una superficie total de 1.049 km2. Es considerado el lugar habitado más bajo del planeta, a casi 400 m. bajo el nivel del mar.

            Las aguas del Mar Muerto tienen una profundidad de 396 m. en su parte Norte, y de 6 m. en su parte Sur.

            Su presión atmosférica es la más elevada del planeta, y cuenta con una tasa de oxígeno 15% superior a la que existe al nivel del mar.

            Además, como las aguas del Mar Muerto no tienen salida, el aporte de agua dulce se ve reducido por la gran evaporación que se produce en esta zona, cálida y desértica.

            El Mar Muerto tiene un porcentaje de sal 6 veces mayor que el resto de océanos del mundo, y una concentración de sal de 280 gr/litro, cuando la media general de salinización en los mares es de 35 gr/litro.

            De hecho, el nombre Mar Muerto fue dado en virtud del hecho de la gran cantidad de sal en sus aguas, que no permite el desenvolvimiento de ningún tipo de vida. Además, este fenómeno permite que los cuerpos floten sobre él.

            Posee una situación climática muy especial, pues la alta presión atmosférica y la gran concentración de oxígeno en el aire, mayor que en el resto del mundo, frena la filtración de rayos perjudiciales del sol. Y eso que se trata de una zona desértica...

            Esto hace que el agua tenga una densidad tan viscosa como el aceite, y que la superficie esté llena de manantiales térmicos y barros energéticos.

            Esto hace el Mar Muerto ser el mayor espacio terapéutico natural del mundo, pues sus aguas limpian y curan la piel, y mejoran la circulación sanguínea y respiratoria. Así como sus barros embellecen y fortalecen la piel.

            El Mar Muerto alberga en su interior 21 tipos de minerales diferentes, 12 de los cuales no han sido encontrados todavía en ningún otro sitio del planeta.

            Se sospecha que en la comarca del Mar Muerto debieron estar las ciudades perdidas de Sodoma, Gomorra, Admá, Seboyim... posiblemente construidas sobre las montañas de azufre que inundan la zona, y posiblemente asoladas por alguna explosión en su subsuelo interior.

.

  Act: 01/08/19       @fichas de arte              E D I T O R I A L    M E R C A B A     M U R C I A  

.