MILLET
.

.
Madrid
, 1 noviembre 2020
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

           El Realismo surge hacia 1840 como movimiento literario[1] y artístico, tuvo su cénit durante la II República francesa, 1848-1852, y coincidió con los años de rápida prosperidad, crecimiento industrial y la idea de progreso generalizado.

           Lo que fue acompañado por una rápida modificación de las condiciones económicas y sociales, que la misma gente sintió, y que desembocó de la nada algo nuevo, en una nueva clase urbana que sustituyó la vieja clase campesina.

           Hacia 1860 surge, como contrapartida, la nueva clase indigente, y los pintores deciden alinearse de lado de los anarquistas. Fue el final del Realismo.

           Estuvo vinculado el Realismo a la filosofía de Comte, positivista y empírica, que hablaba de la investigación científica como la única capaz de acceder al conocimiento.

           Así, los conceptos ideales pasados[2] habían de ser sustituidos por la observación directa de los fenómenos naturales, tanto los racionales como los sentimentales[3]. De ahí que se tenga que estar bregando constantemente contra la dualidad humana sentimiento-razón, pues no se mezclen ni caigan en sus propias limitaciones.

           Observación de la realidad que había de ser distante al observador, ya que éste no puede juzgarla sino sólo describirla.

.

a) Pintura realista

           Se retrotrae a la pintura flamenca del s. XVII, saltándose así:

-el neoclasicismo academicista, que imponía temáticas fuera de toda actualidad,
-el subjetivismo romántico
[4], cuya estética dramática se anclaba en el propio artista y no en la realidad.

           Y a todo ello contribuyó la aparición de la fotografía[5] en 1840, la Sociedad fotográfica de París, y la exposición de retratos fotográficos que Nadar fue haciendo a lo largo de toda la década.

           Para el espíritu realista, se trataba de dar verosimilitud a cosas irreales y no fotográficas, mediante efectos obtenidos de la luz, composición y distribución de figuras, y no tanto a través de presupuestos artísticos plásticos... ni tampoco como simulacro de la realidad.

           Además, había de acercarse el arte a los temas actuales de la ciudad, del campo, indigencia, negocios... sin esquivar ninguna realidad por muy noble o grosera que fuera[6].

           A nivel pictórico, se rechazan los ideales de belleza y santidad, dada su inutilidad. Pues el objetivo es enseñar al hombre a mejorar día a día, a través de la experiencia cercana y cotidiana, de sus trabajos cívicos y domésticos, de su naturaleza y hábitos propios, gestos y actitudes particulares... y no de modelos prefijados.

           Se trata de pintar lo que existe alrededor, en sus diversas formas de crónica histórica, caricatura social, compromiso político... pero nunca como una imagen mimética de la realidad.

           De ahí que no se pueda considerar un estilo uniforme, sino integrante de 2 grupos:

-realismo costumbrista, de escenas amables, pintorescas, de la vida cotidiana[7],
-realismo social, comprometido con la política, contestación, socialismo de Foullier y Marx
[8].

.

b) Vida de Millet

           Jean François Millet (Gruchy 1814-Barbizon 1875) fue el fundador del realismo rural a través de su Escuela de Barbizon[9], recogedora de artistas parisinos[10] en los alrededores rurales de Fontainebleau.

           Nació y murió campesino, sin entrar nunca en las revueltas anarquistas. Y eso le hizo pintar la realidad de una manera sosegada, estática, ruda, atenta y para nada idealizada, casi siempre sobre campesinos realizando sus actividades agrícolas.

           La intención de Millet fue mostrar la inocencia moral del campesino (aventador, sembrador...), en contraposición a la degradación moral de la sociedad urbana.

           Así como la honradez laboral del campesino (granjero, panadero...), en contraposición a la degradación laboral del mundo industrial.

           Millet fue el puente entre la pintura realista final (rural) y el inicio de la pintura impresionista, inspirando sobre todo a Manet, Seurat y Van Gogh. Por otro lado, recurre a los paisajes pastoriles holandeses del s. XVII, como única excepción a su principio de no pintar nada no real de lo que le rodea.

.

c) Obras de Millet

           Destaca su Espigadoras-1857, hoy en el Museo Orsay de París[11], donde se muestra:

-temática costumbrista[12],
-personajes contemporáneos
[13],
-anatomías robustas,
-colores terrosos y opacos,
-impacto realista
[14], místico[15] y acrítico[16].

           Destaca su Angelus-1859, hoy en el Museo Orsay de París[17], donde se muestra:

-temática costumbrista[18],
-personajes anónimos
[19],
-anatomías robustas,
-colores terrosos y opacos,
-impacto realista
[20], místico[21], religioso[22] y acrítico[23].

.

  Act: 01/11/20       @fichas de arte            E D I T O R I A L    M E R C A B A     M U R C I A  

_______

[1] Teniendo en su leyenda de Madame Bovary-1856 de FLAUBERT su buque insignia.

[2] Forjados a través de la elucubración imaginativa.

[3] Pues éstos no pueden ser observados por el ojo.

[4] Que empieza a ser satirizado por los realistas.

           Como se ve en la Sátira del Suicidio Romántico-1839 de ALENZA, donde un personaje greñoso está a punto de precipitarse al precipicio y clavarse un cuchillo en el corazón. Junto a otro hombre que acaba de ahorcarse, y otro que ya se ha precipitado y yace en el suelo.

           O como se ve en la Sátira del Suicidio por Amor-1845 de ALENZA, donde un hombre con cuchillo en mano se lo va a clavar, junto a una mujer delgada y fea.

[5] Una fotografía que no quitó protagonismo a los artistas, ni su papel de experimentar científicamente, relatar la historia o reflejar la sociedad... sino que fue su principal aliada. De hecho, la fotografía enseñó a la pintura a mirar de una manera moderna (con distintos encuadres, poses artificiosos, equilibrios compositivos...).

[6] Y es que la clase media, del hombre común, estaba empezando a impregnar todas las capas de la sociedad.

[7] Grupo donde se encuadra la obra de PILS, con su Muerte de una hermana de la Caridad-1851, exaltadora de la pobreza como virtud.

[8] Grupo donde se encuadra la obra de JEAN FRANÇOIS MILLET, famoso por sus campesinos inocentes.

           O donde se encuadra la obra de MEISSONER, famoso por su Barricada-1848, de espectáculo cruel acaecido en la calle del Ayuntamiento de París.

[9] Fundada por MILLET, junto a ROUSSEAU y CONSTABLE, para analizar escrupulosamente la naturaleza, sin academicismo ni romanticismo, y renunciando a las estampas fáciles y falsas.

           Se trataba de un grupo de pintores que decidieron pintar juntos en los bosques de la Bretaña, representando serenamente el paisaje natural (no para exaltarlo poéticamente, ni para dar lecciones a la ciudad) y mostrando un especial interés por los efectos cambiantes de la luz en el paisaje (efecto que luego copiarán los impresionistas).

[10] Tales como DAUBIGNY, COROT y DUPRE.

[11] Pero en su día presentado en el Salón de París-1857, para alabanza de la crítica parisina.

[12] La de un día de trabajo en el campo de Normandía, a la hora del atardecer.

[13] 3 mujeres de la época (recogidas, y ataviadas con sus ropas normandas), junto a los hombres del fondo (sencillos, que cargan las carretas de espigas), todos ellos trabajando y sacrificándose para el grupo (no a forma de unión de clases, está claro).

[14] Como se ve en la posición de las espigadoras, que produce dolor de espaldas en el espectador.

[15] Como forma de glorificar este estilo de vida pura.

[16] Pues no hay ni un solo reproche a la política, y ni siquiera héroes que construyen la sociedad utilitariamente.

[17] Pero en su día presentado en el Salón de París-1867, para consagración y éxito total de MILLET, dada la interpretación que de la obra hizo el público burgués (que valoró su contenido bondadoso, trabajador, religioso, pacífico, ejemplarizante... y alejado de las veleidades progresistas revolucionarias).

[18] La de un día de trabajo en el campo de Normandía, a la hora del rezo del Ángelus.

[19] Al no presentar rasgos definibles. No obstante, trabajaban dignamente para ganar su pan.

[20] Como se ve en las campanas de la iglesia del fondo, escuchadas hasta por el espectador.

[21] Como se ve en el silencio que lo envuelve todo, la concentración de las figuras, el aire que respira eternidad...

[22] Al unir el trabajo y la oración, vida laboral y espiritual, y reconocer así la obra completa del Creador.

[23] No entrando para nada en valoraciones ni sugestiones políticas.