PORTUGAL

 

Tras 900 años de ser independiente,

y a 100 años de las Apariciones de Fátima

 


Lisboa de 1117, todavía perteneciente a España, pero a 20 años de su plena independencia

Madrid, 1 julio 2017
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

            Portugal celebra este año el I Centenario de la Virgen de Fátima, y la protección especial que la misma Virgen prometió a la tierra portuguesa, como compromiso especial que ella mantendría hasta el final de los tiempos.

            Veamos, pues, cuál ha sido la trayectoria de este país, que pasó de ser una provincia española más a convertirse en la gran exploradora del mundo entero, desde el Artico al Antártico y desde el Atlántico al Pacífico, pasando por el Rojo, Pérsico, Indico, Indonesio e Indochino. Lo haremos a través de los apartados de:

-el nacimiento de Portugal,
-la reconquista de Portugal,
-la Portugal independiente,
-la Portugal ultramarina, tanto en el Atlántico como en el Indico y Pacífico.

a) Nacimiento de Portugal

            Portugal había sido siempre una provincia española más, durante 1.800 años y bajo nombre de Lusitania. Había estado muy hermanada con:

-la Andalucía tartésica, desde el 800 a.C,
-la Extremadura celtibérica, desde el 400 a.C,
-la Castilla romana, desde el 100 a.C,
-la Toledo visigoda, desde el 500 d.C,
-la León cristiana, desde el 700 d.C.

            No obstante, tras el Desembarco musulmán en España-711, también el sur de Lusitania cayó bajo dominio musulmán, el año 713. La parte norte de Portugal quedó bajo protección del Cristianismo español, cuyos visigodos e hispano-romanos no tardarían mucho en reaccionar, comenzando la Reconquista de toda la península Ibérica.

            Tras la victoria de Pelayo I de Asturias en la Batalla de Covadonga-722, Asturias había pasado a liderar la resistencia al Islam, y su caudillo Alfonso I de Asturias no tardaría en reconquistar Gallaecia y la mitad norte de Lusitania, desde el Miño hasta el Duero.

            Tras otra serie de victorias y derrotas con los musulmanes[1], León lograría hacerse hacia el 878 con los dominios lusitanos hasta el río Mondego, fortaleciendo los condados de:

-Chaves[2], que pasó a centro administrativo del norte,
-Portucale
[3], que pasó a centro administrativo del centro,
-y las ciudades de Coimbra
[4], Lamego[5] e Idanha[6].

            La Campaña por Lisboa[7] fue el centro de los enfrentamientos entre españoles y musulmanes, con incursiones esporádicas de Ordoño III de León[8] y devastaciones brutales del moro Almanzor[9].

            Con la llegada de Castilla, quedarían restaurados:

-el Obispado de Braga, en 1070,
-el Obispado de Coimbra, en 1080,
-el Obispado de Portucale, en 1114.

a.1) Condado de Portucale

            Surgió como unidad política el año 928, la 1ª con autonomía propia en territorio de Portugal, y:

-como parte sur del condado español de Galicia,
-como condado propio, poco después,
-siempre dentro del reino español de León.

            Gozó Portucale de:

-dux-duque propio, desde el 950,
-diversos comes-condes territoriales, con pequeños territoria a su alrededor,
-el modelo español leonés de deberes y privilegios,
-ciertas discordias territoriales, venidas
de las herencias heredadas o desheredadas, pero nunca con vistas económicas o separatistas[10].

            Tuvo el condado de Portugal sus primeros gobernadores en las personas de:

-Diego Fernández (928-928), castellano casado con Onega Lucidez,
-Mendo Gonzálvez (928-950), gallego casado con Mumadona Díaz
[11],
-Gonzalo Méndez (950-999), hijo de Mendo Gonzálvez,
-Nuño Méndez (999-1096), de la casa gallega de Mendo Gonzálvez,
-Alvito Núñez, Nuño Alvitez, Mendo Núñez...

            En cuanto a intervenciones de reyes leoneses en Portugal, Bermudo II de León (984-999) permitió la creación del Partido Portugués (PP), y Alfonso V de Léon (999-1028) entregó a una de sus hijas al condado portugués.

            En cuanto a intervenciones de reyes castellanos en Portugal, Fernando I de Castilla (1035-1065):

-estableció una nueva corte ducal en Braga, al norte lusitano[12],
-quitó a Portucale la terra de Santa María, para dársela a la sureña Coimbra
[13].

a.2) Teresa de Castilla

            Alfonso VI de Castilla[14] murió en 1109 sin poder haber transmitido su reino a nadie, pues:

-Sancho, heredero total, había muerto en la Batalla de Consuegra-1097,
-Urraca se había limitado a gobernar Galicia
[15],
-Teresa había aceptado Portugal y Coimbra, para ayudar a su hermana Urraca
[16].

            Aún así, Alfonso VI había casado a Urraca con Raimundo de Borgoña (tras el fracasado intento de hacerlo con Alfonso I de Aragón) con la esperanza de que su nieto descendiente, Alfonso VII, pudiese heredar todos los reinos de Castilla.

            Efectivamente, el joven Alfonso VII de Castilla logró hacerse con el poder total en 1126, pero a costa de una guerra civil de 16 años, dura y sangrienta, y en la que:

-se perdió la dependencia de Portugal, que pasó bajo Teresa a reino independiente[17],
-se perdió fuerza en las líneas fronterizas del Tajo y las Extremaduras,
-se perdió el apoyo de los monjes y pueblos del camino de Santiago.

a.3) Alfonso I de Portugal

            Hijo de Teresa de Castilla y primo-hermano de Alfonso VII de Castilla, Alfonso I de Portugal (1139-1185) tuvo una juventud llena de luchas y vasallajes con Castilla y León, hasta que en 1139 consigue la intercesión del cardenal Guido da Vico para:

-pedir ayuda militar y política a la Santa Sede[18],
-hacer de Portugal un vasallo ligio del papa
[19],
-reconocer a Portugal como reino alodial
[20].

            El año 1143 el papa Lucio II reconoce la autonomía plena de Portugal, bajo:

-un dux portugalensis,
-la terra de Portugal.

            No obstante, la independencia total de Portugal no llegaría hasta 1179, en que el papa Alejandro III reconozca solemnemente a Alfonso I como único rey legítimo de Portugal:

-sin lazos civiles ningunos con Castilla[21],
-sin lazos eclesiásticos ningunos con Toledo
[22].

a.4) Primado de Braga

            Braga había sido la sede metropolitana más antigua de Galicia en tiempos tardo-romanos y visigodos, y estuvo siempre al servicio del primado de Toledo desde el 589.

            Al independizarse Portugal, la ciudad pasó a pertenecer a territorio portugués, y entró en un largo conflicto con la sede toledana. En 1091 el arzobispo Pedro de Braga desobedece a la sede de Toledo y se pone del lado del antipapa Clemente III, y en 1100 el papa Pascual II concede una sentencia favorable a Braga respecto a Toledo, volviendo a la época de los suevos y pre-589. En 1103 Braga pasa a convertirse en:

-primada de Portugal, sometiendo a su dominio a Coimbra, Viseu y Lamego,
-vasalla de la española Compostela, aún sin hacer peligrar la independencia de Portugal.

            Con las reconquistas del Sur, Lisboa y las demás adquisiciones fueron incorporándose al dominio eclesiástico de Braga, sin problema alguno por ninguna parte.

b) Reconquista de Portugal

            Desde el 711 había ido asentándose al sur del Monago la civilización musulmana, a pesar de los intentos de reconquista y victorias puntuales que habían obtenido en la zona los reinos de Asturias, León y Castilla.

            El año 1085 España había dado el primer jaque-mate al Islam en la península, reconstruido el viejo Imperio español en Toledo, y puesto al Islam a la contraofensiva.

b.1) Periodo almorávide

            En efecto, un contingente de fanáticos almorávides desembarcó el 1086 en Algeciras, y en la Batalla de Sagrajas-1086 (junto a todos los reinos taifas unidos) vencen al emperador Alfonso VI de España[23]. Tras la victoria de Sagrajas, los almorávides encadenaron al taifa Abdalá de Granada (por haber pagado tributo a los cristianos), y empezaron a destronar a todos los reinos taifas, incluidos los lusitanos, ocupando ellos su lugar[24].

            La Caída de Santarin-1110 a manos almorávides hizo que la amenaza sarracena empezó a expandirse sobre toda la mitad sur de Portugal.

            Fue entonces cuando Alfonso I de Portugal (1139-1185):

-manda construir el Castillo de Leiria-1135, como poderosa base defensiva,
-consigue la victoria en la Batalla de Ourique-1139.

            No obstante, la ofensiva musulmana continuó su desarrollo en Portugal, con la Caída de Batalyaws-1145 y Caída de Usbuna-1147, ambas a manos almorávides.

b.2) Periodo almohade

            Los almorávides no tardaron en caer en picado en España, gracias a los esfuerzos de Alfonso VII de España y a pesar de sus avances en Portugal. Así, en 1146 decidió el Islam dar otro salto a la Península, enviando ahora a los almohades[25], grupo fanático venido de Africa, y que también declaró al Cristianismo la guerra por el poder.

            Esta llegada, efectivamente, vino a paralizar las reconquistas cristianas por el Sur, y a reunificar Andalucía bajo dominio musulmán[26]. En Portugal, Sancho I de Portugal (1185-1211) vivió la Caída de Santarem-1185, Caída de Torres Novas-1190 y Caída de Silves-1191 a manos almohades, que una y otra vez devastaban Portugal.

            Pero con Alfonso II de Portugal (1211-1223) la suerte quedó echada. El 16 julio 1212, y bajo un ejército impresionante de los 5 reinos cristianos de España[27], incluido el de Portugal[28], Alfonso VIII de España comandó la Cristiandad hacia la Batalla de Navas de Tolosa-1212, en pleno Despeñaperros musulmán.

            La batalla fue brutal, y la victoria cristiana también, con gran eco internacional. El poder musulmán se descompuso para siempre en la península Ibérica, y todos los puertos, entradas y controles quedaron liberados. España obtuvo su reconocimiento internacional[29], y Portugal pudo finalmente respirar, y pasar a la reconquista definitiva del Sur[30].

b.3) Cruzada cristiana contra el Islam

            Tras su petición de status como reino en 1139, Portugal había pedido ayuda internacional al papa para hacer frente al Islam, recibiendo del pontífice 5 contingentes cruzados[31]:

-en 1147, para la conquista de Lisboa,
-en 1189, para la conquista de Alvor y Silves,
-en 1190, para ayudar en el sitio morisco a Santarem,
-en 1197, en un apoyo extra a la ciudad de Silves,
-en 1217, para la conquista de Alcácer do Sal.

            También las órdenes militares de la Iglesia fortalecieron los núcleos cristianos de población, destacando la presencia de[32]:

-la Orden de Templarios[33], venidos en 1128,
-la Orden de Hospitalarios
[34], venidos en 1150,
-la Orden de Calatrava
[35], llegada en 1170,
-la Orden de Santiago
[36], llegada en 1170.

            Al igual que ayudaron las órdenes mendicantes de la Iglesia, como:

-la Orden de Cistercienses[37], llegada en 1153,
-la Orden de Franciscanos
[38], llegada en 1222,
-la Orden de Agustinos
[39], llegada en 1243.

            En prácticamente 50 años, las órdenes militares lograron torcer la balanza del poder hacia lado portugués[40], dejando como único foco musulmán la costa sur de Portugal que limitaba con Huelva-España.

            Se centró la Cruzada cristiana en la Reconquista del Algarve[41], último foco musulmán en el sur de Portugal. Tras haber sido ya conquistada por Sancho I su capital Silves en 1189, ésta y todo su reino había vuelto a caer en manos musulmanas de forma estrepitosa. Por lo que su reconquista no iba a ser nada fácil para Portugal.

            En efecto, Nassir ibn Mahfuz[42] se había vuelto a hacer con todo el sur portugués en 1234, incorporado incluso la taifa española de Niebla[43], y al que había denominado como reino de Al-Garb (lit. reino musulmán más occidental).

            Durante el reinado de Sancho II de Portugal (1223-1247) se conquistaron numerosas plazas alemtejanas y del margen derecho-sur del Guadiana, reduciendo el Algarve portugués musulmán a los enclaves en Aljezur, Faro, Loulé y Albufeira. Por su parte, Fernando III de Castilla lograba llegar a acuerdos con Ibn Mahfuz en 1239 para que el Algarve español se hiciese vasallo de Castilla[44].

            Nada más subir al trono, Alfonso III de Portugal (1247-1279) reclama en 1248 el Algarve portugués, asumiendo el título de rey de Portugal y el Algarve (cosa que hizo también Alfonso X de Castilla, arrogándose el título de rey de Castilla y el Algarve[45]).

            En el Tratado de Badajoz-1267 la cuestión quedó zanjada[46], renunciando Alfonso X de Castilla al Algarve portugués[47].

b.4) Repoblación cristiana de Portugal

            La unión del norte con el sur portugués implicó un desplazamiento de la población cristiana portuguesa[48], sin dejar vacíos interiores[49].

            Por otro lado, la victoria cristiana promovió la emigración de musulmanes hacia la España todavía sin conquistar, o hacia Africa[50].

            Los mozárabes procuraron mantener sus viejas costumbres. Los judíos también se quedaron a vivir en Portugal en masa, y los escasos musulmanes que se quedaron fueron desterrados al vértice opuesto al que vivían, por derecho portugués de conquista.

            En cada ciudad conquistada se obligó[51] a los moriscos a salir del recinto amurallado y establecerse en los suburbios, hasta que le llegara una nueva orden de deportación. Los cristianos podían ocupar su centro urbano, a mano armada si hacía falta[52].

            En el campo los musulmanes podían quedarse, pero a costa de un incremento en sus impuestos[53], por deudas contraídas de ocupación de suelo[54].

            Los latifundios de tierras pasaron a ser bastante mayores en el centro que en el norte, y en el sur las órdenes de caballería se repartieron casi toda la desdibujada superficie. El rey se reservó para sí las ciudades y los nuevos centros urbanos.

c) Portugal independiente

            Ya en tiempos musulmanes, cada población luso-islámica reconocía diversos órganos de auto-gobierno dentro de la comunidad cristiana:

-un concejo de jefes de familia[55],
-un dirigente cristiano elegido como portavoz,
-un auto-sistema de impuestos responsable.

            Tras la expulsión de los musulmanes del poder, los viejos y los nuevos poblados retomaron aquella situación preexistente como norma elemental:

-poniendo cada poblado en manos de concejos municipales[56],
-reservando los medios de producción, de cada poblado, siempre al monarca.

            Pero la población venida de fuera empezó a dibujar una nueva situación en cada poblado existente, lo que llevó a la necesidad de buscar un nuevo ordenamiento. Fue el momento en que surgieron los fueros, concedidos por el rey y ejecutados por el clero y nobleza, y que se extendieron por toda la Baja Edad Media portuguesa.

            Seis modelos de fueros[57] fueron copiándose de unos sitios a otros, con gran parecido a los españoles[58] y enormes diferencias a los modelos comunales europeos.

c.1) Dionisio I de Portugal

            Hijo de Alfonso III, Dionisio I (1279-1325) recibió de su padre un reino libre de musulmanes y totalmente independiente, incluido el Algarve[59]. Centralizó todo el poder en torno a la Corona[60], viajando él personalmente a todos los rincones. Fue el primer rey administrativo y no militar, salvo una breve contienda con Castilla por las posesiones de Serpa y Moura[61], y en un periodo especialmente tormentoso en Europa[62].

            A nivel legislativo, Dionisio I suscribió para Portugal:

 

-la ley civil y criminal,
-la ley de protección de las clases bajas
[63].

 

            A nivel de infraestructuras, Dionisio implantó:

 

-la explotación de minas de cobre, hierro y plata[64],
-el primer acuerdo comercial portugués
[65],
-la marina portuguesa
[66], y la construcción de varios puertos,
-la construcción de numerosos castillos,
-la creación de nuevas ciudades y privilegios de las villas.

 

            A nivel agrícola, Dionisio:

 

-redistribuyó las tierras,
-plantó bosques de pinos en la zona de Leiria,
-protegió los cultivos del avance de las arenas costeras,
-organizó comités de agricultores,
-tuvo especial interés en el desarrollo de las exportaciones.

 

            A nivel comercial, el monarca portugués:

 

-instituyó mercados fijos,
-reguló las actividades urbanas.

 

            A nivel cultural, el impulsivo mandatario:

 

-promovió personalmente la ciencia y la poesía,
-suscribió la fundación de la universidad de Coimbra,
-hizo de Lisboa uno de los centros europeos del conocimiento universal,
-mandó traducir importantes obras de la península Ibérica.

c.2) Alfonso IV de Portugal

            Vencedor sobre su hermano bastardo[67], Alfonso IV (1325-1357) volvió a enlazar a Portugal con Castilla[68]. Intentó castigar a la fronteriza Badajoz, pero fue derrotado por Castilla en la Batalla de Barcarrota-1336:

 

-firmando el tratado de Paz de Sevilla-1339,
-comprometiéndose a enviar tropas portuguesas a la Batalla del río Salado contra los benimerines
[69].

 

            Inmerso en problemas sucesorios con sus hijos[70], Alfonso IV descubrió las Islas Canarias[71], aparte de que a nivel naval[72]:

 

-dotó a Portugal de una marina propiamente portuguesa,
-aumentó la flota comercial,
-ordenó las primeras expediciones marinas.

 

c.3) Pedro I de Portugal

 

            Solventada la limpieza del reino por parte de su padre[73], Pedro I (1357-1367) volvió a enlazar Portugal con Castilla[74], con apoyo militar incluido[75].

 

            Dotado de odio y crueldad[76], persiguió a gente de todas las clases sociales[77] y trató de liberar a la corona portuguesa de la intervención papal y de la Iglesia.

 

c.4) Fernando I de Portugal

 

            Noveno y último monarca de la dinastía de Borgoña, Fernando I (1367-1383) se movió entre constantes intrigas internas, venidas de antiguo y empeoradas ahora por su esposa portuguesa[78].

 

            Tras la paz del Tratado de Alcoatim-1371, Fernando I se dedicó a la reconstrucción de viejas fortalezas en Portugal[79].

 

            Fernando I favoreció durante su reinado[80]:

 

-las relaciones comerciales, trayendo comerciantes internacionales a Lisboa,
-la construcción de navíos, permitiendo la tala de bosques para tal fin,
-las actividades navieras, concediendo importantes exenciones fiscales
[81].

 

            A su muerte, y sin heredero varón, los conflictos de Leonor volvieron a brotar[82], hasta que el Gran Maestre de la Orden de Avis[83] reclamó el trono y se hizo militarmente con él[84].

 

c.5) Juan I de Portugal

 

            Primer monarca de la dinastía de Avis, Juan I (1385-1433), accedió al trono con golpe de estado incluido[85], para evitar que Portugal pasase a manos españolas[86].

 

            Reclamada legítimamente la corona por España, la decisión estaba tomada, y la guerra también. En la Batalla de Aljubarrota-1385[87] el ejército castellano fue aniquilado, obligada Castilla a firmar la paz, y publicadas las pretensiones portuguesas de ejercer su propia dinastía.

 

            Bajo el reinado de Juan I:

 

-se impone el portugués como idioma oficial,
-se inicia la búsqueda de nuevos botines-1401
[88],
-se Conquista Ceuta-1415
[89],
-se dan licencias a Enrique el Navegante para comenzar sus exploraciones
[90].

 

c.6) Mercados medievales portugueses

 

            Se desarrollaron en torno a la cría de ganado, fuente de riqueza por excelencia del país, y que supieron sacar rendimiento a:

-la explotación pecuaria, en torno al Miño y Beira,
-la explotación ovina, caprina y bovina, en torno a Tras-os-Montes,
-la cría de caballos, a lo largo de todo el país.

            El mercado de productos agrícolas no fue muy variado, comercializándose sobre todo:

-los cereales, en la zona norte,
-el centeno y la cebada, en la zona interior,
-los frutales, en la zona sur,
-el pescado, en la zona costera.

            Los precios fueron evaluándose en torno a cabezas de ganado, medidas agrarias e impuestos. Pero fueron siempre en detrimento de Portugal, pues no tenía gran variedad de productos que ofrecer a los mercaderes que venían cargados de productos de fuera.

            La moneda también fue utilizada por Portugal:

-acuñando sus propios vellones y morabitinos de oro,
-utilizando los maravedíes castellano-musulmanes.

            Las corrientes de intercambio fueron principalmente dos:

-hacia León, puerta del mundo báltico,
-hacia Badajoz, puerta del mundo mediterráneo.

            Las ferias más importantes fueron desarrolladas en:

-la vieja Ponte de Lima, existente desde 1125,
-Braga, Lamego, Viseu y Chaves, ciudades con enjambres de mercaderes,
-la comunal Coimbra, de fuero comercial especial.

d) Portugal ultramarina

            Surgió en torno a la idea de obtener los productos básicos carentes en Portugal[91], y a no tener que recurrir a España para conseguirlos. A lo que se unió la idea de buscar especies exclusivas africanas[92], para venderlas en exclusiva en los mercados ingleses y holandeses, e ir haciéndose así hueco en el panorama comercial europeo.

            La necesidad de especias orientales iba siendo solventada desde antiguo mediante compras asiduas que iba haciendo Portugal, a un ritmo continuo pero limitado por la escasez de numerario. Además, tenía el inconveniente de tener que pasar por los puertos de Castilla, desde la Batalla de Aljubarrota en total ruptura de negociaciones y relaciones bilaterales.

            La necesidad de oro y plata vino motivada por la devaluación que la moneda portuguesa[93], al igual que todas las europeas, experimentó a inicios del s. XV. De ahí el volver las miradas hacia el Sahara, desde donde los caravaneros árabes siempre lo transportaban a sus costas mediterráneas[94].

            Fueron otro tipo de necesidades:

-la necesidad de pago a la nueva nobleza portuguesa[95],
-la importancia de la industria pesquera portuguesa
[96],
-la escasez de trigo, abundante en las fértiles tierras marroquíes,
-la posibilidad de nuevas especias occidentales
[97], africanas y no asiáticas,
-la primigenia en la exploración de Marruecos
[98], antes que lo hiciera Castilla,
-el espíritu de expansión y evangelización, instigado por las órdenes mendicantes
[99].

d.1) Ciencia naval portuguesa

            Pivotó en torno a la necesidad de conocer a la perfección el arte de navegar, y a desarrollar los inventos que para ello fuesen necesarios[100]. Y vio en Enrique el Navegante a su auténtico promotor y organizador[101].

            Ya habían sido avances navales venidos de fuera[102]:

-la vela triangular, inventada en Siria para imprimir rapidez y navegar contra el viento,
-el timón de popa, surgido en el Báltico para evitar la navegación a remo,
-la brújula, venida de China y generalizada por los árabes,
-la carta marina, surgida en Italia y con anotaciones de rutas de cabotaje.

            Fueron innovaciones ibérico-portuguesas[103]:

-la carabela, con ancho casco[104], 3 mástiles[105] y fuertes vergas[106],
-la nao, de elevado franco bordo
[107], velas cuadras[108] y castillos[109] en proa y popa,
-el galeón, de enorme bajel
[110], alto bordo y sofisticado velamen.

            En cuanto a los conocimientos literarios:

-Isidoro el Visigodo ya hablaba de las Islas Afortunadas más allá del Estrecho,
-el franciscano Historya Tartarorum
[111] ya mencionaba Siete Islas[112] más allá del Estrecho,
-los árabes ya mencionaban la costa oriental de Africa, hasta Buena Esperanza,
-los portugueses se decidieron por los datos del Preste Juan
[113].

            En cuanto a conocimientos políticos, Portugal supo obtener información naval de los embajadores enviados por Juan I a las cortes europeas[114], al mundo bizantino[115] y a los concilios eclesiales[116].

            En cuanto a equipamiento militar, las naves portuguesas estuvieron dotadas de[117]:

-un sueldo oficial y mensual[118],
-armas
[119] y armaduras[120],
-alimentos
[121] y zonas para la carga[122],
-utensilios
[123] y herramientas[124].

            Los portugueses unificaron y crearon una propia escuela sobre toda la ciencia náutica precedente, añadiéndole un corpus geográfico y astronómico[125] y decidiéndose por los principios de[126]:

-esfericidad de la tierra,
-fijación del perímetro de la tierra en 33.000 km
[127],
-corriente marina Canarias-Madeira-Bojador[128], y contraria desde el golfo de Guinea[129].

d.2) Alfonso V de Portugal

            Hijo de Eduardo I (1433-1438) y Leonor de Aragón, subió Alfonso V (1438-1481) al trono con 6 años, pasando sus primeros 10 años bajo la regencia de su madre, apoyada en todo momento por el conde de Barcelos y el duque de Coimbra.

            Nada más obtenida la mayoría de edad, Alfonso V anuló todas las leyes aprobadas en la regencia, y en la Batalla de Alfarrobeira-1448 derrotó a los partidarios de la nobleza.

            Centrando su política en Africa, Alfonso V conquistó Alcacer, Ceguer-1458, Tánger-1464 y Arzila-1470[130].

            Tras la campaña africana, el monarca prestó atención a las exploraciones que su tío, Enrique el Navegante, estaba impulsando por el Atlántico, hasta 1460 en que murió[131].

            Mientras tanto, en España se estaba gestando un momento político trascendental, y podía salpicar políticamente a Portugal. En efecto, Enrique IV de Castilla se había casado con Juana de Avis (hermana de Alfonso V) y con ella había tenido una sola hija, Juana la Beltraneja. Castilla demostró que:

 

-Enrique IV de Castilla era impotente,
-Juana la Beltraneja era producto de la relación Juana de Avis-Beltrán de la Cueva.

 

            En la Batalla de Toro-1475 Alfonso V fue derrotado[132] por su primo Fernando II de Aragón, que a la postre se casaría con Isabel de Castilla, y ambos formarían el Imperio español más grande de la historia.

 

            Desilusionado y deprimido, Alfonso V delegó en su hijo Juan II de Portugal, y se retiró al monasterio de Sintra hasta su muerte.

d.3) Juan II de Portugal

            Envuelto en toda serie de conjuras aristocráticas contra la corona, tras la derrota de Toro, Juan II (1481-1495) se dedicó a concentrar todo el poder en su persona, expropiando y ejecutando sin piedad[133] a los nobles que se opusieran a ello.

            Restauró Juan II las exploraciones atlánticas, incitando a:

 

-explorar la costa sur africana[134],
-buscar una ruta marítima que llegara hasta la India
[135].

 

            Durante su reinado se consiguieron los logros de[136]:

-Diego Cao, que descubrió la boca del río Congo-1486,
-Pedro de Covilla y Alfonso de Paiva, que fueron enviados por tierra a la India y Etiopía-1487[137],
-Bartolomé Díaz, que rodeó el cabo Buena Esperanza-1488,
-Alvaro Camiña, que empezó a colonizar Santo Tomé y Príncipe-1493.

            Tras la noticia del descubrimiento de América-1492 por parte de España, inició Portugal una serie de disputas por el control del mar, plasmadas en el Tratado de Tordesillas-1494, y en el que:

 

-Portugal se quedaría con la zona este del meridiano de Tordesillas,
-España se quedaría con todo lo que explorara al oeste del meridiano de Tordesillas.

 

            En vano quedaron los intentos de unificar las coronas[138] de España y Portugal por parte de Juan II y los Reyes Católicos de España, pues los matrimonios mixtos acordados no tuvieron suerte en la procreación de sus sucesores. Finalmente, Juan II murió sin heredero varón[139], sucediéndole su primo y cuñado Manuel.

 

d.4) Manuel I de Portugal

 

            Duque de Viseu y conde de Aveiro, Manuel I (1495-1521) fue agraciado por la fortuna[140]:

 

-al recibir la corona sin esperarla,
-al descubrir una ruta atlántica hacia las Indias por Buena Esperanza, que él no había impulsado,
-por el descubrimiento de Brasil, fruto de una equivocación portuguesa en el golfo de Guinea.

 

            No obstante, su apoyo fue fundamental para la exploración portuguesa de los Océanos[141] y monopolios comerciales portugueses, y a que durante su reinado sobresalieran[142]:

-Vasco de Gama, que descubrió la ruta atlántica hacia la India-1498,
-Pedro Alvares Cabral, que descubre Brasil-1500[143],
-Francisco de Almeida, que se convierte en el primer virrey de la India-1505,
-Alfonso de Alburquerque, que asegura el monopolio portugués en el Océano Indico-1504 y Golfo Pérsico-1511.

            Portugal pasó a convertirse, así, en el Imperio más rico y poderoso del mundo[144]. Cada descubrimiento y empresa portuguesa empezó a ser reforzada con el visto bueno del papa[145], tratados comerciales con Africa e India, y relaciones diplomáticas con China y Persia.

            A nivel interno, supo traer Manuel I a su corte a los mejores científicos y artistas del momento, convirtió a Lisboa en la capital del mundo[146], y acabó con la presencia de judíos en Portugal[147].

            Siguió luchando Manuel I por la unificación de las 3 coronas ibéricas:

 

-de acuerdo al añorado ideal medieval, de reconquista y unificación total[148],
-casándose hasta por dos veces con dos hijas de los Reyes Católicos
[149],
-a punto de conseguirlo con el nacimiento de Miguel, para todos el Rey de la Paz
[150].

 

d.5) Juan III de Portugal

 

            Hijo de Manuel I y María de Aragón, Juan III (1521-1557) accedió con 19 años al trono del Imperio portugués, reforzando y multiplicando el monopolio oriental portugués. Declaró para ello reclutable a todo varón de 20 a 65 años de edad, y puso a sus mejores hombres[151] al frente de todas las empresas.

 

            En el Lejano Oriente puso a los jesuitas al frente de todas las provincias asiáticas, fortificó todas las feitorias-factorías portugueses, y entró en contactos con[152]:

 

-la dinastía Ming de China[153],
-Muromachi de Japón
[154],
-el gobierno de la India
[155].

 

            En el Indico y Pacífico continuó con las exploraciones[156] por las islas indonesias, malasias, indochinas[157]  y empezó a sufrir los primeros ataques piráticos turcos y chinos de ultramar[158].

 

            En cuanto a Africa, abandonó los territorios musulmanes del norte[159] y se internó en el interior continental, con expediciones de aventureros, comerciantes[160] y misioneros[161].

 

            En el Atlántico, no tuvo problemas con los buques españoles, pero sí con los franceses, que se hicieron con una colonia en la zona (la Guayana) y se aliaron con los nativos para enfrentarse a Portugal.

 

            En Brasil impuso a sus mejores gobernadores civiles[162], aparte de:

 

-intensificar la búsqueda de madera, caña de azúcar y bananas,
-sacar partido a la cría de pájaros exóticos,
-importar esclavos africanos al país[163].

 

            Y estrechó Juan III, finalmente, relaciones europeas:

 

-con el Imperio español, casando a su hermana Isabel con Carlos I[164],
-con el Imperio sacro-germano, casándose él con Catalina de Austria
[165],
-con los estados pontificios, adhiriendo al clero portugués a la contrarreforma.

e) Portugal africana

            Desde siempre se había sabido en Portugal que el oro que llegaba a los países musulmanes debía provenir de algún Río del Oro del sur de Africa, y que sus minas auríferas debían ser lo bastante amplias como para sostener a los numerosos países que conformaban el Islam.

            En 1346 un navío catalán había intentado buscar el afamado río africano, pero había fracasado en su intento de encontrarlo en torno al Nilo. Y esa fue la empresa que se propuso Portugal, costase lo que costase[166].

            Hasta 1420 los portugueses habían logrado costear hasta el paralelo 26ºN, hasta el cabo Bojador y su natural peñascoso, oleaje de 15 m. altura y ventosidad inquebrantable. Más allá, el Mar Tenebroso parecía algo inalcanzable, y se consideraba que era el fin del mundo.

            En 1434 Gil Eanes decide traspasar el Cabo Bojador, y logra volver en buen estado y con la noticia de más tierra firme tras el temido Mar Tenebroso.

            En 1435 Gonçalves Baldaia decide acompañar a Eanes y llegar al Río de Oro, pues trajeron a Lisboa algunas pepitas del material dorado. A partir de ahí, las expediciones privadas y públicas de Portugal van a sucederse desenfrenadamente.

            En 1441 Nuno Tristao alcanzó el paralelo 21ºN, llegando hasta Mauritania, río Senegal, río Gambia y río Salum. Algunos de sus expedicionarios continuaron bajando hasta el paralelo 14ºN, llegando a alcanzar Cabo Blanco-1441, Arguin-1443[167], la Tierra de los Negros-1444 y Cabo Verde-1444.

            En 1450 Diego Gomes alcanzó Guinea y Sierra Leona, y en 1460 Pedro de Sintra logró encontrar una enorme curvadura africana en la costa, hacia el paralelo 6ºN[168]. Es el momento en que Portugal da por bueno el fin del mundo, al tender la curvatura a un semicírculo que uniría con el río Nilo. Así, llamó Mar del Sur a lo que ya para ellos era el fin del mundo.

e.1) Canarias

            Dejando aparte el mayor o menor conocimiento portugués del mapa diseñado por el franciscano Giovanni da Pian a su Historya Tartarorum-1245, donde aparecía la famosa “Vinlandia” o tierra de las 7 islas más allá del Estrecho, lo que sí empezó a conocer Portugal fue que una serie de islas empezaron a aparecer en su acercamiento a la costa africana, según el plan de búsqueda de recursos primos.

            Se tiene también constancia de una expedición genovesa que, costeando la costa africana, se desvió hacia el poniente y desapareció sin dejar rastro, posiblemente por haber arribado en tierra firme (las Canarias[169]) y no tener recursos para volver.

            Otra expedición genovesa, al mando de Lancelloto Malocelli, sí logró arribar y volver de las islas Canarias, dejando su nombre a la isla de Lanzarote.

            Hacia 1325, y bajo una expedición financiada por Alfonso IV de Portugal, tres navíos portugueses-castellanos-catalanes lograban visitar las 13 islas canarias. Finalmente, en 1339 aparece ya en la cartografía catalana el registro más o menos correcto, y con mucho de sus nombres actuales, toda la litografía de las islas canarias.

            Durante 100 años, las islas fueron disputadas por Castilla y Portugal, hasta que en 1436 el papa Eugenio IV reconoció la legitimidad de Castilla, ante el estallido de iras portuguesas.

e.2) Madeira

            Descubierta por Portugal pero en un 2º plano hasta la pérdida de legitimidad sobre las Canarias, el archipiélago de Madeira[170] supuso el comienzo de la expansión portuguesa.

            Aún así, no dejó Portugal poner pie en ella a Castilla, que había intentado hacer alguna incursión exploradora hacia 1417, y que había recibido el rápido aplastamiento por parte de Portugal:

-con dos expediciones en 1419 y 1420[171],
-con el establecimiento de guarniciones permanentes en adelante.

             Su poblamiento fue irregular, pues:

-las 3 Islas Desiertas nunca fueron pobladas,
-1/2 de Madeira fueron feudo particular del monarca portugués,
-1/2 de Madeira y Porto Santo fueron entregadas a la orden de Cristo,
-las ciudades de Funchal y Machico se llevaron la mayor densidad poblacional.

            A nivel económico, Madeira aportaba 3.500 toneladas de trigo al año, contó con uno de los mayores establecimientos europeos de azúcar[172], y despuntó en la producción de madera y tinturas.

e.3) Azores

            También ocupó un 2º plano en la estrategia de Portugal, hasta que se dieron por perdidas las islas canarias. Además, su llegada a la zona requería gran esfuerzo naviero[173], y separarse demasiado de la costa africana. Eso sí, era un puerto seguro y fuera del alcance de la piratería castellana, que bajaba asiduamente a la zona de Canarias.

            Tras los viajes de reconocimiento que en 1427 se ofreció a hacer Diego de Silves por las Azores, se concluyó que eran 7 las islas que componían el archipiélago: San Miguel, Santa María, San Jorge, Terceira, Pico, Faial, Graciosa.

            Su poblamiento fue posterior al de Madeira, y vino de la división en feudos que los nobles de Portugal se fueron pasando de unas manos a otras.

            A nivel económico, la pesca fue vital en todas sus islas, y careció de recursos[174] a la hora del propio abastecimiento local[175].

e.4) Cabo Verde

            Fueron descubiertas por Portugal hacia 1450. Ya en los mapas que manejaban los portugueses se hablaba de una gran Isla de la Sal, más al sur de las islas canarias. Así, la 1ª isla descubierta más al sur de Canarias fue llamada por ese nombre: isla de la Sal.

            Las otras 7 islas que se fueron descubriendo, unos 3.000 km. más al sur de Canarias, fueron San Antonio, San Vicente, San Nicolás, Santa Lucía, Buenavista, Santiago y Fuego.

e.5) Conquistas de Fernao Gomes

            Mercader de Lisboa, hizo con la Corona un tratado de 1468 en el que[176]:

-él se quedaba con el monopolio comercial de toda la costa africana,
-la Corona se quedaba con todas las tierras que se descubrieran,
-lo descubierto no podía bajar de 100 leguas anuales.

            Así, en 6 años logró poner en funcionamiento todas las empresas portuguesas, bajo su custodia, comercializando todo el litoral occidental de Africa, y principio del oriental. Destacaron las expediciones, bajo su supervisión, de:

-Ghana-1471[177], bajo Joao de Santarem y Pero Escolar,
-Formosa
[178], Nigeria y Camerún-1472, bajo Fernao do Po,
-Gabón, y paralelo 2ºS-1474, bajo Lopo Gonçalves y Rui de Sequeira,
-Santo Tomé-1471, Anno Bom-1472, Islas Príncipe-1473, Isla de Fernando Po-1473,
-Liberia, Costa de Marfil
[179], Togo[180], Dahomey...

e.6) Conquistas del Infante Juan

            Tras el tratado de la Corona con Fernao Gomes, y viendo sus exitosos frutos, el propio príncipe Juan decidió planificar en 1474 un gigantesco plan explorador para la Corona, aportando él personalmente los medios y fines:

-para llegar hasta la India,
-con la utilización de los recursos públicos y no privados.

            No obstante, el plan quedó paralizado hasta 1479 por el conflicto sucesorio surgido con Castilla, que paralizó la elaboración del plan, precisó la ayuda de indígenas en las escuadras portuguesas y terminó con el Tratado de Alcaçovas-1479[181], donde:

-Castilla se quedaba con las islas Canarias,
-Portugal se quedaba con todo lo que hubiese al sur de las Canarias.

e.7) Conquistas de Diego Cao

            Tras el tratado de Alcaçovas y siendo ya Juan II rey de Portugal, fue encargado ejecutar el proyecto explorador de 1474 a Diego Cao[182], escudero de la Casa Real. Este descubrió:

-en su viaje de 1482, hasta el paralelo 13ºS, incluyendo Gabón, Congo y Angola[183],
-en su viaje de 1483, hasta el paralelo 22ºS, incluyendo el río Zaire
[184], Bahía de las Ballenas y Punta de San Martín[185].

e.8) Conquistas de Bartolomé Díaz

            Fue elegido por la Corona como sucesor de Diego Cao, debiendo comenzar sus exploraciones antes de 1487, y con los objetivos de[186]:

-dejar de buscar ya por Africa los rastros legendarios del Preste Juan,
-centrarse solamente en la llegada a la India asiática
[187].

            En 1488 Díaz tenía logrados los descubrimientos de[188]:

-el paralelo 34ºS, en medio de tempestades,
-cierta inconexión y bravura, de océano sin tierra en el sur,
-la bahía de Mossel Bay, girando de nuevo hacia el norte,
-el extremo fin del Africa del Sur
[189].

f) Portugal asiática

            De 1500 a 1502 Vasco de Gama había establecido una patrulla de 20 buques de artillería en el Océano Indico, para vigilar los puertos de Calicut, Sofala, Quilúa, Cochín-Ceylán y Canacor, dejando a 4-5 de ellos en cada puerto como seguridad[190]. Además, lograba enviar a Lisboa 30.000 quintales de pimienta[191].

            De 1502 a 1505 Duarte Pacheco y Lope Soares se vieron necesitados a fortalecer el paso por Arabia, estableciendo escuadras de ayuda en Cingala y aislando el monopolio veneciano del Mar Rojo.

            De 1505 a 1509 Francisco de Almeida levantó defensas fortificadas por todas las factorías del Indico, nuevas factorías  y una Armada permanente en aquellas aguas. Los portugueses empezaron a saquear ciudades[192], destruir navíos oponentes, y a hacerse con el control del Golfo Pérsico, con la Toma de Ormuz-1507[193] y la victoria en la Batalla de Diu-1509[194].

            De 1509 a 1512 Portugal empezó a adentrarse todavía más allá, en busca del lugar original de las especias. Tras establecer su capital asiática en Goa-1510, se adentró en el extremo Oriente y empezó a conquistar:

-Malaca-1511, por obra de Alfonso de Alburquerque,
-Sumatra-1512 y Maluco-1512
[195], por obra de Antonio de Abreu, Francisco Serrao y Alfonso Visagudo.

            De 1515 a 1555 Portugal sobrepasó el limes de Tordesillas, y tocó ya los extremos orientales de:

-Cantón-1519, por obra de Joao de Andrade[196],
-Japón-1549, por obra de San Francisco Javier[197],
-Macao-1555, por obra del pacto de Juan III con los emperadores chinos
[198].

f.1) Conquistas de Vasco de Gama

            Fue el elegido por la Corona para llevar a cabo el siguiente plan oficial portugués, una vez experimentado el éxito de Bartolomé Díaz, y con los objetivos de[199]:

-llegar ya y como fuese al Oriente, una vez que España había llegado ya a América,
-someter y avasallar todo tipo de puerto encontrado en el camino.

            Fue la expedición espectacular, la más larga de la historia y la de frutos más copiosos del momento. Con una flota portuguesa de 4 unidades, en 1497-99 el comandante supremo del ejército luso[200]:

-llegó a Cabo Verde de un tirón, donde repuso sus efectivos,
-navegó 90 días consecutivos, hasta llegar a Santa Elena de Suráfrica,
-perdió algunos efectivos al atravesar el cabo de Buena Esperanza,
-empezó a avasallar los nuevos mundos del Africa oriental
[201],
-atravesó el Mar Rojo y Golfo Pérsico, de la mano musulmana
[202],
-desembarcó en la India el 18 mayo 1498, permaneciendo allí más de 4 meses.

f.2) Conquistas de Alvarez Cabral

            Fue el elegido por la Corona para consolidar la ruta hacia la India de Vasco de Gama, poniendo en sus manos 13 navíos de dimensiones considerables. Supuso la fijación de las vías comerciales orientales de Portugal, el establecimiento de relaciones con los musulmanes en el Indico, y la implantación de nuevas minas de oro en la zona de Sofala, en el Indico[203].

            Salida en 1500 desde Lisboa, la expedición[204] de Pedro A. Cabral decidió esquivar el golfo de Guinea[205] siguiendo la línea recta y no costera del Africa[206]. Arrastrados por unos vientos contrarios que Gama no había experimentado, los 13 navíos portugueses atracaban en tierra firme un mes después de atravesar Fernando Po. No era Suráfrica sino otro lugar muy distinto: Brasil[207].

            Cabral envió 2 navíos a Lisboa para contar el extravío de 350 leguas al oeste de las Azores[208], y decidió volver a la ruta africana y visitar de nuevo el puerto de la India, donde tuvo tiempo de[209]:

-cargar 2.000 quintales de pimienta, en Ceylán y Cananor,
-dejar embajadores lusos en Sofala, para iniciar relaciones comerciales.

Madrid, 1 julio 2017
Mercabá, artículos de Cultura y Sociedad

________

[1] Devastadoras fueron las campañas de los musulmanes en los años 764, 791, 794 y 840.

[2] La vieja Flaviae romana, en la desembocadura del río Lima, entre el Miño y el Duero.

[3] En la desembocadura del río Duero, y cuyo gobierno fue encomendado por ALFONSO III DE LEON a VIMARANO PEREZ, con tareas de poblamiento.

[4] La vieja Conimbriga romana, en la desembocadura del río Mondego, entre el Duero y el Tajo.

[5] La vieja Lamecum romana.

[6] La vieja Egitania romana.

[7] En la desembocadura del río Tajo, y auténtico enclave de la Lusitania del Sur.

[8] Casi definitiva pareció la del 955.

[9] Cuyos efectos tardaron en ser reparados casi 50 años después.

[10] Famosas fueron las disputas en Galicia, donde ORDOÑO II DE LEON (910-914) fue conde de Galicia antes que rey de todo el reino de León, hasta que decidió dividirse Galicia en dos por sus dimensiones. En esta desmembración de Galicia en dos, fue cuando se encomendó Galicia Sur (zona portuguesa) a RAMIRO ORDOÑEZ, duque de Portugal antes que el gran RAMIRO II DE LEON (930-950).

[11] Hija de DIEGO FERNANDEZ.

[12] Con la intención de centralizar todo el territorio español, recortando los condados más extensos (como era el caso del portugués).

[13] Con la intención de inaugurar una nueva dinastía castellana en Coimbra, en la persona de SESNANDO DAVIDIZ (intención que llegó a cuajar, pero que los gobernadores de Portugal se encargarían muy pronto de hacerla disolver, cuando llegó al trono de Coimbra MARTIN MONIZ).

[14] Coronado como “imperator totus Hispaniae” en 1077.

[15] Desde 1093, y gobierno que llevó a cabo URRACA DE CASTILLA de la mano de su marido RAIMUNDO DE BORGOÑA, con las importantes Reconquista de Santarem-1094 y Reconquista de Lisboa-1095, expandiendo así el reino de Galicia desde el Duero hasta el Tajo.

[16] Desde 1096, y gobierno que llevó a cabo TERESA DE CASTILLA de la mano de su marido ENRIQUE DE LORENA, primo de Raimundo de Borgoña, y de cuyo enlace salió el futuro ALFONSO I DE PORTUGAL.

[17] Gracias a la decisión del papa, que tenía poder para crear o suprimir reinos por su cuenta. En este caso, concedió la independencia y reinado a Portugal en 1139, recayendo la corona en ALFONSO I DE PORTUGAL, hijo de TERESA DE CASTILLA. Portugal fue siempre reconocido por ALFONSO VII DE CASTILLA y por toda España. Aunque las ayudas le empezaron a venir de Roma, pues Portugal había decidido hacerse vasalla del papa, a cambio de que los cruzados europeos conquistasen Lisboa y costeasen el Atlántico.

[18] Deseo que sería hecho realidad con el papa LUCIO II, y el envío que hizo de los ejércitos cruzados papales a la “cruzada” de Portugal.

[19] El feudo ligio suponía vasallaje exclusivo a un único señor, que en este caso era el papa.

            (cf. OLIVEIRA MARQUES, A, H; Historia de Portugal, t. I, ed. Fondo de Cultura Económica, México 1983, p. 60).

[20] Esto es, libre de toda carga y derecho señorial.

             (cf. OLIVEIRA MARQUES, op.cit, p. 60).

[21] Lazos que la Santa Sede ya había podido desenredar en 1157, a la muerte de ALFONSO VII DE CASTILLA y cuando en la herencia dejada a sus hijos SANCHO III DE CASTILLA (que se quedó con Castilla) y FERNANDO II DE LEON (que se quedó con Galicia y León)… no entró Portugal en el reparto.

[22] Arzobispado de Toledo que cedió la vieja Lusitania, pero a costa de fortalecer su primacía sobre el resto de las nuevas Españas reconquistadas.

[23] No obstante, las pérdidas de ALFONSO VI DE CASTILLA no fueron tan cuantiosas como refieren las crónicas árabes, que hablan de 50.000 cristianos muertos. Según los recientes estudios, en la Batalla de Sagrajas-1086 debieron caer 8.000 musulmanes y 4.000 cristianos, aunque Alfonso VI reconoció su derrota.

            Sagrajas fue, además, la causa de que ALFONSO X DE CASTILLA, años después, organizara la Orden de Caballería de Sta. Mª la Mayor, con la misión naval de atravesar el Estrecho, para conquistar así el norte de Africa y evitar las incursiones norteafricanas a España.

[24] Sólo el reino taifa de Zaragoza fue respetado, a cambio de los tributos que tenía que rendirles.

[25] Otro grupo venido de Africa, y también fanático.

[26] Pues era lo único que ya les quedaba, ya que Levante estaba prácticamente también en manos aragonesas.

[27] León, Navarra, Castilla, Aragón y Portugal, menos el de León.

[28] Bajo la dirección de ALFONSO II DE PORTUGAL, que marchó a la Batalla de Navas de Tolosa-1212 al frente de un imponente ejército portugués.

[29] Aun así, los soldados castellanos se quejarán de los cruzados europeos, pues algunos de ellos se retiraban a media batalla, o luego arrasaban y robaban más de lo que estaba estipulado.

[30] Al igual que FERNANDO III DE CASTILLA hará en Andalucía, y JAIME I DE ARAGON en todo el Levante español.

[31] Destinados sobre todo a evitar ataques marítimos musulmanes a los principales puertos portugueses.

[32] Con el desgaste militar, repoblador y económico que eso llevaba consigo.

[33] Que recibieron los territorios de la Beira Baixa y la zona entre el Mondego y el Tajo.

[34] Que recibieron los territorios entre el Tajo y el Guadiana.

[35] Que recibieron los territorios de Alto Alentejo, fundando su capital en Avis e instalando allí su castillo central.

[36] Que recibieron numerosos territorios al sur del Tajo: el Baixo Alentejo, península de Setúbal y el Algarve portugués.

[37] Que recibieron la Beira Litoral y la Extremadura.

[38] Que recibieron potestad para movilizarse y establecer casas por todo el territorio portugués, ya fuese fuera o dentro de los poblados.

[39] Que recibieron Coimbra (Santa Cruz) y Lisboa (San Vicente).

[40] No sin exención de numerosas razzias-saqueos musulmanes, que fueron inintermitentes.

[41] Reino musulmán de la costa sur de Portugal, que tras su reconquista siguió teniendo el rango de reino (2º de Portugal, y al que se fueron insertando todas las islas y colonias africanas que se iban descubriendo), hasta la proclamación de la República Portuguesa en 1910.

[42] Conocido como AMIR AL-GARB (lit. emir del Occidente).

[43] Enorme taifa que iba desde la desembocadura del Guadalquivir a la del Guadiana, y que todavía estaba sin conquistar por España. Lo que traerá problemas futuros enormes, una vez que Niebla y el Algarve queden reconquistados, pues:

-ALFONSO X DE CASTILLA reclamará que el reino entero de Algarve pertenece a España, incluida la parte portuguesa,
-ALFONSO III DE PORTUGAL se arrogará el título de rey de Portugal y el Algarve.

[44] Incluyendo en el concordato la cesión a Castilla del Algarve portugués todavía musulmán.

[45] Y es que la cuestión de fronteras en los reinos españoles tuvieron muy difíciles peculiaridades, dada su realidad conquistadora y repobladora, y sus condiciones de realidades anteriores existentes. La frontera, por ejemplo:

-obligó a crear una sociedad más guerrera en la península que en Europa,
-matizó la realeza como jefatura militar,
-promovió una mayor movilidad poblacional,
-abrió espacios nuevos sin dueño nuevo,
-fue sucediendo unos espacios y situaciones a otras previas…

            (cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, p. 664).

[46] Dándose por terminado, además, el vasallaje de Portugal a Castilla (asunto que quedaría renovado en el Tratado de Alcañiz-1297, con una solución favorable a Portugal en los litigios fronterizos de la línea del Guadiana y los norteños Duero y Ribadecoa.

             (cf. LADERO QUESADA, M.A, op.cit., p. 895).

[47] Estamos, como se ve en torno a este mismo tratado, en un momento de relevo político generacional en la Peninsular de gran trascendencia, que en Portugal quedará plasmado en el largo reinado de 56 años de su próximo monarca, DIONISIO I DE PORTUGAL.

[48] Dirigida por el clero (que iba fundando nuevas poblaciones), y por los reyes, que:

-otorgaron privilegios, exenciones, derechos, reducciones tributarias,
-concedieron libertad de servidumbre, propiedad privada de tierras, cargos gubernativos.

[49] Eso sí, con grandes diferencias culturales, pues los cristianos rudos del norte se mezclaron con mozárabes refinados y urbanos del sur.

[50] Pues la convivencia entre musulmanes y portugueses se hizo imposible, una vez reconquistada Portugal. Así, tanto las clases dirigentes musulmanas como los pequeños mercaderes, campesinos musulmanes… abandonaron Portugal bastante malhumorados. Sólo los viejos o pobres musulmanes se quedaron en Portugal.

[51] En el plazo de un año.

[52] Por los derechos y legitimidad a la propiedad privada que les había concedido el rey de Portugal.

[53] Consistente en que todos los años tenían que pagar un impuesto por cabeza (no por familia) equivalente al 10% de su producción, 5% de su propiedad, impuestos aduaneros y el resto de impuestos indirectos estatales.

[54] De hecho, en una generación todo el suelo pasó a ser propiedad íntegra de los portugueses, pues los musulmanes se habían marchado, exiliado, o pagado todos sus impuestos en cesión de suelo.

[55] Los que en Portugal pasaron a denominarse “hombres buenos”.

[56] Componiéndose cada concejo de:

-1 Asamblea popular, de “hombres buenos”, propietarios y mercaderes del pueblo,
-4 magistrados, a forma de delegados elegidos por la asamblea popular,
-2 judex-alcaldes, uno elegido por el párroco y otro por el rey,
-1 almotacén, o administrador económico del concejo.

[57] A forma de “familias” de fueros.

[58] Ver toda la implantación y desarrollo de los fueros hispánicos en mercaba.org/EncicloepdiadeHistoria/Nacimiento_de_Castilla.htm.

[59] Como se ve, la labor de desgaste su padre permitió al monarca poder afrontar con calma una nueva etapa para la Corona de Portugal, dentro de un contexto internacional de enormes cambios negativos:

-demográficos, de drástica recesión europea,
-económicos, de grave crisis agraria, fenómenos inflacionistas y soluciones trans-humantes poco afortunadas,
-urbanos, de conflictos mercantiles y políticos.

            (cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, pp. 893-894).

[60] Apoyándose decididamente en las ciudades, frente a las pretensiones aristocráticas y la jurisdicción eclesiástica del alto clero. No obstante, las resistencias de los nobles no se hicieron esperar, encabezadas por su propio hijo y con importantes victorias de 1322 a 1324.

[61] Solventada por DIONISIO I DE PORTUGAL con la firma del Tratado de Alcañices-1297, un pacto de fronteras con FERNANDO IV DE CASTILLA que ha permanecido hasta nuestros días.

[62] De hecho, tuvo que crear la Orden de Cristo, como sucesora de la escindida en Francia Orden del Temple.

[63] Ante abusos y extorsiones, a instancias de su esposa (la princesa ISABEL DE ARAGON), y con mejoras de la vida de los más desfavorecidos y fundación de diversas instituciones sociales.

[64] Y organizó la exportación del exceso de la producción a otros países europeos.

[65] Firmado en Inglaterra en 1308.

[66] Al mando de un almirante genovés.

[67] ALFONSO SANCHES, no tenido con ISABEL DE ARAGON pero a quien la reina y madre de ALFONSO IV DE PORTUGAL supo sofocar.

[68] Casándose con la princesa BEATRIZ DE CASTILLA, y dando su 1ª hija MARIA a ALFONSO XI DE CASTILLA. Segundo hecho que no trajo sino nuevas contiendas luso-castellanas, por el desprecio del monarca español hacia su esposa en público. Guerra de celos que no terminaría sino tras de cuatro años de enfrentamientos, y gracias a la intervención de la propia María.

[69] Fundamental para que Castilla cerrara el Estrecho de una vez para siempre, ante el acoso de los musulmanes de Fez-Marruecos.

[70] Pues su heredero PEDRO I DE PORTUGAL se había enamorado perdidamente de una española no princesa, INES DE CASTRO, de la que tuvo hijos ya desde la temprana edad.

[71] Parece ser que adelantándose a las expediciones de genoveses, mallorquines y castellanos.

[72] cf. SANCHEZ SAUS, R; La conquista del Atlántico en los siglos VI al XVI, ed. Arcos, Madrid 2000, pp. 51-53.

[73] A las bravas, pues había mandado asesinar en 1355 a su amante INES DE CASTRO sin más rodeos, para evitar problemas irresolubles internos en la Corona portuguesa.

[74] Casándose con la princesa CONSTANZA DE CASTILLA.

[75] Como el que le ofreció ante una planificación de invasión que había hecho la Corona de Aragón sobre el reino de Castilla.

[76] Por haber visto como asesinaban a su querida, y se quedaba sin ella.

[77] Empezando por los asesinos de INES DE CASTRO a los que mandó ejecutar despiadadamente.

[78] LEONOR TELLEZ DE MENESES, que se había divorciado de su marido (un noble portugués, para alcanzar la corona consorte portuguesa), y que para colmo no le dejó un heredero varón.

[79] Como fue la reedificación de las murallas de Oporto y Lisboa.

[80] cf. SANCHEZ SAUS, R; La conquista del Atlántico en los siglos VI al XVI, ed. Arcos, Madrid 2000, pp. 54-56.

[81] Siendo este el momento en que se crea la Compañía Naviera:

-en la que tenían obligación de registrarse todos los navíos,
-en la que se creó un fondo común para la reparación de buques.

[82] En este caso reclamando la corona para su hija BEATRIZ DE PORTUGAL, que había sido dada (en previsión del nacimiento de un varón) a JUAN I DE CASTILLA, y que supondría el paso de Portugal a manos españolas.

             (cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, p. 905).

[83] Futuro JUAN I DE PORTUGAL y hermano bastardo de FERNANDO I DE PORTUGAL, tenido por su padre común (PEDRO I DE PORTUGAL) y la querida TERESA GUILLE LOURENÇO.

[84] Liderando una coalición revolucionaria de burgueses mercantiles (que se estaba sublevando contra el rey en Lisboa) y de buena parte de la nobleza portuguesa (que necesitaba un líder militar para destronar a una dinastía que había ido recortando sucesivamente sus derechos). Así, pues, los burgueses y nobles auparon al maestre JUAN DE AVIS a la Corona portuguesa, en las Cortes de Coimbra-1384.

            (cf. LADERO QUESADA, M.A; op.cit., pp. 905-906).

[85] Hecho que, sin embargo, dio por bueno las Cortes de Portugal, reunidas el 6 de abril de 1385 en Coimbra, y donde se decidió cerrar la puerta a la corona portuguesa de España. Fue allí donde se declaró “al INFANTE JUAN rey de Portugal, con el nombre de JUAN I DE PORTUGAL y Gran Maestre de la Orden de Avis”.

[86] Pues la heredera a la Corona era BEATRIZ DE PORTUGAL (la hija natural de FERNANDO I DE PORTUGAL y LEONOR), casada con JUAN I DE CASTILLA, y en manos españolas por tanto.

[87] Bajo el mando de ALVARES PEREIRA, como condestable de Portugal.

[88] Tras la Batalla de Aljubarrota, y cuando Portugal vivió una época de ambición turbulenta e inédita. Se había pensado en atacar y conquistar el reino de Granada, pero JUAN I DE PORTUGAL se decidió por la costa africana:

-para obtener botines para la nobleza y burguesía,
-para evitar la costa española, y no entrar en más conflictos con Castilla.

            Pero el ideal era claro: Portugal necesitaba salir de sus fronteras como fuera, y empezar a buscar negocios y beneficios internacionales.

[89] Bajo el mando del condestable ALVARES PEREIRA, cuando Portugal decide introducirse en el Estrecho de Gibraltar y asaltar la primera fortaleza africana. Vueltos victoriosos y con los despojos a Lisboa, la política de agresión a Africa ya no tuvo vuelta atrás.

[90] Inspirador de los grandes descubrimientos lusitanos del s. XV, ENRIQUE EL NAVEGANTE (1394-1460) había sido ya el creador de la Escuela náutica de Sagres, a especie de centro polivalente, arsenal, observatorio, taller cartográfico, escuela náutica y colegio mercaderes de la Corona portuguesa.

             (cf. ARMILLAS, J. A; “Descubrimiento  y contacto con otros mundos”, en FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 30).

[91] Dada la escasez y corta variedad de productos naturales portugueses.

[92] Descubrimiento de oro y especias que podía permitir a Portugal solventar de cuajo el problema de sus pérdidas en materia de oferta-demanda, ante los productos extranjeros.

[93] Que pasó de cotizar 1 marco de oro (= 230 gr) a 250 libras en 1400 a 251.000 libras en 1433.

[94] Las empresas africanas de Portugal, por ejemplo, vinieron exigidas por la carencia de oro y devaluaciones monetarias que desvalorizaban las rentas fijas sobre la tierra, única fuente económica de la nobleza. A su vez, el aumento demográfico obligaba a incrementar las tierras cultivables, cosa que se podía hacer en Africa, al mismo tiempo que obtener de ella cueros, colorantes, laca y productos más o menos exóticos.

            (cf. ARMILLAS, J. A; “Descubrimiento  y contacto con otros mundos”, en FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 30).

[95] Que cada vez más aumentaba en número y exigencias.

[96] Que pudo haber ido pactando la ampliación de aguas territoriales, y la caza de nuevas especies marinas.

[97] Idea que descubrió ser verdadera, al encontrarse sustancias colorantes, goma de laca para la industria textil, cueros y pieles de animales “exóticos” africanos…

[98] De abundantes referencias musulmanas sobre su opulencia y fertilidad, y que ahora podía ser explorada al haber caído el Islam en la península Ibérica y también en la costa norte marroquí.

[99] Y por un país que, al igual que España y con la que compartía el Patronato regio del papa (Padroao o privilegios-deberes otorgados por el papa para Portugal en Africa, y Patronato otorgados por el papa después para España y sus Américas), era genéticamente re-conquistador de la fe. Porque para Portugal, la Iglesia y el Estado significaban una sola cosa, y mezclaba íntimamente su fe con la vida cotidiana.

             En Africa, por ejemplo, MANUEL I DE PORTUGAL y JUAN III DE PORTUGAL arriesgaron expediciones para implantar la fe:

-enviando cinco monjes de cada orden al Congo,
-bautizando a los reyes BASANO DE ANGOLA, BENUS DE GUINEA, DAVID DE ABISINIA,
-estableciendo misiones interiores y prósperas, en Pissan, Quimala, Biguba, Mombasa, Melide…
-recibiendo en Lisboa a los candidatos africanos al sacerdocio,
-erigiendo diócesis africanas con obispos autóctonos, como la de Santo Tomé-1534…
-no permitiendo que la llegada de calvinistas apartara del catolicismo sus factorías lusas,
-sufriendo las conjuras y martirios, envenenamientos… de los mahometanos,
-levantando cruces, altares, iglesias, catecismos por doquier.

            En Asia, por ejemplo, MANUEL I DE PORTUGAL y JUAN III DE PORTUGAL arriesgaron expediciones para implantar la fe:

-en misiones por Indonesia, Japón (de 750.000 conversiones y más de 40.000 martirios), China (de 250.000 conversiones),
-implantando la jerarquía autóctona en torno al vicariato papal de Goa-1533,
-fundando los primeros seminarios y colegios tridentinos en India-1541,
-bautizando a decenas de miles de paravas, malabares, molucos, sanyasis, cochinos, funchales…

-siendo los misioneros los primeros en llegar a Birmania-1554, Siam-1554, Tonking-1569, Ceylán-1517, Célebes-1525, Cochinchina-1583 (de 82.000 conversiones), Borneo, Sumatra-1531, Java-1531, Molucas-1518 (de 80.000 conversiones), Solor-1562, Timor-1555, Ción-1548, Manado-1548, Flores (de 27.000 conversiones), Macao-1557, Cantón-1565, Chekiang-1588, Kwanski-1588, Fukien-1592, Kagoshima-1549, Osaka-1562, Miyako-1562, Nagasaki-1563, Omura-1565, Khosinoteu-1565, Shimara-1565, Amacusa-1565…

            (cf. VILLOSLADA, R. G; LABOA, B; Historia de la Iglesia Católica, vol. III, ed. BAC, Madrid 1987, pp. 976-1003).

[100] cf. PARIAS, L.H; Historia Universal de las exploraciones, vol. II, ed. Espasa-Calpe, Madrid 1968, pp. 9-24.

[101] Inspirador de los grandes descubrimientos lusitanos del s. XV, ENRIQUE EL NAVEGANTE (1394-1460) había sido ya el creador de la Escuela náutica de Sagres, a especie de centro polivalente, arsenal, observatorio, taller cartográfico, escuela náutica y colegio mercaderes de la Corona portuguesa.

            (cf. ARMILLAS, J. A; “Descubrimiento  y contacto con otros mundos”, en FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 30).

[102] A los que hay que añadir la mejora de los elementos navales previos, como:

-los palos, que transmitían la fuerza del viento de las velas al casco,
-los cordajes fijos, o mástiles, para aguantar fija la nave en las turbulencias,
-los cordajes móviles, para subir, bajar y ensamblar distintas partes del barco,
-las velas, para recoger los vientos marinos y dar velocidad a la nave,
-los cabos, para soltar o amarrar la nave, según conveniencia.

            (cf. BROWLEE, W; La primera vuelta al mundo, ed. Akal, Madrid 1991, pp. 10-15).

[103] Con mucha conexión con lo que también se estaba gestando en Castilla, llena de peritos y constructores en la zona del Cantábrico. Y como evolución propia de la urca y carraca mediterráneas.

            (cf. SANCHEZ SAUS, R; La conquista del Atlántico en los siglos VI al XVI, ed. Arcos, Madrid 2000, pp. 83-87).

[104] Que calaba poco agua.

[105] Que enarbolaban 3 velas triangulares.

[106] Para albergar 50 toneladas de peso, suficiente para poder girar 50º respecto a la dirección del viento. Era el prototipo de velocidad.

[107] Como reserva de flotabilidad, o espacio longitudinal (de proa a popa) inferior a la cubierta principal, que se dejaba sin peso, y debajo del cual ya se establecía el calado y tonelaje.

[108] Trapezoidales, que trabajaban en ángulo recto respecto al rumbo de la nave.

[109] Estructuras elevadas, a forma de castillo, por encima de la cubierta principal.

[110] Casco de madera gigantesco, que permitía multiplicar por 10 el tonelaje y velamen.

[111] Del franciscano PIAN DEL CARPINE, que había compuesto Historia de los Tártaros-1245, y donde ya se mostraba a Groenlandia y la costa americana, junto con un conjunto de tierras insulares en el Atlántico, más allá del Estrecho.

            Años después, el cartógrafo islandés STEFANSSON parce que hizo una copia en 1579, llamada Mapa de Vinlandia, y donde mostraba que las tierras hiperbóreas habían sido visitadas ya por los vikingos (y no por los musulmanes, como apuntaba DA PIAN).

[112] O Isla de las 7 ciudades (posiblemente Canarias), donde se relataba cómo 7 obispos españoles habían sido desterrados por los musulmanes y decidieron ir a una ruta ya explorada por los viajeros árabes.

[113] Mito legendario medieval que hablaba de otra India en el Africa interior, y donde un misionero cristianizó y gobernó un vasto territorio, repoblándolo y enriqueciéndolo.

[114] Como las que desarrolló el príncipe PEDRO de 1425 a 1428.

[115] Mediante los viajes del CONDE DE BARCELOS a Tierra Santa y Constantinopla, desde 1410. Véase, en ese sentido, la ruta a Siyilmassa en 1447 (bajo ALFONSO V) abierta por ANTONIO MALFANTE, y descrita como “un país donde abundan los judíos y el comercio se hace por medio de ellos, donde los moros traen y venden sus mercancías… donde hay multitud de estados y territorios habitados únicamente por negros idólatras, siempre en guerra unos con otros. Pues muchas son las mercancías que aquí se demandan, como el cobre y la sal en bloque, en barra y en panes”.

            (cf. RONCIERE, C.H; El descubrimiento de África, El Cairo 1924, pp. 151-158).

[116] Donde hubo representación portuguesa en los concilios de Pisa-1409, Constanza-1417, Basilea-1437, Ferrara-1438 y Florencia-1438.

[117] cf. BROWLEE, W; La primera vuelta al mundo, ed. Akal, Madrid 1991, pp. 17-20.

[118] De 2.000 maravedíes mensuales (el capitán y piloto), 1.500 mensuales (los oficiales), 1.000 mensuales (los marineros), 800 (los segundos marineros), 666 (los grumetes).

[119] Con la cantidad por 5 navíos portugueses de aprox. 58 cañones grandes, 7 cañones pequeños, 3 bombardas grandes, 3 bombardas pequeñas, 5.000 libras de pólvora, balas de cañón de plomo y piedra, 50 arcabuces con sus trípodes, 60 ballestas, 369 docenas de flechas, 95 docenas de dardos, 10 docenas de jabalinas, 1.000 lanzas, 200 picas, 60 picas de abordaje.

[120] Con la cantidad por 5 navíos portugueses de aprox. 100 chalecos de malla, 100 armaduras de pecho, 100 cascos, 200 escudos, 6 hojas de espada.

[121] Con la cantidad por 5 navíos portugueses de aprox. 15 toneladas de bizcochos, 6.100 libras de judías, lentejas y guisantes, 5.700 libras de carne de cerdo seca, 948 quesos, 1.512 libras de miel, 16 toneles de brevas, 3.200 libras de pasas y almendras, 322 libras de arroz, 100 libras de mostaza, 525 galones de harina fina, 5.600 libras de vinagre, 450 ristras de ajos y cebollas.

[122] En la que debía caber, orientativamente y por cada 5 navíos portugueses aprox. 1 tonelada de mercurio, 1,5 toneladas de bermellón, 5 toneladas de alumbre, 30 piezas de telas de colores, 20 libras de azafrán, 3 piezas de tejido fino, 8 piezas de paño, 8 piezas de terciopelo, 50 piezas de bucarán, 20.000 libras de cobre, 10.000 libras de plomo, 400 docenas de cuchillos, 500 libras de vidrio, 200 gorros rojos, 200 pañuelos llamativos, 4.000 pulseras de bronce, 20.000 campanillas.

[123] Con la cantidad por 5 navíos portugueses de aprox. barriles, lonas y cestos de repuesto, 2 redes de pescar, arpones, lanzas y 10.500 anzuelos, 40 carretas de leña, 417 pipas y 253 toneles para vino, 15 candados, 6 calderos, 6 cacharros, 2 hornos para usar a bordo, cazos para derretir la brea, 1 fragua con fuelles, 1 yunque, 1 piedra de amolar, 12 pares de fuelles para la cocina.

[124] Con la cantidad por 5 navíos portugueses de aprox. cuerdas, lonas de repuesto, poleas, remos, ganchos, piel para la bomba, clavos, 89 faroles pequeños, 100 cuencos, 200 escudillas, 100 cuchillos, 66 fuentes de madera, 94 trinchadores, 80 banderas con estandarte real, 5 tambores, cuernos de bronce, cornetas y 20 tamborines, esposas y grilletes para los pies, velas para servicios religiosos.

[125] El elaborado en la Escuela de Traductores de Toledo, por el propio ALFONSO X DE CASTILLA en su Tablas toledanas y Libros del saber de astronomía.

[126] cf. KINDER, H; HILGEMANN, W; HERGT, M; Atlas histórico mundial, ed. Akal, Madrid 2007, p. 233.

[127] Respecto a los 39.076 km. actuales.

[128] Posiblemente ya explorada por navíos catalanes del 1375-1380. Y es que en este punto las corrientes contrarias impedían seguir el litoral africano.

[129] Según aparece en el español Libro del conocimiento de 1350.

[130] cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, pp. 998-999.

[131] Sin haber llegado a poner un solo pie en el Atlántico.

[132] A pesar de que había pedido apoyo expreso a LUIS XI DE FRANCIA para luchar contra España, no obteniendo sino la negativa del rey francés.

[133] Mediante condenas a muerte, ejecuciones, asesinatos, envenenamientos… y destierros a Castilla.

[134] cf. KINDER, H; HILGEMANN, W; HERGT, M; Atlas histórico mundial, ed. Akal, Madrid 2007, p. 233.

[135] cf. SANCHEZ SAUS, R; La conquista del Atlántico en los siglos VI al XVI, ed. Arcos, Madrid 2000, pp. 76-79).

[136] cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, pp. 998-1001.

            No obstante, fueron logros no del todo conocidos por la gran cantidad de archivos que quedaron destruidos en el incendio que siguió al Terremoto de Lisboa-1755.

[137] En busca del mítico reino del PRESTE JUAN.

[138] Bajo el prisma de volver a unir las 3 coronas de la península que habían llevado a cabo la Reconquista de la península Ibérica: Aragón, Castilla, Portugal.

[139] De donde le vino el apodo de Juan, el Príncipe Perfecto, que MAQUIAVELO plasmó en su República, inspirándose en él.

[140] De ahí el apodo de Manuel el Afortunado, con que se le conoció en su época.

[141] Como fueron las llevadas a cabo en Siam-1511, las Molucas-1512, el litoral chino-1513, Catón-1517 y Timor Oriental-1515.

[142] cf. KINDER, H; HILGEMANN, W; HERGT, M; Atlas histórico mundial, ed. Akal, Madrid 2007, pp. 233 y 237.

[143] Descubrimiento fundamental para el sostenimiento primo del Imperio portugués, pues Brasil podía seguir el desarrollo organizativo de las Américas españolas, y su enorme ganadería y cultivo de azúcar y todo tipo de plantas especieras, podían ir abasteciendo su mercado mundial.

            (cf. GUEL, R; SISTI, M.E; VAN DOORN, L; Historia Universal, vol. V, ed. Visor, Buenos Aires 2000, pp. 63-64).

[144] No hay más que ver el monumental desarrollo artístico llevado a cabo en Lisboa, con arquitecturas colosales, el cuarteto de arquitectos MATEUS FERNANDES, JOAO DE CASTHILO, DIEGO DE ARRUDA y FRANCISCO DE ARRUDA, la expansión artística a Évora y Beja… y en todos sus palacios y monasterios, la impronta marina y apuesta por la naturaleza.

            (cf. BORRAS GUALIS, G; “La arquitectura gótica tardía en Portugal”, en RAMIREZ, J.A; Historia del Arte, vol. II, ed. Alianza, Madrid 2008, p. 259-261).

[145] Ante el cual Portugal preparó una monumental embajada, que nada más llegar a Roma dejó impresionada a toda Europa, por las riquezas que había acumulado ya la corona portuguesa.

[146] Como dan buena fe el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem, frente a la desembocadura del Tajo.

[147] Para evitar lo que ya era inevitable: la masacre de 4.000 judíos por parte de las turbas el 19 abril 1506.

[148] De hecho, como católico radical MANUEL I DE PORTUGAL trató de promover una enorme cruzada contra el Imperio turco hacia 1496. Incluso la misma campaña del Africa iniciada por sus predecesores había sido planificada en sus comienzos como prolongación de la reconquista portuguesa y cruzada que había que seguir en el norte africano.

[149] Con la mayor ISABEL DE ARAGON (que murió en el parto del “heredero” MIGUEL), y con la pequeña MARIA DE ARAGON (para esperar una carambola hereditaria, pues su hermana JUANA LA LOCA estaba por encima de ella y ya se había dado en matrimonio a FELIPE DE HABSBURGO).

[150] Pero que murió prematuramente en 1500, sin poder llevar a cabo el proyecto de:

-suceder a los REYES CATOLICOS en España,
-suceder a MANUEL I DE PORTUGAL en Portugal.

[151] VASCO DA GAMA, NUNO DA CUNHA y JOAO DE CASTRO.

[152] Contactos con las nuevas culturas orientales del continente asiático, que poco a poco también fueron abriéndose y acercándose a Occidente. Fueron estas culturas orientales:

-Persia, en manos de la dinastía Safawí,
-India, en manos de los grandes mogoles,
-Ceylán, en torno al reino de Kandy,
-Resto de islas y rincones, como Siam, Laos, Birmania, Camboya, Vietnam, Indonesia…
-China, con decadencia de los Ming y ahora en manos de los Qing,
-Corea, un reino a la sombra de China,
-Japón, que había pasado de la dinastía de los Ashikaga a la de los Tokugawa.

            (cf. MARTINEZ SHAW, C; Historia de Asia en la Edad Moderna, ed. Arcos, Madrid 2008, pp. 10-63).

[153] Donde China ofreció Macao a los portugueses, y Portugal se hizo con el control de las rutas comerciales de la zona.

            En efecto, en 1553 LEONEL DE SOUSA había obtenido autorización portuguesa para establecerse en Cantón y en Macao, y desde allí había protegido las costas chinas, desde 1557 a 1564, de la propia piratería marítima china. Así,  Más tarde, el emperador MING ofreció Macao a JUAN III, como recompensa a su labor defensiva.

            (cf. GUEL, R; SISTI, M.E; VAN DOORN, L; Historia Universal, vol. IV, ed. Visor, Buenos Aires 2000, pp. 113-117).

[154] Los portugueses llegaron al Japón (el Cipango de MARCO POLO) en 1549, de la mano de SAN FRANCISCO JAVIER. En 1551 llegarían FERNAO MENDES, ANTONIO PEIXOTO y FRANCISCO ZEIMOTO, comerciantes portugueses que empezaron a negociar en las islas japonesas.

            (cf. GUEL, R; SISTI, M.E; VAN DOORN, L., op.cit., pp. 83 y ss).

[155] Donde tuvieron los portugueses que desarrollar una actitud hostil contra los líderes insurgentes indios y musulmanes. Pues la hostilidad mostrada por numerosos reinos indios, y las alianzas entre los sultanes y los zamorinos, había obligado a los portugueses a establecer un estado soberano, con todas las consecuencias.

            Por eso, los portugueses ocuparon militarmente algunas ciudades clave de la costa india, y la Conquista de Goa-1510 se convirtió en el cuartel general del Imperio portugués oriental, verdadero centro de cultura europea, y enclave lleno de iglesias, escuelas y hospitales.

[156] cf. KINDER, H; HILGEMANN, W; HERGT, M; Atlas histórico mundial, ed. Akal, Madrid 2007, p. 241 y 243.

[157] En las Molucas, JUAN III DE PORTUGAL consiguió una importante victoria política sobre la zona, asegurando el control del área frente a las reclamaciones españolas.

            En efecto, después del viaje de FERNANDO DE MAGALLANES, los castellanos habían reclamado como propias las Islas Molucas. En 1542, una conferencia de expertos se reunió para determinar el meridiano establecido en el Tratado de Tordesillas (que no sólo era atlántico, sino también pacífico, dada la redondez de la tierra).

            En el Tratado de Zaragoza-1529, Portugal pagó 350.000 ducados de oro a España, y aseguró así su presencia en las islas.

[158] cf. DIAZ IBAÑEZ, J; La China imperial en su contexto medieval, ed. Arcos, Madrid 2009, pp. 60-65.

[159] Safim-1540, Azamor-1541, Arzila-1545 y Alcácer Ceguer-1549, dada la fuerza que venía imponiendo SULEIMAN DE TURQUIA desde 1526 y a que necesitaba ahorrar esfuerzos ante otras empresas de ultramar. No obstante, mandó reforzar los enclaves de Ceuta, Tangiers y Mazagan.

[160] Con comercios intensos en los enclaves de Arguim, San Jorge de la Mina, Mombasa, Sofala, Mozambique... Los productos llevados por Portugal fueron la sal, harina, caballos, alfombras, telas, ropajes, cuchillas, estaño, monedas, cobre, vasos, conchas… y a cambio recibían oro, esclavos y marfil.

[161] Bajo el patrocinio del Colegio de Artes de Coimbra, cuyo objetivo era el desarrollo de relaciones pacíficas y la cristianización de la población nativa.

 

[162] Que dividieron el territorio en 15 capitanías, cada una al mando de un capitán y con obligación de defenderla, poblarlas y explotar sus recursos. Y que pusieron por encima de ellas la figura del Gobernador General, elegido por el propio monarca portugués, y cuyo cargo recayó en TOME DE SOUSA.

[163] Dada la baja demografía que había de naturales del lugar, y los extensos territorios que había que poner en explotación. Los primeros esclavos llegaron en 1539 procedentes de Guinea. Algunos trabajaron en los campos de azúcar, pero la mayoría lo hizo en la explotación de la madera.

[164] De la que decían las crónicas que era la mujer más bella de todo el mundo.

[165] Hermana de CARLOS I DE ESPAÑA, e infanta de la casa de los HABSBURGO.

[166] cf. GUEL, R; SISTI, M.E; VAN DOORN, L; Historia Universal, vol. IV, ed. Visor, Buenos Aires 2000, pp. 53-57 y 64.

[167] Donde se instaló la factoría de Arguin, cerca de la ciudad Mauritania de Nouadhibou, como enclave estratégico que permitiría a los portugueses:

-entrar en contacto con los circuitos caravaneros de Tombuctú y Alto Níger,
-intercambiar esclavos, polvo de oro y especias africanas a cambio de cereal, sal, caballos y tejidos.

            (cf. ARMILLAS, J. A; “Descubrimiento  y contacto con otros mundos”, en FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 31).

[168] En efecto, PEDRO SINTRA logró doblar el Cabo Verde y Cabo Rojo, y acceder al mercado aurífero de Kantora a través del cauce del río Gambia. También lograría ese mismo año alcanzar:

-la desembocadura del río Geba, en Guinea Bissau,
-el archipiélago costero de los Bijagos y Sierra Leona.

            (cf. FLORISTAN, A., op.cit., p. 31).

[169] cf. LADERO QUESADA, M.A; Historia universal, vol. II, ed. Vicens Vivens, Barcelona 2007, pp. 996-998.

[170] Con las 3 Islas Desiertas, la isla de Porto Santo y la isla de Madeira.

[171] Dirigidas por los nobles GONÇALVES ZARCO, VAZ TEIXEIRA y PALLASTRELLO, que acabaron con la instalación ya definitiva en Porto Santo de Madeira-1420, para adelantarse a los castellanos y ganar así posiciones para hacerse con las Islas Canarias.

[172] Lo que hizo que gran cantidad de esclavos fuesen transportados desde las costas de Africa hasta Madeira.

[173] Ya que era muy difícil dentro del paralelo 26ºN obtener vientos favorables para el camino de vuelta, que les dejase otra vez en Portugal.

[174] Por la constante mala climatología.

[175] Lo que evitó que viniesen esclavos africanos a sus islas.

[176] Por el periodo de 5 años, con posibilidad de prórroga en caso de resultar satisfactorio. Cosa que sucedió, alargándose el contrato por un año más, hasta 1474.

[177] Denominada como Costa del Oro, a la que se llegó explorando el Río San Joao, y donde se levantaría la fortaleza de La Mina, emporio mercantil de oro que afluía de todo su entorno.

[178] En torno al cabo Formoso, en el extremo de la desembocadura del Níger.

[179] Denominada como Costa del Marfil.

[180] Denominada como Costa de los Esclavos.

[181] Ratificado un año después en el Tratado de Toledo-1480 y dos años después por el Tratado de Roma-1481.

[182] De forma pública y oficial. Pues a forma secreta y de espionaje encargó otra exploración privada a PERO DE COVILHA y ALFONSO DE PAIVA, consistiendo ésta en:

-hacer la ruta Valencia-Barcelona-Nápoles-Rodas-Alejandría-Suez, para ver cómo se desarrollaban allí los asuntos comerciales,
-recabar información en El Cairo sobre el tráfico del Mar Rojo y mundo musulmán,
-hacer la ruta Egipto-Arabia, para ver la situación al otro lado del Mar Rojo.

[183] Donde fue instalando pilares de granito (en forma de cruz), llevados desde Portugal, con fechas cronológicas y emblemas portugueses, y los cuales debían ser puestos en los ríos, cabos… y puntos más importantes de la exploración.

[184] Muy importante y en el cual se adentró, en ese intento constante por descubrir un paso fluvial entre la costa oeste y este del continente africano, que no acababa de llegar.

[185] Lo que con el tiempo será Ciudad del Cabo, en Suráfrica.

[186] Aparte de las informaciones secretas que la Corona seguía obteniendo de sus espionajes por otras latitudes. En este caso, al mismo tiempo que la misión pública de Bartolomé Díaz, fueron notables las expediciones secretas encomendadas a:

-FERNANDES LAVRADOR, que llegó a la Groenlandia y descubrió el Canadá,
-GASPAR CORTE REAL, que llegó a Terranova, muy poco después de hacerlo Cabot,
-FERNAO DULMO, que buscó islas más occidentales que las Azores, sin éxito, y ante las noticias de aves y pedazos de madera que allí llegaban del oeste.

[187] Pues ya habían llegado a Lisboa los informes de los viajeros ALFONSO DE PAIVA y PERO DA COVILHA, que ya habían vuelto de su viaje relámpago a Egipto-Arabia para informarse de la navegación por el Océano Indico.

            (cf. ARMILLAS, J. A; “Descubrimiento  y contacto con otros mundos”, en FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 32).

[188] Con solamente 3 carabelas de exploración, no de carga comercial.

[189] Donde creyó ya estar muy cerca de la India, por la curvatura circular que ellos calculaban seguir la línea del golfo de Guinea, y no sabiendo que estaban muchísimo más al sur. Cansada la tripulación, BARTOLOME DIAZ la dejó descansar y se puso él por su cuenta a descubrir 2 cabos más, el de las Agujas y Buena Esperanza.

[190] cf. COOKE, J; KRAMER, A; ROWLAND-ENTWISTLE, T; Historia del Mundo, ed. Grisewood & Dempsey, Londres 1979, pp. 46-57.

[191] cf. FLORISTAN, A (dir.); Historia moderna universal, ed. Ariel, Madrid 2009, p. 45.

[192] Como Pandarán, Paliport, Granganor…

[193] Que rompió la alianza egipcio-veneciana sobre el Golfo Pérsico, y que hizo a Persia dejar en manos portuguesas las mismas puertas del Imperio otomano.

[194] Que dejó a Portugal como líder indiscutible y único monopolio especiero sobre la zona.

[195] Auténticos paraísos especieros del Oriente lejano, y limítrofes con la línea-límite impuesta por el Tratado de Tordesillas.

[196] cf. DIAZ IBAÑEZ, J; La China imperial en su contexto medieval, siglos III al XVII, ed. Arcos, Madrid 2009, pp. 73-75.

[197] Que convenció al emperador nipón KIU SIU para que le permitiese introducir en su país una penetración pacífica y sembrar allí la Buena Noticia (y en la que 700.000 japoneses pasarían a abrazar la fe). Veamos de sus propias palabras cómo llegó al Japón:

             “Jesús. La gracia y amor de Cristo sea siempre vuestra ayuda. Amén. De Malaca os escribía largamente de todo nuestro viaje, después que partimos de la India hasta llegar a Malaca, y lo que hicimos el tiempo que estuvimos en ella (carta 84 de su Epistolario)… Agora os hago saber cómo Dios nos trujo al Japán. Día de San Juan del 1549 nos embarcamos en estas partes en un navío mercader gentil de China (de fama idolátrica para los europeos), el cual se nos ofreció para traer el Japán, y partimos…

            … Comenzó el capitán muy pronto a cambiar de parecer en no querer venir al Japán, deteniéndose sin necesidad en las islas que hallábamos… Así, a muchas leguas de Malaca, y camino de la China, en la cual habían grandes tempestades de las mares, trocamos en Cochinchina, la víspera de la Magdalena. Y allí  aconteció que se rompió la bomba del navío, y el capitán resultó ileso…

            Allí estuvimos hasta que otro navío podía servirnos para venir al Japán. Era un navío lleno de ladrones, que se llenó de más de ellos que estaban esperando en el puerto. Y allí subimos, y ni el demonio ni sus ministros pudieron impedir nuestra venida al Japán, tierra a que nos trujo Dios el día de nuestra Señora de agosto de 1549. Sin poder tomar otro puerto en Japán, atracamos en Cangoxima”.

            (cf. FRANCISCO XAVIER; Cartas y escritos, carta 90, del 5 noviembre 1549, ed. BAC, Madrid 1979, pp. 347-354).

[198] A nivel de no piratearse las naves respectivas, y ciertos mínimos de intercambio de mercancías.

[199] Para lo que se había calculado la travesía o “volta” de 10.000 km, fondeando:

-la línea Bahía de Santa Elena-Punta de San Martín-Cabo Tormentario,
-de Cabo Tormentario hacia terreno nunca explorado.

[200] cf. FLORISTAN, A., op.cit., pp. 43-44.

[201] Como fueron los de:

-Natal, el 25 diciembre de 1497,
-desembocadura del río Zambeze, en enero de 1498, y donde tuvo conocimiento de las fuentes orientales del oro africano: el reino de Monomotapa,
-isla de Mozambique, en marzo de 1498, y con conciencia de estar en el Océano Indico,
-isla de Zanzíbar, en abril de 1498, donde encontró hostilidad,
-Mombasa-Kenia, en mayo de 1498,
-Melinde-Islam, donde descansó y entabló negociaciones con los musulmanes,
-Calicut, en septiembre de 1498, desde donde regresó a Lisboa.

[202] Pues en Melinde VASCO DE GAMA había acordado con el líder musulmán AHMAD IBN MAJID un pacto de no agresión Islam-Portugal, en el que :

-Portugal se comprometía a atravesar el Golfo sólo como paréntesis hacia el Oriente,
-el Islam se comprometía a facilitar a Portugal la navegación hasta la India.

[203] Que empezó a exportar a Lisboa la cantidad de 410 km/anuales de oro, entre 1500 y 1521, mucho más que la vieja Mina de Ghana.

[204] De 13 navíos y 1.700 hombres.

[205] Por los datos de VASCO DE GAMA, que habló en Lisboa del gran trozo continental que había desde Fernando Po hasta el cabo de Buena Esperanza, haciendo una curvatura rectilínea y no circular.

[206] Pues dos barcos portugueses se habían quedado retrasados, y al dar la vuelta e ir a buscarlos, la flota lusa viró hacia el oeste más de lo que ellos suponían.

[207] Llamada por ALVAREZ CABRAL como Vera Cruz, y donde los portugueses no encontraron rastro más que de indígenas sin noticias de navíos, pues hasta allí no había llegado nadie, ni siquiera los españoles (que estaban todavía luchando con los caribes de Venezuela).

[208] Que había establecido en 1494 el límite de 370 leguas al oeste de las Azores, como línea que otorgaba todos los territorios a Portugal (al este de ese meridiano) y a España (al oeste de ese meridiano), y que duró oficialmente hasta 1750, con los conflictos de:

-la parte amazónica de Brasil, que pasó a ser también portuguesa,
-las limítrofes y orientales islas de las Molucas, que pasaron a terreno español.

[209] cf. FLORISTAN, A., op.cit, pp. 46-47.