PLEISTOCENO

 

Etapa decisiva de la Prehistoria,

en ecosistemas, animales y especie humana

 


Estepas de Africa, epicentro de la radical transformación, natural y animal

Madrid, 1 agosto 2019
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

            La paleontología es la rama de la historia que estudia la prehistoria. No tiene nada que ver con la antropología ni otras ramas de la filosofía, sino que aplica los métodos geológicos y biológicos a los hallazgos históricos descubiertos. Sus resultados abarcan amplias etapas de tiempo, mantienen siempre el mismo grado de certeza y aportan conclusiones muy genéricas, al igual del espacio de tiempo que abarcan.

            En el Pleistoceno (del 2,8 m.a. al 10.000 a.C) tuvo lugar el punto de inflexión de la historia, como consecuencia de drásticos cambios climáticos que propiciaron la aparición de nuevos ecosistemas y especies animales, que sustituyeron mucho de lo precedente. También tuvo lugar la aparición del hombre actual, hacia el 40.000 a.C, con o sin conexiones respecto a su precedente hombre de Neandertal, y con sus totales características en el hombre de Cro-Magnon.

a) Climatología prehistórica

            Desde hace 10.000 años estamos en una época cálida, de disminución de las precipitaciones, y que ha permitido la expansión de la humanidad. Pero esto es un paréntesis, dentro del periodo de frío que sucede desde hace 1,5 m.a[1].

            Por ley general, los cambios climáticos afectaron más en la prehistoria a las altas latitudes que a las ecuatoriales, que es donde se desarrolló gran parte de la evolución humana. Cada uno de ellos produjeron efectos muy diferentes en la prehistoria, que provocaron:

-sucesos catastróficos,
-evolución geodinámica del planeta,
-comportamiento del sistema hidrosfera-atmósfera,
-fluctuaciones naturales de la órbita terrestre
[2],
-efecto de la biosfera.

            Los sucesos catastróficos, tales como el impacto de meteoritos o macro-erupciones volcánicas, originaron en la prehistoria cambios de corta duración.

            La evolución geodinámica influyó en el flujo de calor que llegaba a la superficie terrestre, desplazamiento de los polos geográficos y movimientos de la corteza terrestre.

            El sistema hidrosfera-atmosfera fue muy complejo en la etapa prehistórica. Pues la gran capacidad del agua para almacenar calor hizo que los océanos actuaran como termostatos que suavizan las oscilaciones térmicas. Por otra parte, los mares controlaban las tasas de vapor de agua y de dióxido de carbono, presentes en las precipitaciones, y responsables del efecto invernadero.

            El movimiento de la tierra alrededor del sol produjo en la prehistoria la alternancia de los días y las noches, la sucesión anual de las estaciones, dos equinoccios[3] y dos solsticios[4].

            En el caso del Africa ecuatorial, el calentamiento de las tierras interiores durante los veranos provocaba la entrada de aire húmedo del Atlántico ecuatorial. De este modo, en el oeste y centro continental, las lluvias eran muy abundantes. Pero esto no sucedía en el este, donde las precipitaciones no llegaban por una barrera montañosa que dificultaba la circulación atmosférica. Lo que originó un progresivo descenso del volumen de dióxido de carbono atmosférico, que tuvo como resultado que el bosque tropical cálido del viejo mundo sufriese en Africa un proceso de declive. Pérdida del hábitat que fue lo que propició la desaparición de muchas especies.

b) Cronología prehistórica

            La separación del linaje animal actual del primitivo ocurrió hace 4,5 m.a, en la época en la que los niveles de dióxido de carbono comenzaban a descender y a hacer sentir sus efectos sobre los ecosistemas africanos.

            En todo caso, los biólogos moleculares han calculado ese espacio de tiempo por medio de los relojes moleculares. Según estos, la diferencia genética entre dos especies debe estar en función del tiempo transcurrido desde que ambas aparecieron. Pero para que el reloj molecular funcione es necesario que se cumplan muchas cosas: genes que nosotros si vemos pero que la selección natural no ve, y ritmos constantes de evolución.

b.1) Los primeros fósiles

            El conjunto más antiguo de fósiles de pre-homínidos ha sido el del ardipithecus ramidus[5], localizado en medio del río Awash-Etiopía, en torno al 4,4 m.a. Se trata de una vida ligada al bosque, alimentándose de frutos, hojas, tallos y vegetales blandos. Se trata de una especie bípeda que caminaba como nosotros.

            El segundo eslabón de fósiles descubiertos fue el australopithecus anamensis[6], localizado en el lago Turkana-Kenia, en torno al 4,0 m.a. Se trata de un ambiente forestal abierto, alimentándose y moviéndose de una forma totalmente nueva, totalmente erguida.

            El tercer eslabón, descubierto en 1992, ha sido el del australopithecus afarensis[7], localizado en Laetoli-Tanzania, en torno al 3,5 m.a. Se trata de un ambiente forestal seco, una especie de sábana de cursos fluviales, con dimorfismo sexual, y que presenta dos especies distintas unidas: una bípeda como nosotros, otra mixta entre bípeda y todavía trepadora de árboles. Consiste en la primera familia de homínidos descubierta, al presentar miembros de distintas edades.

            El cuarto eslabón pre-homínido, descubierto en 1924, ha sido el del australopithecus africanus[8], localizado en la cantera de Taung-Suráfrica, en torno al 2,5 m.a. Se trata de un ambiente forestal seco y abierto, de matorrales y espacios abiertos. Su cráneo infantil es muy parecido al nuestro.

b.2) East Side Story

            Todos los primeros pre-homínidos han sido descubiertos en Africa oriental, en el denominado Great Rift Valley, una enorme fractura abarcable de Mozambique, los Grandes Lagos, Etiopía, Mar Rojo, hasta Israel y Jordania.

            La causa puede estar en el gran cinturón de selva tropical que se extendió por esta zona a lo largo del Mioceno. Pero no se sabe nada más de aquellos ecosistemas en aquellas épocas[9].

            Lo cierto es que, de momento, de allí proceden los fósiles más antiguos, aparte de poseer animales tan extraños como cocodrilos, tortugas o hipopótamos.

c) Primates

            El primer fósil de primate puede que sea un molar del Mesozoico, época en la que todavía vivían los dinosaurios. Procede de Montana y fue bautizado con el nombre de purgatorius ceratops.

            El Purgatorius se asigna al grupo de los plesiadapiformes, para unos primates y para otros no. El hecho de que se haya encontrado esta especie en Norteamérica y Europa indica que los dos continentes estuvieron unidos antes de la formación del Océano Atlántico, y cuando Africa era una gran isla en todo el Cenozoico.

            Los euprimates aparecieron en el Eoceno hacia el 55-36 m.a, y estuvieron representados por los adapiformes y los homomínidos de Africa.

            Finalmente, se han ido identificando como simios algunos fósiles chinos del Eoceno. Del Oligoceno, cabe resaltar algunos fósiles de simios del 30 m.a. En adelante, cabe resaltar:

-la Branisella boliviana, del 27 m.a,
-el Procónsul africano, del 24 m.a,
-el Morotopithecus, Afropithecus, Kenyapithecus, del 23 al 14 m.a,
-el Dryopithecus, Sivapithecus, Lufengpithecus, Ankarapithecus, Graecopithecus, del 13 m.a,
-el Dryopithecus laietanus, del 9 m.a,
-el Gigantopithecus, del 7 m.a.

c.1) Características de los primates

            No existe una cantidad infinita de formas, sino un número limitado de tipos biológicos. Parece ser que, si un nuevo modelo de organismo tuvo éxito, éste se lanzara a fabricar diferentes variantes dentro de la misma gama. Las especies pueden así agruparse en categorías progresivamente más amplias.

            Un grupo de especies tiene un antepasado común tanto más alejado en el tiempo cuanto más amplia sea la categoría que los agrupa. Los primates constan de 180 especies vivientes, la mayoría mamíferos de bosques tropicales húmedos y cálidos. Entre ellos, cabe destacar a:

-los papiones, que desarrollan su existencia en las sábanas de Africa, y acuden a los árboles para pasar la noche;
-los gelada, que viven en los Altiplanos etíopes, lejos de los árboles;
-los macaos, que forman especies asiáticas y viven en los bosques fríos del Himalaya o Japón;
-los patas, mono que llega a recorrer 55 km/h.

            Los primates son bastantes variados en cuanto a tipo de dieta, con especies vegetarianas, omnívoras y mamíferas.

            Como resultado de una larga historia evolutiva arborícola, los primates comparten:

-un primer dedo de los pies grande y muy móvil,
-uñas planas en lugar de garras,
-cuatro grupos de dientes: incisivos, caninos, premolares y molares
[10].

c.2) Tipos de primates

            La principal división de los primates se basa en la forma de la nariz y del labio superior. Así pues, tenemos:

-los estrepsirrinos,
-los haplorrinos.

            En los estrepsirrinos los orificios nasales están rodeados por un área de piel desnuda y húmeda, continuada por un labio dividido en dos en su línea media. Entre ellos se encuadran:

-los lémures, indris y el aye-aye, de Madagascar, algunos de ellos nocturnos y otros diurnos,
-los loris, asiáticos,
-los galagos, los potos, africanos y todos nocturnos.

            Los haplorrinos se dividen en tres grupos:

-los tarseros, de Filipinas, Borneo, Sumatra y Sureste asiático, pequeños primates nocturnos con ojos enormes y extremidades adaptadas al salto,
-los catarrinos, entre los que se encuentra nuestra especie y los monos americanos,
-los platirrinos, llamados monos americanos.

            Los dos últimos son los llamados simios antropoideos, de los que viene nuestra especie. Tienen posición frontal de los ojos, visión en 3 dimensiones, cerebro grande, el mismo número de dientes.

c.3) Primates hominoideos

            Nuestra especie viene de los catarrinos, y se clasifica entre:

-los hominoideos, o monos del viejo mundo,
-los cercopitecoideos, que incluyen a los macacos, papiones, mandriles, guenones, colobos, langures y antropoides.

            Ordenados según el grado de parentesco con los humanos, tendríamos a:

-los más próximos, los chimpancés, comunes o pigmeos, venidos de Africa,
-los más alejados, los gibones, de 5 a 9 especies.

            Todos los hominoideos compartimos rasgos heredados de un antecesor común, que se desplazaba colgado de las ramas en lugar de caminar sobre ellas, y que saltaba de una cosa a otra. Esto trajo como consecuencias:

-omoplatos situados en la espalda, en lugar de estar a los lados del cuerpo,
-braquiación de brazos más desarrollada que en las piernas,
-dedo pulgar reducido, para hacer de gancho del que suspenderse,
-tronco acortado en la región lumbar,
-vértebras en número reducido,
-posición erguida,
-plantas de pies y manos para apoyarse al andar.

c.4) El chimpancé bípedo

            Sólo los humanos somos capaces de dar pasos firmes y largas zancadas al andar, extendiendo las piernas muy por detrás de la cadera; los demás mamíferos sólo dan pasitos vacilantes, con grandes oscilaciones del tronco.

            La razón de una diferencia tan importante se encuentra en la cadera, en unos músculos abductores que estabilizan la cadera e impiden que se venza demasiado hacia el lado. En cambio, los chimpancés carecen del mecanismo estabilizador de la cadera.

            La ausencia de músculos no es una pérdida irreparable, porque en realidad no hay músculos especializados. Los músculos se limitan a contraerse cuando reciben un impulso nervioso. Así, encontramos que:

-en un cuadrúpedo, los extensores de la articulación de la cadera con el fémur impulsan el cuerpo hacia adelante mediante la locomoción a cuatro patas. Así, el peso del tronco se transmite por las cuatro extremidades;
-en nuestra especie, los dos músculos abductores de la cadera son el glúteo menor y el glúteo medio. Así, el peso del tronco se transmite por medio de la columna vertebral.

            Esta mejora biomecánica de la pelvis tiene un efecto secundario indeseado: complica el parto, porque reduce el espacio del conducto óseo.

c.5) Evolución del bipedismo

            Descartando que todo esqueleto se modifique drásticamente, y aun sin saber cómo se produjeron las grandes transformaciones anatómicas, el bipedismo evolucionó:

-con la modificación inicial del ala ilíaca, que haría mirar más lateralmente,
-por un ilion corto y ancho
[11] e isquion corto[12], como fue el caso de Lucy,
-cuando la diáfasis o ejes femulares empezaron a dirigirse oblicuamente desde las caderas hasta las rodillas
[13],
-por la base del cráneo por donde salía la médula espinal, o plano nucal, que empezó a orientarse más hacia adelante.

c.6) Las huellas de Laetoli

            Laetoli se encuentra no lejos del parque nacional del Serengeti. En una de sus erupciones, el volcán Sadiman arrojó cenizas y una lluvia las convirtió en barro, en el que se fosilizaron las pisadas de animales.

            Las huellas reflejaron un caminar igual al nuestro. El pie de un chimpancé es plano, y su primer dedo es más corto. En Laetoli, el pie adelantado se apoyaba primero sobre el talón, y se flexionaba sobre los dedos para despegar el pie del suelo.

            La explicación es que hace 3.5 m.a hubo dos tipos de homínidos en el este de Africa, otros enigmáticos homínidos y una especie con una gran variabilidad.

c.7) Posición erguida de los primates

            En general, ¿para qué sirvió? En un principio, se pensaba que la ventaja estribaba en que:

-liberaban las manos,
-permitían la fabricación de instrumentos.

            Sin embargo, se trata de algo más complejo, pues supuso una reorganización del esqueleto muy completa, de numerosos segmentos articulados, cuyos centros de gravedad estaban situados en el mismo plano.

            La forma de andar pasó, pues, de la sinuosa de los chimpancés[14] a la rectilínea de los humanos.

            Los beneficios de esta postura erguida no se hicieron esperar, pues:

-el bípedo recibía menos radiación solar que los cuadrúpedos,
-el bípedo podía transportar cosas en sus manos.

c.8) El caso de Lucy

            Medía 1,05 m. y pesaba 30 kg, contando con que fósiles de su entorno eran de 1,35 m. x  45 kg, y con que las hembras eran más pequeñas que los machos.

            Tenía las piernas cortas, con un coeficiente del 85% entre longitud del humero-brazos y fémur-piernas[15]. Estas proporciones sugieren que Lucy todavía podía trepar por los árboles. No obstante, las falanges de sus manos están curvadas.

            Tenía abreviado el segmento lumbar de la columna vertebral, lo que hacía que sus costillas últimas estuviesen muy próximas a la pelvis. Por todo ello, Lucy tenía una gran capacidad de giro de la cintura.

d) Parántropos

            Comenzaron a producirse hace 2,8 m.a, como consecuencia de las oscilaciones climáticas y los mantos de hielo del hemisferio sur, con sus sucesivas alteraciones de floras y faunas.

            Los típicos hábitats forestales húmedos fueron reemplazados por las sábanas secas y abiertas. Y esto pudo influir en la historia evolutiva de los homínidos, contribuyendo a:

-la desaparición del autralopithecus africanus,
-la selección del parantropo y homo-humano.

            Del paranthropus[16] derivaron 3 especies:

-el paranthropus aethiopicus, con fósiles existentes del 2,3 m.a. en el río Omo, con restos craneales y mandibulares;
-el paranthropus boisei, con fósiles descubiertos del 1,8 m.a. en Tanzania, con dos dientes de leche, 80
% de dieta bóvida y herbácea, y esqueletos que revelan una altura y peso iguales a los autralophitecus;
-el paranthropus robustus, con fósiles datables del 1,8 m.a. en Kromdraai, con restos de cráneos, mandíbulas, dientes, brazos, caderas y pies.

d.1) Características de los Parántropos

            Los representantes del Paranthropus muestran un imponente aparato masticador, que nos habla de una marcada especialización alimenticia. Los parántropos presentaron:

-dentición con una capa de esmalte bastante gruesa, ligada a una dieta de gran desgaste molar,
-hueso maxilar con posición más retrasada bajo el cráneo, aumentando la potencia del mordisco,
-ramas ascendentes de la mandíbula muy altas,
-aumento del tamaño de músculos temporales,
-cara muy alta, debido al aumento de altura de las ramas mandibulares.

e) Homínidos

            Mientras no exista una máquina que nos hiciera retroceder en el tiempo, ninguna hipótesis de tipo antecesor podrá confirmarse. Sin embargo, sí que es factible ir acotando el número de hipótesis verosímiles. Cuatro son los principios a seguir:

-para que una especie sea antepasada de otra tiene que haber convivido en la misma región geográfica,
-tiene que haber estrecho parentesco con la especie antecesora,
-no es posible conocer con exactitud la antigüedad de los fósiles,
-puede que aparezcan en el futuro nuevos fósiles dilatorios.

            Así, pues, se conoce como relaciones filogenéticas a las relaciones de parentesco evolutivo, por:

-analogía, o convergencia adaptativa, cuando se parecen porque desempeñan funciones similares[17];
-homología, o herencia de un antepasado común, pareciéndose en los órganos o genética
[18].

            Se dice que a mayor parecido, habrá mayor proximidad evolutiva. Pero cabe distinguir entre 2 tipos de caracteres:

-primitivos, que no aportan ninguna información de parentesco,
-derivados, útiles para establecer la proximidad evolutiva de las especies.

            Como consecuencia, no existe consenso sobre el árbol evolutivo de los homínidos.

            Los fósiles homínidos más antiguos encontrados han sido:

-un conjunto de dientes aislados del río Omo, del 2,1 m.a,
-una mandíbula del lago Malawi, del 2,4 m.a,
-un maxilar completo de la región volcánica de Hadar, del 2,3 m.a.

e.1) El homo-habilis

            Los fósiles del homo-habilis proceden de Africa, de entre el 2 y 1,4 m.a. Entre ellos, cabe distinguir claramente 2 especies de homo-habilis:

-el homo-habilis, el más antiguo,
-el homo-habilis rudolfensis, del lago Rodolfo de Turkana, del 1,9 m.a, con cráneos holotípicos de la especie.

            El homo habilis más antiguo debía medir apenas un metro, con una proporción del 95% del humero-fémur.

            Precisamente el último hallazgo, el esqueleto de Turkana, ha venido a reforzar la hipótesis de que el homo-habilis fue el autor de las primeras industrias, con la talla sistemática de piedras.

            Los homo-habilis empezaron a eliminar las ramificaciones laterales de las ramas de los árboles, e introduciéndolas luego en termiteros para pescar. No obstante, este artilugio no supuso un proceso mental de abstracción, sino del apaño de utensilios ya fabricados en la naturaleza. A lo más, los homo-habilis tuvieron en su cabeza la idea de la lasca que querían obtener, y lo único de lo que fueron capaces fue de golpear con tino una piedra sobre la otra.

            Los primeros utensilios de piedra se conocen como Modo 1 u Olduvayense, pues fueron descubiertos en Olduvai. Se trata de rocas talladas:

-sin una forma estandarizada,
-por las dos caras,
-sin un filo cortante.

            Posiblemente estas rocas talladas fueron utilizadas cuando los homos empezaron a consumir carne, cortar plantas y utilizar productos vegetales duros.

e.2) El homo-ergaster

            Se distinguió de las especies precedentes por:

-aumento en el tamaño del cerebro,
-huesos nasales y nariz destacada en el perfil de la cara,
-reducción en el tamaño de los molares.

            Sus fósiles más antiguos datan del 1,8 m.a, procedentes de Koobi Fora y Konso, siendo el más notable el esqueleto del río Nariokotome-Turkana, uno de los más notables de la historia.

            El esqueleto de Nariokotome arroja 1,60 m. altura, y proporciones del 74% del húmero-fémur, la más aproximada con la complexión humana.

            Además, con el homo ergaster surgió una nueva forma de tallar la piedra, el Modo 2 o Achelense.

e.3) El homo-erectus

            En algún momento del pasado se tuvo que producir el poblamiento inicial de Eurasia a partir de gentes llegadas de Africa.

            La isla de Java ha proporcionado una gran cantidad de fósiles humanos al respecto, destacando:

-el niño de Modjokerto, del 1,8 m.a,
-dos cráneos de Sangiran, del 1,6 m.a.

            Todos estos fósiles de Java se adscriben a la misma especie, aunque los restos de Ngandong, los más modernos, son algo distintos y reflejan cierto cambio evolutivo. Los fósiles javaneses muestran características distintas de las del africano homo-ergaster, y caracterizan por entero a la especie homo-erectus. No obstante, el homo-erectus procede del homo-ergaster.

            Las características del homo erectus son:

-neurocraneo robusto,
-toro supraorbital recto,
-refuerzo óseo transversal,
-hueso occipital angulado.

            En China se han encontrado dos yacimientos contemporáneos del homo erectus:

-el de Longgupo, aunque su mandíbula podría ser de orangutanes,
-el de Gongwangling, del 1 m.a,
-el de Zhoukoudian, cuya documentación se perdió al ser enviada a EE.UU, y que presentaba cráneos de 915 a 1.225 cc
[19].

            En Europa, los fósiles del homo erectus hallados han sido:

-una mandíbula humana del 1,5 m.a, en Dmanisi-Georgia,
-una falange del 1 m.a, en Cueva Victoria de Murcia-España,
-la mandíbula de Manuer, del 600.000 a.C, en Heidelberg-Alemania,
-una tibia del 500.000 a.C, en Boxgrove-Inglaterra,
-los esqueletos de Gran Dolina, del 800.000 a.C, en Atapuerca-España.

e.4) El homo-antecessor

            Pertenece al conjunto de fósiles descubierto en 1978 en la Sierra de Atapuerca, en Burgos-España, y bautizado con el nombre de Gran Dolina. Sus descubridores, Bermúdez, Arsuaga, Carbonell y Mosquera, bautizaron a esta especie como homo antecesor[20].

            Se ha excavado ya el nivel 11, que ronda los 300.000 años, y se va a acometer el nivel 10, rico en fauna e instrumentos líticos, datable del 400.000 a.C. En el nivel 6, alcanzado en 1994, se obtuvieron 80 restos humanos y 200 útiles[21].

            En el nivel TD6, los estudios de paleomagnetismo arrojaron una datación del 800.000 a.C, y de 6 individuos de distintas edades en el momento de la muerte, en los que no había[22]:

-bifaces ni hendedores, del Modo 1,
-Achelense, del Modo 2.

            Los restos humanos de Gran Dolina presentan estrías de corte de piedra. Está claro, pues, que fueron descarnados y consumidos allí mismo por otros humanos, como canibalismo, y sin tener nada que ver con ningún ritual[23].

            Se dice que el homo-antecessor fue una evolución intermedia entre el homo-ergaster y el homo-erectus, y antepasada también de los neandertales. Los estudios de Atapuerca han revelado que no se trata ni de una población tardía del homo ergaster, ni de las novedades del homo erectus[24]:

-pues un niño de 11 años presentaba un cerebro muy superior al ergaster,
-pues los esqueletos de las caras no son tan planos como los erectus.

         

            No lejos de Atapuerca se encuentra la Sima de los Huesos, depósito de huesos fósiles del 300.000 a.C, englobados en arcilla. Contiene 32 cadáveres enteros de carnívoros, con cráneos muy completos y parecidos a los nuestros:

 

-el cráneo 4, de 1.390 cc,
-el cráneo 6, de 1.220 cc,
-el cráneo 5, de 1.125 cc, y el mejor conservado de toda la historia de la evolución humana.

 

            Contiene la Sima de los Huesos fósiles de adolescentes y jóvenes, pero no de niños ni viejos, y se trata de individuos de una única población.

f) Hombre de Neandertal

            Surgió en Europa hacia el 230.000 a.C, y comenzó a ser estudiado tras el hallazgo en 1856 de un esqueleto en la gruta de Dusseldorf, en el valle de Neander-Alemania. En 1859 Darwin publicaría su libro Origen de las Especies, basándose en estos descubrimientos. También en la Sima de los Huesos de Burgos-España se puede hablar de rasgos incipientes neandertales, en la cara y la mandíbula.

            Su evolución en Europa se produjo en condiciones de aislamiento geográfico y genético. En este sentido, son los auténticos europeos. Mauer (del 400.000 a.C) pudo estar en la línea evolutiva de los neandertales, pero no así la gran Dolina (del 800.000 a.C).

            Algunos fósiles de neandertales tardíos, o clásicos, son los cráneos de Saccopastore-Roma y de Kaprina-Croacia, del 127.000 a.C. A partir de este momento, los neandertales comienzan a ser abundantes en toda Europa, hasta el año 60.000 a.C. Del 60.000 al 30.000 a.C. los neandertales empiezan a desaparecer.

f.1) Fisonomía neandertal

            Los neandertales medían 1,70 y 1,60 m, pesaban 70 kg, tenían complexión robusta y gozaban de desarrollada musculatura, aparte de[25]:

-recolectar hábilmente los productos vegetales,
-lanzar lanzas de madera de 2 m,
-cazar como carroñeros,
-utilizar el fuego,
-cuidar a los ancianos e impedidos,
-enterrar a los muertos.

            Por otro lado:

-las extremidades eran más bien cortas, en brazos y piernas,
-el hueso púbico era alargado y aplanado,
-el embarazo duraba 10 meses, saliendo bebes mas hechos,
-el cerebro medía 1.550 cc
[26],
-el nivel de encefalizacion era inferior,
-el toro occipital era poco desarrollado y hundido,
-el toro supraorbitario estaba curvado,
-presentaban una depresión llamada fosa suprainiaca,
-la apófisis mastoidea apenas sobresalía del cráneo,
-la cara tenía apariencia de cuña, estirando los lados,
-los pómulos casi no existían,
-la frente estaba muy inclinada,
-la abertura nasal era muy ancha,
-los dientes mostraban un desgaste rápido por uso intensivo,
-los huesos eran gruesos, y necesitaban mucho calcio.

f.2) Tecnología neandertal

            La industria de los neandertales se llama Modo 3 o Musteriense, y sucedió en el Paleolítico Medio. Este modo se caracterizó por la técnica Levallois: mediante la talla se preparaban los núcleos, dándoles una forma determinada, para luego extraer a partir de ellos las lascas.

            Esta técnica suponía abstracción, y no trabajaba la piedra para producir directamente el instrumento, sino que añadía un paso intermedio (el núcleo Levallois).

            El Musteriense de los neandertales se extendió por Europa, Oriente Próximo y norte de Africa, del 230.000 al 200.000 a.C.

            Dos aspectos de los neandertales llaman la atención: el uso del fuego y el enterramiento. Es verdad que existen animales que modifican objetos naturales, pero ninguna especie animal ha conocido nunca la técnica del fuego, ni entierra a sus muertos. Por otro lado, es impensable encontrar humanos que no hayan utilizado el fuego o enterrado a sus muertos.

            La técnica del fuego comenzó, pues, hacia el 200.000 a.C. Y que enterraban a sus muertos ha aparecido en todos los yacimientos, pero sin seguir ninguna especie de ritual.

g) Hombre de Cro-Magnon

            Debe su nombre al yacimiento de Cro-Magnon-Francia, donde se descubrieron esqueletos del 28.000 a.C, prototipos del homo-sapiens que somos nosotros.

            Data del 34.000-30.000 a.C. y fue encontrado en los fósiles de:

-Saint Cesaire-Francia, con instrumentos de marfil y huesos, y adornos de huesos, siguiendo la técnica del Chatelperroniense,
-Cueva del Reno-Francia, con una morfología del oído interno muy diferente a los neandertales y a la nuestra,
-Mladec-Chequia, con una serie esquelética del Modo 4.

            Por otro lado, son ya de humanos modernos las pinturas rupestres, como las de:

-Galgenberg-Austria, con figuras femeninas del 33.000 a.C,
-Vogelherd-Alemania, con caballos de marfil del 32.000 a.C,
-Chauvet-Francia, datadas por el radiocarbono en el 30.000 a.C,
-Cosquer-Francia, del 27.000 a.C.

g.1) Tecnología cro-magnon

            En los yacimientos europeos se observa una sustitución brusca de la industria Modo 3-Musteriense por el Modo 4-Auriñaciense. No obstante, hay algunos niveles intermedios entre el 3 y el 4; es la industria Chatelperroniense.

            Tras la aparición del Modo 4 tecnológico, los fósiles de humanos modernos en toda Europa, y el descubrimiento de las pinturas rupestres, vino el gran descubrimiento del hombre moderno: el hombre de Cro-Magnon.

            Técnicamente el Modo 4 utilizó el hueso, marfil y asta, y se caracterizó por núcleos alargados, lascas finas y bordes paralelos. Estas hojas eran luego transformadas en:

-los buriles, instrumentos biselados,
-los raspadores distales, para preparar pieles.

g.2) El homo-sapiens en Africa

            Los principales fósiles con características modernas descubiertos en Africa, y datables del 90.000 al 50.000, están en los yacimientos de:

-River Mouth-Sudáfrica,
-Border Cave-Sudáfrica,
-Omo Kibish 1 y 3-Etiopía,
-Dar es Soltan II-Marruecos.

            En todos los citados fósiles, aparecen caras gráciles y parecidas a las nuestras, volúmenes craneales por encima de 1.350 cc, y neuro-cráneos que han perdido robustez.

g.3) El homo-sapiens en Oriente Próximo

            Los homo-sapiens, de origen quizás europeo[28], en algún momento se extendieron no sólo a Africa sino también a Oriente Próximo, tal como lo prueban los fósiles de:

-Teshik Tash-Uzbequistán,
-Shanidar-Irak,
-Dederiyeh-Siria, del 50.000,
-Kebara, Amud y Tabun-Israel, del 45.000 al 40.000.

            Pudiera ser que los neandertales llegaran primero, y los homo-sapiens modernos llegaran después, reemplazándolos igual que sucedió en Europa.

g.4) El homo-sapiens en Oriente Lejano

            Del mismo modo que los humanos modernos se extendieron al Oriente próximo, también lo hicieron al Oriente lejano, extremo de Eurasia, hacia el 50.000 a.C.

            La llegada a Australia en el 40.000 a.C. fue todo un hito, siendo curioso que en sus yacimientos aparezcan utensilios del Modo 3, y no del Modo 4. Pues se supone que tuvieron que navegar, ya que Australia fue siempre una isla. Los principales fósiles australianos son los de:

-Lago Mungo, del 26.000 a.C, mostrando cráneos muy robustos y muy parecidos a los primeros modernos israelíes.

            Finalmente, en la isla de Java, extremo oriental del mundo, vivieron los últimos homo-erectus en el Pleistoceno Inferior. Los fósiles hallados hasta ahora aparecieron en torno al río Solo:

-en Ngandong, datados en el 50.000 a.C, y que hablan de calvarias de 1.035 cc y 1.225 cc,
-en Sambungmacan, con dientes del 44.000 a.C.

g.5) Especie de Cro-Magnon, ¿igual o diferente, a la de Neander?

            A nivel de tecnologías, se dice que los fósiles humanos hallados en Modo 3 son siempre neandertales (sin mezclas ni híbridos), y los hallados en Modo 4 son siempre humanos modernos (con abstracción). En ese sentido, ambas especies debieron ser distintas, el hombre de Cro Magnon no tuvo nada que ver con el hombre de Neandertal, y el hombre de Neandertal desapareció del mapa sin rastro de continuidad.

            A nivel de espacios y tiempos, los últimos neandertales y primeros homo-sapiens convivieron juntos por algún tiempo, y de hecho los homo-sapiens europeos portan genes heredados de los neandertales[27]. En ese sentido, o bien algo sucedió en los neandertales para que evolucionasen drásticamente (y se convirtiesen en homo-sapiens), o bien una amplia especie del valle de Cro-Magnon se mezcló con los últimos del valle de Neander (y los hizo desaparecer).

            A nivel de inteligencia y arte, si los neandertales no fueron humanos sapiens actuales, sí que fueron una especie inteligente propia. Es verdad que los neandertales no tuvieron arte y los homo-sapiens sí, pero bien pudo deberse a que su extinción se produjo antes que el arte rupestre comenzase a aparecer y generalizarse.

            Así pues, que nosotros seamos la única especie inteligente actual en el planeta no quiere decir que haya sido siempre así. Eso sí, la especie que antecedió a ambas especies inteligentes (homo-neandertalis y homo-sapiens), el homo-antecessor, no era inteligente.

Madrid, 1 agosto 2019
Mercabá, artículos de Cultura y Sociedad

_______

[1] Millones de años.

[2] Según los Ciclos de MILANKOVITCH.

[3] Primavera y otoño, coincidiendo la duración del día y la noche.

[4] Verano e invierno, produciéndose más o menos horas de luz.

[5] De ardi-suelo, pithecus-mono, ramidus-rama.

[6] De austral-sur, anam-lago.

[7] De afar-país de Afar, aunque es más conocido como Lucy.

[8] Más conocido como el Niño de Taung.

[9] Dos ciencias son las que entran aquí en juego:

-la tafonomía, consistente en establecer si un hueso ha sido transportado desde grandes distancias,
-la paleomorfología, consistente en determinar cuál fue el ecosistema y ambiente de los huesos.

[10] Perdiendo algunos de ellos a lo largo de la evolución.

[11] Abducción favorecida.

[12] Capacidad de extensión reducida.

[13] Caso sucedido en los autrolopithecus, no en chimpancés.

[14] De subidas y bajadas, y desplazamientos laterales.

[15] El de los humanos es del 71%, y el de los orangutanes del 129%.

[16] Lit. “al lado del hombre”.

[17] Como es el caso de las aletas de tiburón.

[18] Como es el caso de las de murciélago.

[19] Capacidad Craneal, de manera que a una capacidad de 1000 cc. le corresponde un peso de 971 gr.

[20] Lit. “pionero”.

[21] Entre ellos un roedor fósil, actual rata de agua.

[22] Aquí surge un dilema, pues existe Achelense del 1,6 m.a. en Africa, y esta técnica no aparece en Europa (ni en Atapuerca-España ni en Ubeidiya-Israel) ni en China ni Java.

            Puede que:

-los europeos y asiáticos abandonaran el modo de tallar de sus antepasados africanos,
-el este africano estuviera mucho más avanzado que Europa y Asia,
-los primeros asiáticos abandonaron Africa antes que surgiera el Modo 1.

            Otro de los interrogantes es saber cómo llego entonces el Achelense a Europa, si por una nueva oleada colonizadora o pasando de unas poblaciones a otras, desde Africa.

[23] En el uso de las cuevas, cabe decir que:

-los carnívoros se establecían en ellas y hacían de ellas su refugio. Vivían, se reproducían y morían allí;
-los herbívoros no vivían en las cuevas, pero los carnívoros y carroñeros transportaban sus cadáveres a las cuevas para consumirlos;
-los humanos utilizaban ocasionalmente las cuevas, pero luego se iban.

[24] Se supone que los primeros humanos llegaron a la península Ibérica por vía terrestre, desde Asia y atravesando toda Europa. Y no hay razones para pensar que el estrecho de Gibraltar se cerrase antes del 3 m.a. (lo hizo en el 6,5 m.a). Además, la navegación más antigua fue la que se produjo en Australia y Nueva Guinea, en el 40.000 a.C.

[25] Según la teoría de BERGMANN, las poblaciones que habitan las regiones frías tienden a tener el cuerpo más voluminoso que las que viven en tierras cálidas.

[26] Muy parecido al nuestro, de 1.350 cc.

[27] Para definir una especie se suele invocar el Criterio Genético: los miembros de la especie no pueden cruzarse con los de cualquier otra especie y tener descendientes fértiles.

            También sucede la aportación de SIMPSON, que dice que una especie se perpetúa con poblaciones que se suceden en el tiempo siguiendo una misma trayectoria evolutiva propia.

[28] Como es el caso de los otros europeos, los neandertales.