Iglesia Primitiva


Asia Menor, nido de iglesias y núcleos cristianos a la largo del s. I

Murcia, 1 enero 2020
Equipo de
Biblia de Mercabá

        El acontecimiento más trascendental que se ha realizado sobre la tierra ha sido la venida de Dios mismo al mundo. Cristo vino al mundo el año 753 de la fundación de Roma. Este hecho ha sido considerado como la plenitud de los tiempos.

        Es difícil entender en qué consistió exactamente aquella plenitud de los tiempos, pues Israel no era más que una perdida provincial dentro del vasto imperio romano. Se entiende, así, la plenitud de los tiempos en orden a:

-unidad del Imperio Romano. La unidad de cultura, lengua, comunicaciones, derecho, negocios en todas las regiones del Imperio… favoreció la rápida expansión del evangelio por todos los lugares;

-diáspora del pueblo judío. La unidad familiar, buena formación doctrinal, pureza de costumbres, de todos los judíos dispersos por el Mediterráneo… vino a ser un factor de cohesión esencial en la expansión del evangelio.

a) Jesucristo

        Cuando Cristo llegó a la adultez, empezó a enseñar el evangelio y a confirmarlo con grandes milagros. Es lo que se llama su vida pública. En esta misión pública, Jesús unió a miles de personas de todas las clases (solo hombres eran 5.000, sin contar a las mujeres y niños).

        En su vida pública, Jesús se dedico a:

-anuncio del evangelio,
-curación de los enfermos,
-expulsión de los demonios.

        Jesús vino a establecer una nuevo reino, y a inaugurarlo en la tierra. Para hacer publicidad de ello, Jesús hizo de él muchas comparaciones o parábolas, y lo demostró con 50 grandes signos o milagros. Finalmente, Jesús hizo a este reino invencible ante las fuerzas del mal.

b) Comunidad de Jesucristo

        El nuevo reino de Dios, inaugurado por Jesús, tenía que ser al mismo tiempo una realidad visible (en la tierra) e invisible (del cielo). Esta sociedad visible fundada por Jesús fue llamada por él como "su" Iglesia.

        Para fundar su Iglesia, Jesús llamo en torno a si a un gran número de discípulos. De entre ellos escogió:

-al grupo de los 72, a los que envió de dos en dos,
-al grupo de los 12, a los que llamo apóstoles.

        A estos 12 apóstoles, Jesús confirió 3 misiones:

-evangelizar, siendo sus testigos en todo el mundo, y predicando el evangelio a toda la creación;
-santificar, celebrando la eucaristía y perdonando los pecados, además de los otros 5 sacramentos;
-gobernar, decidiendo lo que está bien y lo que está mal.

        Digno de notarse es que los 12 apóstoles procedían de clase humilde, y así aparece con toda evidencia que todo su poder y eficacia es obra de Dios, y no suya.

c) Etapas fundacionales de la Iglesia

        Jesucristo, a lo largo de toda su vida, fue estableciendo paso a paso las bases de la Iglesia. Estas fueron:

-predicación del evangelio,
-elección de los 12 apóstoles,
-selección de Pedro como cabeza de los apóstoles,
-institución de los sacramentos,
-pasión salvadora en la cruz,
-envío del Espíritu Santo.

        Pero fue sobre todo el día de Pentecostés, o fiesta judía del 28 mayo del año 30, el punto de partida histórico de la Iglesia, con la venida del Espíritu Santo sobre la virgen María y el colegio apostólico, la predicación de Pedro a todas las gentes y las 3.000 conversiones simultáneas.

d) Iglesia de Jerusalén

        Nada más recibir el Espíritu Santo, el día de la fiesta judía de Pentecostés, Pedro tomó la palabra y se puso a anunciar la buena noticia. Aquel día se les unieron más de 3.000 creyentes. Así, la primitiva comunidad de los apóstoles, la comunidad o Iglesia de Jerusalén, fue creciendo más y más, en fervor y en número de creyentes.

        Esta primitiva Iglesia de Jerusalén, bajo el amparo de Pedro, tenía un mismo sentir y lo compartía todo en común, haciendo grandes prodigios y convirtiendo muchas almas en medio del pueblo.

        Pedro, una vez que esta Iglesia estuvo bien fortalecida, salió a fundar nuevas iglesias por todo Israel, llevando el evangelio por primera vez a un gentil, llamado Cornelio, de la corte romana de Cesárea.

e) Viajes de San Pablo

        La Iglesia pasó a tener en la ciudad siria de Antioquía el mayor número de seguidores de Jesús, tanto que allí comenzaron a llamárseles cristianos. Fue también en Antioquía donde surgió la vocación de Saulo, un antiguo perseguidor de los creyentes.

        Saulo, derribado por Dios en su camino a Damasco, y bautizado con el nombre de Pablo, fue el escogido por Dios para llevar el evangelio a todo el mundo de la gentilidad. Así, hizo 3 grandes viajes misioneros en los que impregnó de cristianismo todo el Mediterráneo:

1º Asia Menor: Chipre, Tarso, Galacia, Éfeso, Laodicea, Colosas, Iconio, Troade;
2º Grecia: Filipos, Tesalónica, Atenas, Acaya, Corinto y las islas del Egeo;
3º Extremo occidental: Malta, Italia, Roma y quizás España.

        Escribió además San Pablo importantísimas cartas a todas las Iglesias por él fundadas: 1 y 2 Corintios, l y 2 Tesalonicenses, Colosenses, Filipenses, Efesios, Gálatas y Romanos… aparte de las que escribió a sus files colaboradores: 1 y 2 Timoteo, Tito… y al esclavo Filemón.

f) Iglesias apostólicas

        Fueron fundadas y consolidadas por los 3 grandes apóstoles:

        -San Juan, que partió con la virgen María hacia la ciudad de Éfeso, formando allí una ilustre generación de obispos y doctores del Asia Menor. Durante la persecución de Domiciano (94-98) fue desterrado a la isla de Patmos, donde escribió el Apocalipsis, dirigido a las 7 iglesias de Asia.

        -Santiago el Menor, que fue el encargado de quedarse a gobernar la Iglesia de Jerusalén. Allí trató temas delicados, como el de la circuncisión, y otras cuestiones del antiguo testamento.

        -Santiago el Mayor, que fue el designado para llevar el evangelio a Finisterre (España), pero una persecución de Herodes Agripa en Jerusalén el año 43 frustra sus proyectos.

        En cuanto al resto de apóstoles, destacaron:

-Andrés, que predicó en Capadocia, Galacia y Bitinia, donde murió crucificado,
-Bartolomé, que evangelizó Etiopía, y llevó el evangelio de Mateo a Arabia y Armenia,
-Mateo, que escribió el primer evangelio, en lengua aramea, para los judeocristianos, y predicó en Persia,
-Tomás, que predicó a los partos, siendo martirizado en la India y trasladadas sus reliquias a Edesa,
-Judas, que predicó en Siria, explicó la batalla de los cielos entre Lucifer y Miguel, y murió en Edesa,
-Felipe, que acompañó a San Juan a Éfeso, y desde allí predicó en toda la Frigia,
-Simón, que evangelizó Mesopotamia,
-Marcos, compañero de Pablo al principio, y que posteriormente fundó la Iglesia de Alejandría.

g) Apocalipsis de San Juan

        Fue la revelación que Jesucristo desveló a su discípulo Juan el año 98, cuando éste estuvo desterrado en la isla de Patmos. Revela el Apocalipsis lo que sucederá al final de los tiempos, y todo lo que hasta entonces está por venir.

        Tiene el Apocalipsis 3 partes:

        -Cartas a las 7 iglesias de Asia (1-4), en las que Éfeso, Esmirna, Sardes, Laodicea, Pérgamo, Tiatira y Filadelfia reciben las mismas consignas: "al que salga vencedor, Yo le daré la corona de la vida", lo dice "el alfa y la omega, el principio y el fin".

        -Lucha entre el bien y el mal (5-20), con los 7 sellos (etapas de la historia), los 4 jinetes (guerra, hambre, peste y muerte), el dragón y sus 2 bestias (el demonio, mundo y carne), la mujer vestida de sol (la Virgen)… todos ellos episodios de la batalla final que tendrá lugar en este mismo mundo, en su final.

        -La nueva Jerusalén (21-22), con los cielos nuevos y la tierra nueva, la 2ª venida del Hijo del hombre y el "maran atha" (ven, Señor Jesús), que describen la victoria final de Dios y la destrucción del mal, cerrando la revelación bíblica de Dios en la historia.

h) Iglesia de Roma

        A pesar de que el cristianismo ya florecía por todo el mundo conocido, gracias a los esfuerzos de los apóstoles, en la capital de Imperio y grandiosa Roma prendió de una manera especial, cautivando con gran fuerza el evangelio de Jesucristo a sus élites y militares.

        Lo que provocó que el emperador se viese menospreciado, y éste no tolerase sus ritos y ni siquiera existencia. Los cristianos tuvieron que reunirse secretamente, ser perseguidos en sus casas y echados a las fieras.

        Miles fueron los mártires que regaron con su sangre esta ejemplar Iglesia de Roma, destacando entre ellos los mismos Pedro y Pablo, que acudieron a ella el año 64 para fortalecer la fe de estos creyentes, en estos momentos críticos.

        La Iglesia de Roma llegó a convertirse con el tiempo en el centro de la Iglesia universal, siendo llamada por el resto como la primada en la caridad, por su ejemplo fraternal y martirial.

i) Persecuciones contra la Iglesia

        Las leyes del Imperio romano sí eran tolerantes con las distintas religiones. Sin embargo, las autoridades imperiales muy pronto comenzaron a perseguir a los cristianos. ¿Por qué razón?

        Las causas fueron principalmente dos:

-calumnias de ateísmo, debidas a que los cristianos rechazaban a los ídolos y se oponían a rendir culto al emperador como si fuese dios;
-paganismo romano, pues el Imperio veía al cristianismo como una amenaza al prestigio de sus falsos dioses, y los cristianos ponían en evidencia sus inmoralidades y costumbres decadentes (pan y circo).

        Otras causas ya de menor consistencia fueron: el odio de los filósofos de las antiguas mitologías, la agitación de los judíos para separar su causa de la causa cristiana...

        Destacaron sobre todo las persecuciones de:

        -Nerón (54-68). Fue de las más crueles y despiadadas. El motivo fue la falsa acusación a los cristianos del incendio de Roma. En esta persecución murieron los mismos Pedro y Pablo.

        -Domiciano (81-96). Prolongó la persecución de Nerón, desterrando a los obispos al exilio y extendiendo el derramamiento de sangre fuera de Roma, en el Asia Menor y Bitinia.

        -Trajano (98-117). No tuvo compasión de la ley existente contra los cristianos, y tampoco mitigó su cumplimiento. De hecho, mandó echar a las fieras a miles de fieles, y a los mismos obispos de Jerusalén y Antioquía.

        -Severo (193-211). Lanzó un edicto en el que prohibió bajo graves penas la extensión del cristianismo, tras el período de relativa paz de Adriano. Desorganizó numerosas escuelas de catequesis (como la célebre de Alejandría), y multiplicó los martirios en las regiones de África, las Galias y España.

        -Decio (249-251). Refinó el odio hacia los cristianos, cambiando de táctica en su intento de exterminar el cristianismo. No persiguió mediante la fuerza, sino mediante base jurídica. Así, exigió a todos los habitantes del Imperio adorar a los dioses paganos, sabiendo que los cristianos no lo iban a hacer, y teniendo así pretexto para juzgarlos y declararlos enemigos despreciables.

j) Tratado de Paz de Constantino

j.1) Batalla de Milvio-312

        Llegado ya el ocaso del emperador Galerio (305-311), y cuando ya el ejército imperial de Majencio dejaba mucho que desear en sanas costumbres, el joven general Constantino decidió dar un nuevo giro y alternativa a este imperio, que amenazaba corrosión. Así, tras la dura batalla del puente Milvio, Constantino entró victorioso en Roma.

j.2) Edicto de Milán-313

        Educado con bravas y nobles cualidades, inculcadas de madre cristiana (con el tiempo Santa Elena), Constantino dio consistencia el vasto imperio romano, fortificó sus fronteras y propagó la paz religiosa. En efecto, el año 313 y bajo excusa agradecer a Cristo su victoria en Milvio, lanzó Constantino el trascendental Edicto de Milán, por el que:

-se concedía, de ahí en adelante, la reparación a la Iglesia de todos los daños causados,
-se proponía al cristianismo como religión oficial del estado, junto al resto de religiones.

j.3) Florecimiento cristiano

        Constantino potenció las escuelas de catequesis y de Biblia, edificó numerosas iglesias y basílicas, multiplicó las obras caritativas y sociales, luchó contra los vicios y viejas costumbres, y se aseguró de que sus hijos amaran a Jesucristo y a la Iglesia. Finalmente, dividió el Imperio en dos, bajo dos bicefalias (Roma en Occidente y Constantinopla en Oriente), y en el lecho de su muerte pidió el bautismo. Sentó las bases para que, pocos años después, el emperador Teodosio promulgara al cristianismo como única religión oficial del estado.

k) Surgimiento de las herejías

        Tuvo su origen en la obcecación de los herejes, miembros de la Iglesia que, en su afán de querer aclarar los misterios de la fe más allá de lo alcanzable, acabaron en doctrinas erróneas y al margen del evangelio.

        Fueron desarrolladas por los herejes:

-Arrio, sacerdote de Alejandría que enseñó que Jesucristo era un hombre extraordinario, pero no verdadero Dios como el Padre;
-Nestorio, patriarca de Constantinopla que enseñó que la Virgen María era solamente madre de Jesús, pero no madre de Dios;
-Eutiques, que en su afán de luchar contra Nestorio, se va al extremo contrario, diciendo que Jesús era solamente Dios, pero no hombre.

l) Los padres de la Iglesia

        Fueron hombres eminentes que defendieron la doctrina cristiana con gran sabiduría, ante los errores y confusiones que había provocado los herejes.

        Fueron los padres de la Iglesia, entre los que destacaron:

        -Tertuliano. Nacido en Cartago el año 150 y licenciado en abogacía en Roma. Defendió al cristianismo de todas las calumnias de los paganos, con un ardor aplastante y una elocuencia inaudita. Inventó los estudios teológicos, formuló la doctrina trinitaria y aportó a la Iglesia intuiciones hoy en día insuperables;

        -Orígenes. Nacido en Alejandría el año 185 y fundador de la famosa escuela catequética de su ciudad. Profundizó los estudios bíblicos mediante el método alegórico, recopiló todas las experiencias de oración de los padres del desierto, y formuló por 1ª vez una filosofía cristiana;

        -San Ambrosio. Arzobispo de Milán el año 374 y consejero del emperador Teodosio. Introdujo la liturgia y sacramentología en la Iglesia, solucionando todas las cuestiones pastorales sin olvidar la caridad para con los fieles. Frenó también en seco las iglesias no petrinas (o cismáticas), mediante sus instrucciones al mismo emperador. 

        -San Agustín. Nacido en Tagaste el año 354 y licenciado en Retórica en Cartago. Aprendió del anterior a dejar una juventud alocada (de juergas y pasiones) por los libros y la entrega a Dios, convirtiéndose a los 29 años en catedrático de Retórica en Milán, y en la mayor fuente de inspiración para el mundo del pensamiento. Profetizó también la caída del Imperio romano, en su libro Ciudad de Dios.

m) Solución de los concilios

        Fueron asambleas formadas por todos los obispos y doctores del mundo, y presididas por el papa, en un intento por solventar las cuestiones de la doctrina católica. En cada caso solucionaron la herejía pertinente, y fueron componiendo paulatinamente el catecismo católico.

        Destacaron los concilios ecuménicos de:

        -Concilio de Nicea-325, que enseñó que Jesucristo era Dios verdadero, igual al Padre, zanjando así la crisis creada por Arrio en todo el norte de África y España;

        -Concilio de Constantinopla-381, que decretó que Jesucristo era hombre verdadero, aparte de ser también Dios verdadero, solucionando así la crisis originada por Eutiques entre todos los filósofos;

        -Concilio de Éfeso-431, que definió que la Virgen María era madre de Dios, madre de Jesucristo y madre nuestra, zanjando así la crisis creada por Nestorio en toda la Iglesia oriental;

        -Concilio de Calcedonia-451, que explicó todo lo anterior, resumiéndolo en un credo que definía que Jesucristo tenía:

-2 naturalezas (1 humana y 1 divina),
-1 persona (divina),
-1 inteligencia y 1 voluntad (humano-divina).

n) Arte paleocristiano

        Reunió las distintas formas y manifestaciones cristianas, en orden a manifestar públicamente la fe. Abarcó 3 realidades:

        -catacumbas, que sirvieron para enterrar subterráneamente a los cristianos que iban muriendo en las persecuciones imperiales;

        -basílicas, que sustituyeron a las casas o iglesias domésticas del siglo I, y dieron grandiosidad al culto cristiano y a las reuniones de la comunidad. Destacaron: San Pedro del Vaticano, San Pablo Extramuros, San Juan de Letrán y Santa María la Mayor;

        -otros tipos de templos, dedicados tanto a la memoria de los mártires (martyria) cuanto a la celebración de los sacramentos (baptisteria).

        El primer edificio cristiano fue construido por los caldeos en Rihab (Jordania), huyendo de la Persecución de Jerusalén-34 d.C; la primera liturgia fue desarrollada por los melquitas en Damasco (Siria), fruto de su Didaché Apostólica-48 d.C; la primera gran biblioteca episcopal fue organizada por los coptos en Alejandría (Bajo Egipto), tras la Enseñanza de Marcos-59 d.C; y las primeras escrituras cristianas fueron las inventadas por los meroítas en Meroe (Sudán), los nubios en Kush (Nubia), los maronitas en Garshuni (Líbano), los coptos en Nag Hammadi (Alto Egipto) y los armenios en Vagharshapat (Armenia).

.

CATECISMO JUVENIL MERCABÁ

.

 Act: 01/01/20   @catecismo juvenil           E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A