Ley


Código de Hammurabi, de 1.750 a.C, primer conjunto de leyes humanas

Murcia, 1 octubre 2019
Equipo de Biblia de Mercabá

        En la vida de las personas, vemos que todas las cosas tienen una finalidad y una utilidad, y que todo precisa un orden adecuado para su mejor funcionamiento. Todo por dentro, por fuera, y para que mejor convenga, requiere unos mecanismos que podemos llamar ley.

        La ley es el conjunto de mecanismos que permiten un mejor funcionamiento de todas las cosas. Para que algo sea ley, debe reunir ese algo 3 reglas o grados de preceptos:

-preceptos primarios. Tiene que ser universalísima y evidente para todos (como "no hagas a otros lo que no quieras para ti");
-preceptos secundarios. Tiene que ser conocida casi sin esfuerzo de nadie (como "hay que dar a cada uno lo que es suyo");
-principios remotos. Debe sacar conclusiones, obtenidas de los casos anteriores, y fruto del razonamiento (como "es malvado el uso de la venganza").

a) Ley eterna

        Es la ordenación del universo que Dios estableció cuando creó el mundo. La ley eterna:

-pertenece a Dios,
-decide el destino del universo y el orden de todas las cosas,
-no cambia nunca.

        Un ejemplo lo tenemos el gigantesco y perfectísimo funcionamiento de todos los astros. Con más de 200.000 billones de estrellas conocidas… todo guarda su equilibrio, velocidad, gravedad, sin precipitarse ni caer en la confusión.

b) Ley natural

        Aparte de la ley que Dios dio a todo el universo, también quiso Dios dar a cada cosa particular sus propias reglas de funcionamiento. Estas reglas interiores de cada cosa natural se llama ley natural, y son invisibles, están escritas en el corazón de cada criatura natural, y se manifiestan por fuera en que siempre siguen unas mismas pautas.

        La ley natural:

-pertenece a la naturaleza,
-decide lo que se puede hacer o no,
-no cambia nunca
.

        Un ejemplo lo tenemos en el curso de los ríos, que nadie sabe por qué pero siempre sigue y seguirá su cauce, o en el nacimiento de las personas, que siempre lo hacemos con 2 brazos, 2 ojos, 2 pies...

c) Leyes humanas

        Son las que han sido promulgadas por la legítima autoridad, en orden al bien común. La legítima autoridad tiene que ser elegida democráticamente, y no excederse de sus competencias. Y el bien común tiene que ser fruto del razonamiento, y no del capricho personal.

        Las leyes humanas:

-pertenecen a los gobiernos,
-deciden lo que es razonable o no,
-pueden y deben cambiar con el tiempo
.

        Un ejemplo le tenemos en las señales de circulación. Hoy un gobernante pone el stop aquí, pero mañana otro distinto lo puede poner allá.

        Todas las leyes humanas tienen que ser respetadas y obedecidas. Sólo existen dos casos de incumplimiento:

-la objeción de conciencia. Sólo en el caso de que violen mi intimidad privada o religiosa.
-la insumisión. Sólo si atenta contra la ley natural o eterna
.

d) Ley cristiana

        Consiste en el decálogo que Dios dictó a Moisés, que se ha ido perfeccionando sucesivamente en la revelación, y que culminó con la venida de Cristo al mundo y su doble mandamiento del amor.

        La ley cristiana:

-pertenece a Jesucristo,
-decide lo que está bien y lo que está mal,
-es aplicada por la Iglesia
.

        Los 10 mandamientos son el núcleo de la ley cristiana. Fueron dictados por Dios, ninguna autoridad y nunca los podrá modificar, y la Iglesia es la encargada de custodiarlos, explicarlos y actualizarlos.

.

CATECISMO JUVENIL MERCABÁ

.

 Act: 01/10/19   @catecismo juvenil           E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A