CLUB DE AMIGOS DE MERCABÁ

Por la Colaboradora de Mercabá

ESCUELA DE JÓVENES CRISTIANOS

Noviembre 2020

Apartado 210, 30500 MOLINA DE SEGURA, Murcia, España

.

.

MEDITACIÓN DURANTE LA GUERRA

«La Virgen está pálida y mira al niño. Lo que debe pintarse en su rostro es una asombrosa ansiedad que sólo una vez se ha dado en un ser humano. Porque Cristo es su hijo, la carne de su carne y el fruto de su vientre. Ella lo ha llevado nueve meses y le dará el pecho y su leche se convertirá en la sangre de Dios.

Y a veces, la tentación es tan fuerte que olvida que él es Dios. Ella lo abraza y le dice: ¡mi niño! Pero en otras ocasiones, ella se siente completamente cohibida y piensa: "Dios está allí". Y siente un horror religioso por este Dios mudo, por este niño aterrador. Pues todas las madres se detienen a veces frente a ese fragmento rebelde de su carne, que es su hijo, y se sienten en exilio ante esa nueva vida que se hizo con sus vidas y que viven de pensamientos ajenos a ellas.

Pero ningún niño ha sido ejecutado más cruelmente y más rápidamente arrancado de su madre, ya que él es Dios y excede en todo sentido lo que ella pueda imaginarse. Y es una prueba difícil para una madre avergonzarse de sí misma y de su condición humana frente a su hijo. Pero yo pienso que también hay otros momentos, breves y resbaladizos, donde ella siente al mismo tiempo que Cristo es su hijo, su pequeño, y que él es Dios. Ella lo mira y piensa: "Este Dios es mi hijo, esta carne divina es mi carne, está hecha de mí, tiene mis ojos y la forma de su boca es la mía. Él es Dios y se parece a mí".

Y ninguna mujer ha tenido a su Dios solo para ella. Un Dios muy pequeño que puede ser abrazado y besado, un Dios cálido que sonríe y respira, un Dios que puede ser tocado y que vive. Es en esos momentos que yo pintaría a María, si fuera pintor, y trataría de darle el aire de tierno atrevimiento y timidez con el que avanza el dedo para tocar la piel suave de este niño-Dios, cuyo cálido peso siente sobre sus rodillas y le sonríe»

Jean Paul Sartre, filósofo ateo

.

«Dios es el único gobernante del mundo. Gobierna como monarca, pero no como déspota; pues quiere que se cumplan sus mandamientos por amor y no por miedo servil. Como un padre, ordena lo que es bueno para nosotros, y no ordena por mera arbitrariedad, como un tirano. Dios, incluso, nos exige que reflexionemos sobre la razón de sus mandamientos, e insiste en que los observemos, porque primero quiere hacernos dignos de felicidad y luego participar en ella. La voluntad de Dios es la benevolencia, y su propósito es lo mejor»

* INMANUEL KANT, filósofo alemán

.

«La física me llena de asombro, y me acerca a Dios. Cada vez que un alumno viene a mí con un proyecto científico, sólo le hago una pregunta: ¿Te acercará a Dios?»

ISIDOR ISAAC RABI
Premio Nobel de Física

«En el fondo de mi corazón sólo tu nombre y tu cruz, Señor, relumbran en todo momento, y por eso me siento dichoso»

JUAN SEBASTIÁN BACH
Músico barroco

«Los seres creados derivan sus perfecciones de la influencia de Dios, mientras que sus imperfecciones provienen de su propia naturaleza, incapaz de estar sin límites. Es en esto en lo que difieren de Dios»

GOTTFRIED LEIBNIZ
Padre de la Matemática moderna

«Si todos los hombres necesitan el evangelio, si Cristo nos ha mandado predicar el evangelio a toda criatura, es sin duda nuestro deber dar a todas las personas de nuestra generación la oportunidad de escuchar el evangelio»

JOHN MOTT
Premio Nobel de la Paz

«Debes dejarte llevar, y no resistirte. Dios existe en tu destino tanto como él lo hace en estas montañas y en ese lago. Es difícil entender esto, pues el hombre se está alejando cada vez más de la naturaleza, de Dios y de sí mismo»

HERMANN HESSE
Premio Nobel de Literatura

«Creo en Dios y esa fe me ha ayudado mucho a mantener mi equilibrio personal. Basta que sea cristiana y practicante para que eso cree confusión a quien piensa que un músico ha de ser necesariamente ateo»

AMY GRANT
Premio Grammy
de Música

.

DÍA DE LA CORONACIÓN

Sobre el mar que le da su brazo al río
de mi país, te nombran capitana
de los mares, la voz de la mañana
y la sirena azul de mi navío.

Los faros verdes pasan su diana
por el quieto arenal del playerío.
Del fondo del  mar, el vocerío
sube en tu honor, al tin-tan de una campana.

¡Campanita de iglesia submarina,
quién te tañera y bajo ti ayudara
una misa a la Virgen del Carmelo,
ya generala y sol de la marina!

La cúpula del mar, como tiara,
y como nimbo la ilusión del cielo.

Rafael Alberti, poeta comunista

La Inmaculada,
de Leandro Fernández

.

-¿Eres feliz en tu matrimonio, Juli?

-Regular.

-Pero ¡si decía que te iba a hacer una reina!

-Pues se habrá hecho republicano.

-Profe, no tengo goma.

-¡Pues la pintas!

-Y si me sale mal, ¿con qué la borro?

-¿Escribiste ya a los reyes magos?

-Sí, papá.

-¿Y qué les has pedido?

-Que una vez al año no es suficiente.

.

 Act: 01/11/20    @club de amigos        E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A