Paso 13 de Santidad

LA SANTIFICACIÓN, I

Escuela Jóvenes Cristianos
Molina de Segura, 16 agosto 2021

escritura

1. Hombres santos seréis para mí (Ex 22, 30).
2. Él nos eligió, antes de la creación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, por el amor (Ef 1, 4).
3. Ésta es la voluntad de Dios: vuestra santificación (1Tes 4, 3).
4. Así como el que os ha llamado es santo, así también vosotros sed santos en toda vuestra conducta (1Pe 1, 15-16).
5. Sed santos porque yo, el Señor vuestro Dios, soy santo (Lev 19, 2).
6. No nos llamó Dios a la impureza sino a la santidad (Col 4, 7).

magisterio

7. La vocación a la santidad, a la que todos estamos llamados por Dios, no es algo que se realiza de una vez para siempre, sino a lo largo de toda la vida: si no se crece, se pierde; si no aumenta, disminuye (JUAN PABLO II, 24-2-1990).
8. La dignidad de los laicos se revela en plenitud cuando consideramos esa primera y fundamental vocación que el Padre dirige a todos ellos en Jesucristo por medio del Espíritu: la vocación a la santidad (JUAN PABLO II, 30-1-1989).
9. La santidad es un don que nos hace participar de la misma vida de Dios por medio de Cristo, en la comunión del Espíritu (JUAN PABLO II, 18-2-1990).
10. La santidad es para los discípulos de Cristo, además de don, una tarea a realizar en la vida de cada día (JUAN PABLO II, 18-2-1990).
11. Los santos y las santas han sido siempre fuente y origen de renovación en las circunstancias más difíciles de toda la historia de la Iglesia. Hoy tenemos una gran necesidad de santos (JUAN PABLO II, 30-1-1989).
12. Todos están llamados a la santidad (VATICANO II, LG, 39).
13. La confesión frecuente sigue siendo una fuente privilegiada de santidad, de paz y de alegría (PABLO VI, GD).
14. Sólo la gracia conduce a la santidad (JUAN PABLO II, 22-1-1987).
15. Jesucristo, encarnación viva de la santidad (JUAN PABLO II, 23-7-1988).
16. La vocación a la santidad tiene el primado sobre toda otra, porque de la generosidad de la respuesta a tal vocación dependen la autenticidad y la abundancia de los frutos que cada uno está llamado a dar en la viña del Señor (JUAN PABLO II, 4-10-1987).
17. No se nace santo: uno se hace santo mediante un fatigado y metódico camino de conversión, penitencia y purificación (JUAN PABLO II, 27-9-1987).
18. Nuestra tarea es guiar a nuestro pueblo a la santidad, especialmente por la gracia de la eucaristía y de la vida sacramental (JUAN PABLO II, 16-9-1987).
19. La santidad es unión del hombre con Dios (JUAN PABLO II, 16-10-1987).
20. La santidad de la familia es el camino real y el recorrido obligado para construir una sociedad nueva y mejor, para volver a dar esperanza en el futuro a un mundo sobre el que pesan tantas amenazas (JUAN PABLO II, 27-12-1987).
21. Habrá santos entre los niños (PÍO X).

tradición

22. Sólo son originales los genios y los santos (Sierva DELIA AGOSTINI).
23. Quien no tenga este deseo de santificarse, pídalo a Dios y se lo dará (San ALFONSO Mª LIGORIO).
24. He notado dos cosas en la vida de todos los santos: la devoción a la Santísima Virgen y al Santísimo Sacramento (San JUAN BERCHMANS).
25. Tu santificación personal debe ser tu principal ocupación (San MAXIMILIANO KOLBE).
26. Puedo ser santa sin ir al convento (Beata PIERINA MOROSINI).
27. De Dios viene la fuerza para vivir santamente (San CIPRIANO).
28. En el camino de la santidad, andar es aprovechar (San BERNARDO).
29. La santidad es buscar cruz y no consuelos de Dios (San JUAN DE ÁVILA).
30. Incluso los que no creen sienten una necesidad de santidad tal, que corren allí donde la advierten (Santo CURA DE ARS).
31. Comprendí que para ser santa era preciso padecer mucho, aspirar siempre a lo más perfecto y olvidarme de mí misma (Santa TERESA DE LISIEUX).
32. Las vidas de los santos son el evangelio puesto en práctica (San ANTONIO Mª CLARET).
33. Sólo los santos podrán regenerar el mundo, trabajar eficazmente en la conversión de los pecadores y por la gloria de Dios (Beato ANTONIO CHEVRIER).
34. Los santos nos enseñaron a vivir (San BERNARDO).
35. Quiero hacerme santo sin espera alguna (San JUAN BERCHMANS).
36. Dios ha hecho el mundo y lo trastorna únicamente para hacer santos, sólo para eso (Santa TERESA SOUBIRÁN).
37. Para santificarse no basta un simple deseo, sino que se precisa deseo vehemente (San ALFONSO Mª LIGORIO).
38. Quien ama poco la santidad, halla estrecho su camino; quien la ama ardientemente, halla el camino espacioso (San AGUSTÍN).
39. Guardad siempre el decoro de proceder santamente para conservaros en olor de buena fama (Santa CLARA).
40. La santificación es imitar a Jesús (San MAXIMILIANO KOLBE).
41. Despreciar a los santos y tenerlos por engañados en cosas para la salvación, es blasfemar del Señor (San JUAN DE ÁVILA).
42. Hallaréis vuestras luces sobre la ciencia de la santidad en el trabajo antes que en los libros (San JUAN CLÍMACO).
43. La meditación de la pasión y muerte de Jesucristo es un medio eficacísimo de alcanzar gran santidad (San PABLO DE LA CRUZ).
44. La santidad verdadera es compadecerse de los pecados ajenos, y la falsa, indignarse contra ellos (San GREGORIO NACIANZENO).
45. En la obediencia al confesor, el alma encuentra y practica la verdadera santidad (San ALFONSO Mª LIGORIO).
46. Sé constante, no niegues nada a Dios, y pronto notarás los efectos de esa felicidad tuya (Beato FRANCISCO GÁRATE).
47. El Corazón de Jesús es la fuente feliz de la vida, en donde todos los santos bebieron (San LUIS Mª GRIGNION).
48. ¡Qué excelente cátedra es la del cementerio, para aprender la ciencia de los santos! (San ALFONSO Mª LIGORIO).
49. Si uno no está muy adelantado en santidad, no puede trabajar en la salvación del prójimo sin daño propio (San LORENZO JUSTINIANO).
50. Dios quiere que los santos se comuniquen unos a otros la gracia mediante la oración (Santa TERESA DE LISIEUX).
51. Ser santo es hacer la voluntad de Dios y hacerla alegremente (San FRANCISCO DE SALES).
52. A los santos les está preparado un gran premio en el cielo (Santo DOMINGO SAVIO).
53. Le lectura de las vidas de los santos, impresas o manuscritas, me sirve de gran ayuda; son mis libros predilectos porque como ellos han vivido, así debemos vivir nosotros (San JUAN BERCHMANS).
54. No hay cosa más santa en esta vida que cooperar con Dios a la salvación de las almas (San JUAN BOSCO).

reflexión

Invoca al Espíritu Santo
Lee en silencio y medita todas las citas
Frase elegida número:    ¿Por qué?
¿Quiero yo ser santo? ¿Quiero yo santificar a los demás?
¿Qué necesito para empezar a santificar, seriamente, mi vida?
Medita la 14. ¿Me preocupo de vivir en gracia?
Medita la 45. ¿Tengo confesor? ¿le obedezco?
Lee la 53. ¿He leído la vida de algún santo? ¿Qué me parece?
El compromiso concreto que hoy debo hacer es:
Finalizar con oración de petición y acción de gracias al Señor