La Iglesia ha de tratar los problemas de las personas

Nairobi,.5.diciembre.2022
Arzob.
.Philip.Anyolo,.primado.de.Kenya

          Queridos hermanos, hemos escuchado un extracto del evangelio de Mateo que decía "bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios" (Mt 5, 9). Mientras nos reunimos aquí para celebrar este día como hijos e hijas de Dios, en la gran familia de la Arquidiócesis de Nairobi, recémosle para que podamos llevarnos bien y estar de acuerdo en vivir juntos, como una familia que se construye sobre la base de la fe, la unidad, la paz y la fraternidad.

          Hoy celebramos con alegría el Día de la Familia de la arquidiócesis, reconociendo que los cristianos pertenecemos a una familia muy especial: la familia de Dios, que es la familia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Como familia de Dios, todos somos uno en Cristo, y su misma vida de gracia corre por nuestras arterias y venas espirituales. Así que enriquezcámonos mutuamente como hijos de Dios.

          Manejemos los asuntos, pues, desde este nivel familiar, y discutamos también en familia los asuntos de la nación, sobre todo los que reflejen los conflictos que se viven a nivel familiar. Es necesario que superemos las diferencias demográficas que existen entre nosotros, porque éstas podrían ser precursoras de odios, hostilidades y divisiones. Así que superemos las divisiones humanas, porque entre los cristianos no hay judío ni griego, ni luo ni kikuyu, ni luhya ni kalenjin, ni esclavo ni amo, ni hombre ni mujer. Todos somos de Dios.

          La Iglesia es muy activa para tratar los problemas y unir a las personas. Desde febrero hemos estado sensibilizando al público para que se lleven a cabo unas elecciones pacíficas. Ahora que las elecciones ya están aquí, animemos a la gente a ir a votar, porque es su derecho. Pero recemos para que salga un líder temeroso de Dios, porque eso será lo que unirá al país. Insto a todos a ejercer un buen juicio a la hora de emitir el voto.

          Es necesario mantener la cohesión social, independientemente del resultado electoral. Y ser tolerantes con las personas de puntos de vista opuestos. Comportémonos de manera civilizada, independientemente del resultado. Y reconozcamos que aunque haya vencedores y perdedores, todos somos keniatas. Es nuestro deber cuidar de nuestra nación, y es deber de los ganadores cumplir las promesas que hicieron a los keniatas. Todos nos necesitamos, unos a otros. Por tanto, que nadie ataque a un vecino por los resultados electorales, y mantengamos el orden establecido después que se anuncien los resultados.

          Nos hemos reunido aquí, en los terrenos de St. Mary's Msongari, feligreses católicos de las 114 parroquias y 14 decanatos que conforman la arquidiócesis de Nairobi. Y todos hablamos un mismo lenguaje: el lenguaje de la paz y la armonía, unánimes con San Francisco de Asís: "Señor, haz de mí un instrumento de tu paz".

          Es importante que los jóvenes tengan en cuenta que sus acciones de hoy tendrán un impacto en el día de mañana, y que son responsables de adquirir una buena formación y poder conseguir un buen trabajo el día de mañana. Sed todos una buena influencia para vuestros compañeros y vecinos, en lugar de dejar que sean ellos los que te lleven a hacer el mal.

.

  Act: 05/12/22         @primados de la iglesia            E D I T O R I A L    M E R C A B A     M U R C I A