Testimonio, 19 enero 2020

«En mi pobreza y miseria, yo desearía llegar a ser el servidor de María. Como un instrumento dócil en las manos del Dios excelso, así desearía yo estar sujeto a la Virgen María. Concédemelo, Jesús, Dios e Hijo del hombre; dámelo, Señor de todas las cosas; otórgame esta gracia, Dios humillado en la carne. Permíteme, Señor, creer en el alumbramiento virginal de María, y estar lleno de fe en tu encarnación; y al hablar de la maternidad virginal, tener la palabra embebida de tu alabanza»

SAN ILDEFONSO DE TOLEDO, padre de la Iglesia

 Act: 19/01/20   @testimonios de fe          E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A